El abogado especial pide a la Corte Suprema decidir sobre la defensa de inmunidad presidencial de Trump

Los fiscales se aferran a una fecha de juicio para el 4 de marzo de 2024, un día antes de las elecciones primarias del Supermartes.

Por Catherine Yang
11 de Diciembre de 2023 5:15 PM Actualizado: 11 de Diciembre de 2023 5:15 PM

La oficina del abogado especial se está adelantando a la apelación del expresidente Donald Trump de su caso ante la Corte Suprema de Estados Unidos mediante la petición al alto tribunal de un writ certiorari antes del juicio – una regla inmediata – de si el ex presidente puede confiar en su defensa de inmunidad presidencial.

El abogado especial Jack Smith ha acusado al expresidente Trump de cuatro cargos en relación con sus acciones para impugnar los resultados de las elecciones de 2020; Trump ha presentado cuatro mociones para desestimar el caso. Varias fueron rechazadas por la juez de distrito Tanya Chutkan, y la defensa ha apelado la moción de desestimación basada en la inmunidad presidencial ante una corte federal de apelaciones.

Los fiscales preguntan a la Corte Suprema “si un expresidente es absolutamente inmune a la persecución federal por delitos cometidos mientras estaba en el cargo o está constitucionalmente protegido de la persecución federal cuando ha sido impugnado pero no condenado antes de que comience el proceso penal”.

El expresidente Trump había pedido a la corte de distrito que pausara los procedimientos pendientes de apelación, señalando que buscaría esa pausa en la corte de apelaciones si la corte de distrito no la concedía. De concederse en cualquiera de las dos instancias, la estrategia legal desbarataría sin duda el calendario del juicio.

Los fiscales piden ahora a la Corte Suprema que dicte sentencia antes de que el tribunal de apelaciones tome una decisión.

“Este caso presenta una cuestión fundamental en el corazón de nuestra democracia”, argumentó el equipo del abogado especial en la nueva presentación. “El tribunal de distrito rechazó las reclamaciones del demandado, reconociendo correctamente que los ex presidentes no están por encima de la ley y son responsables de sus violaciones de la ley penal federal mientras estaban en el cargo”.

Argumentan que la estrategia legal del expresidente Trump en la corte de apelaciones ahora pone en peligro la próxima fecha del juicio, el 4 de marzo de 2024.

“Es de imperativa importancia pública que las reclamaciones de inmunidad del demandado sean resueltas por esta Corte y que el juicio del demandado proceda tan pronto como sea posible si su reclamo de inmunidad es rechazado”, argumentaron los fiscales.

Afirmaron que el expresidente Trump está “profundamente equivocado” sobre la ley y solo la Corte Suprema puede “resolver definitivamente” las cuestiones en cuestión. Si la Corte concede la orden de certiorari antes del juicio, “puede proporcionar la resolución expedita que este caso merece.”

Fecha del juicio

El juicio del 4 de marzo, un día antes de las elecciones primarias republicanas del Supermartes en una docena de estados, sería el primero de los cuatro casos penales contra el expresidente Trump.

El 45º presidente, que se ha declarado inocente de 91 cargos penales, también se enfrentaba a una fecha de juicio en mayo en un caso penal federal en el Distrito Sur de Florida, que es casi seguro que se va a posponer ya que el juez va a volver a revisar el calendario del juicio en enero.

En Georgia, los fiscales han presionado para que el juicio comience en agosto de 2024, lo que el abogado del expresidente Trump ha argumentado que cae demasiado cerca de las elecciones generales, probablemente poniendo a los miembros del jurado en la posición de votar a favor o en contra de él mientras intentan juzgar el caso objetivamente.

El presidente Trump también se enfrenta a cargos penales en Manhattan; los fiscales originalmente fijaron la fecha del juicio para marzo de 2024, pero la corte está dispuesta a posponer el caso en torno a los calendarios de estos otros casos penales.

Además de eso, el expresidente Trump se enfrenta a varias demandas civiles, una con juicio en curso en Nueva York y otras dos que irán a juicio a mediados de enero.

¿Inmunidad presidencial?

El 1 de diciembre, una corte federal de apelaciones dictaminó que la inmunidad presidencial no protege al expresidente Trump de demandas sobre el 6 de enero de 2021, aunque señaló que la corte ciertamente no sería la autoridad final sobre el tema.

Smith había sido nombrado abogado especial sobre cuestiones relacionadas con el 6 de enero de 2021, en noviembre pasado, pocos días después de que el expresidente Trump anunciara su candidatura. Este verano, desveló la acusación contra el expresidente Trump alegando conspiración criminal en sus acciones para impugnar los resultados de 2020, vinculando gran parte del caso al 6 de enero.

El juez de circuito de Estados Unidos Sri Srinivasan había dictaminado que el expresidente Trump estaba actuando como candidato Trump en gran parte de lo que está siendo demandado, y que sus acciones no eran actos oficiales de un presidente.

“Cuando un presidente en ejercicio que se presenta a la reelección habla en un anuncio de campaña o al aceptar la nominación de su partido político en la convención del partido, normalmente habla sobre asuntos de interés público. Sin embargo, lo hace en calidad no oficial y privada de aspirante a un cargo, no en calidad oficial de titular de un cargo. Y las acciones tomadas en una capacidad no oficial no pueden calificar para la inmunidad de acto oficial”, escribió, rechazando una apelación presentada por el expresidente Trump, que también se enfrenta a demandas civiles relacionadas con el 6 de enero de 2021.

El juez agregó que el rechazo de la inmunidad presidencial en este caso asume la verdad en las acusaciones de los demandantes contra él, que tendrán que desarrollarse en la corte de distrito.

“Cuando estos casos avancen en la corte de distrito, [al presidente Trump] se le debe dar la oportunidad de desarrollar sus propios hechos sobre la cuestión de la inmunidad si desea demostrar que tomó las acciones alegadas en las quejas en su capacidad oficial como presidente y no en su capacidad no oficial como candidato”, escribió. “En el momento oportuno, puede solicitar un juicio sumario sobre su reclamación de inmunidad de acto oficial”.

La oficina del abogado especial argumenta que el expresidente Trump buscó “anular los resultados legítimos de las elecciones presidenciales de 2020 mediante el uso de afirmaciones falsas a sabiendas de fraude electoral”, y que conspiró con varias personas fuera del cargo para hacerlo.

Rechazaron la defensa de inmunidad presidencial del expresidente Trump argumentando que un expresidente no tiene la misma inmunidad, y si la tuvieran “sería más estrecha que la norma del ‘perímetro exterior'” que se concede a un presidente en ejercicio.

La defensa había argumentado que el expresidente Trump tiene un historial de tomarse en serio las acusaciones de fraude electoral, señalando varias investigaciones que aprobó mientras estaba en el cargo, y argumentó que el discurso sobre el fraude electoral durante el final de su mandato caía de lleno dentro de los deberes de un presidente. El abogado especial enmarca la situación de manera muy diferente, argumentando que el presidente Trump era consciente de haber perdido legítimamente las elecciones cuando hizo afirmaciones supuestamente falsas sobre fraude electoral y votos “robados”.

En la petición a la Corte Suprema, también argumentan que el expresidente Trump ha sido destituido por cuestiones similares, y la cláusula de destitución “socava” el argumento de la inmunidad.

El abogado especial ha argumentado, y la corte de distrito lo afirmó, que conceder al expresidente Trump inmunidad presidencial en este caso sería ponerlo “por encima de la ley”.

Si la Corte Suprema acepta dictar sentencia antes de que se pronuncie la corte de apelaciones, podría echar por tierra los planes del presidente Trump de paralizar el caso más allá de las elecciones generales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.