Ejército de EE. UU. recupera “principales sensores” y dispositivos electrónicos del globo espía chino

Por Nathan Worcester
14 de Febrero de 2023 9:20 AM Actualizado: 14 de Febrero de 2023 9:25 AM

Funcionarios estadounidenses dijeron que recuperaron componentes electrónicos clave del globo espía chino derribado el 4 de febrero frente a la costa este del país por las fuerzas armadas de Estados Unidos, incluidos los sensores que se cree que se utilizaron para recopilar la inteligencia.

“Las cuadrillas han podido recuperar escombros significativos del sitio, incluidos todos los sensores prioritarios y las piezas electrónicas identificables, así como grandes secciones de la estructura”, dijo el Comando Norte de Estados Unidos a través de una declaración.

El globo maniobrable fue derribado por aviones estadounidenses a principios de este mes después de ingresar al espacio aéreo del país sin previo aviso y se le permitiera atravesar Estados Unidos hasta la costa atlántica, según funcionarios de defensa.

La Armada de Estados Unidos y el personal de la Guardia Costera luego pasó días en el mar recuperando partes del globo y otros desechos para su posterior análisis.

Marineros intentan recuperar un globo de vigilancia de gran altitud frente a la costa de Myrtle Beach, Carolina del Sur, el 5 de febrero de 2023. (Foto de la Marina de los EE.UU. por el Especialista en Comunicación de Masas de 1ª Clase Tyler Thompson)

Beijing insiste en que el globo, que sobrevoló estructuras militares sensibles, era simplemente un globo meteorológico civil que se había desviado debido a problemas relacionados con el clima.

Un globo usado para espiar, dice Washington

Washington indicó que probablemente el globo era un sofisticado vehículo de espionaje a gran altura que realizaba vigilancia sobre puntos de mira militares sensibles de Estados Unidos, incluidas las bases nucleares en Montana, el Comando Estratégico de EE. UU. (STRATCOM) y una base que alberga bombarderos nucleares de Missouri.

El espionaje es una vigilancia sin la debida autorización.

Los funcionarios estadounidenses, desde entonces, han compartido inteligencia con otros países democráticos liberales aliados sobre el programa de vigilancia aérea de China, que dicen que se ha dirigido a al menos 40 naciones en los cinco continentes.

El partido comunista gobernante de China ha estado desarrollando globos para diversos fines militares en los últimos años y los funcionarios, citando un portal oficial de adquisiciones para el ejército de China, dijeron que confían en que el globo derribado tiene una relación directa con el ejército de China, el que sería un proveedor aprobado por el Ejército Popular de Liberación (EPL).

Según una declaración de un alto funcionario del Departamento de Estado, el globo estaba equipado con equipos de alta tecnología y “múltiples antenas”, así como otros equipos que eran “claramente para vigilancia de inteligencia” y “probablemente capaces de recopilar y geolocalizar comunicaciones”.

El presunto globo espía chino. (EFE/EPA/NELL REDMOND)

Desde que el globo fue derribado a seis millas de la costa de Carolina del Sur, las fuerzas armadas estadounidenses han derribado en los últimos días otros tres objetos voladores no identificados más pequeños, uno sobre Alaska, uno sobre el territorio canadiense de Yukón y otro sobre el lago Huron, Michigan, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, las autoridades aún no han identificado el origen de esos objetos ni su función. La subsecretaria de Defensa para la Defensa Nacional y Asuntos Hemisféricos, Melissa Dalton, dijo a los periodistas el 12 de febrero que varios países o empresas suelen utilizar varios objetos de gran altitud para realizar investigaciones legítimas.

Beijing responde que Estados Unidos envió globos a China

El aumento en la cantidad de objetos de gran altitud detectados recientemente en el espacio aéreo de EE. UU. se debe, en parte, a que el gobierno mejoró sus sistemas de radar, dijo Dalton.

“A la luz del globo de la República Popular China que derribamos el sábado pasado, hemos estado examinando más de cerca nuestro espacio aéreo a estas altitudes, incluso mejorando nuestro radar, lo que puede explicar, al menos en parte, el aumento de objetos que detectamos en la semana pasada”.

Tras el derribo del globo, Estados Unidos impuso restricciones económicas a seis entidades chinas que, según dijo, han ayudado a los “programas aeroespaciales de Beijing, incluyendo dirigibles y globos y materiales y componentes relacionados”.

Bajo esas restricciones, las empresas no podrán vender productos y tecnologías a las empresas sin obtener primero la aprobación del gobierno.

Las empresas incluidas en la lista negra son: Beijing Nanjiang Aerospace Technology; Instituto de Investigación 48 de China Electronics Technology Group Corp.; Tecnología de teledetección de Dongguan Lingkong; Eagles Men Aviation Science and Technology Group y su sucursal de Shanxi; Grupo de Ciencia y Tecnología de la Aviación de Shanxi Eagles Men; y Guangzhou Tian-Hai-Xiang Aviation Technology.

Por otra parte, en medio de tensiones cada vez más fuertes entre los camaradas de Beijing y los aliados de EE. UU., China afirmó el lunes que 10 globos de gran altura han volado sobre su territorio el año pasado sin su permiso.

Esa afirmación fue calificada de “falsa” por oficiales estadounidenses

Con información de Reuters contribuyó a este informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.