El activismo climático no es un pretexto para atacar al capitalismo, dice Boris Johnson

Por Alexander Zhang
23 de Septiembre de 2021
Actualizado: 23 de Septiembre de 2021

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el miércoles ante las Naciones Unidas que no estaba de acuerdo con los activistas medioambientales que utilizan el cambio climático como pretexto para atacar al capitalismo.

Dirigiéndose a la Asamblea General de la ONU, Johnson dijo: “No veo el movimiento verde como un pretexto para un ataque total al capitalismo. Ni mucho menos”.

Extinction Rebellion, un grupo activista por el clima impulsado por una ideología anticapitalista extrema, ha intentado en los últimos años unir a la gente a su causa provocando deliberadamente trastornos.

El grupo organizó manifestaciones prolongadas en abril y octubre de 2019 y en septiembre de 2020, cuando los manifestantes bloquearon entradas, detuvieron el tráfico, se pegaron a edificios y carreteras, desfiguraron una estatua del ex primer ministro Winston Churchill e interrumpieron la impresión de periódicos.

La ministra del Interior del Reino Unido, Priti Patel, describió al grupo como “los llamados eco-cruzados convertidos en delincuentes”, y la Policía Metropolitana de Londres dijo el mes pasado que se habían gastado más de 50 millones de libras (68 millones de dólares) en la vigilancia de las protestas de Extinction Rebellion desde 2019.

Hace unas semanas, varios activistas de Insulate Britain, otro grupo reivindicativo, cerraron partes de la M25 —la autopista más transitada del Reino Unido— cinco veces en poco más de una semana.

Pero Johnson sugirió que el mensaje anticapitalista de los activistas es erróneo, argumentando que el capitalismo y el libre mercado pueden en realidad ayudar a reducir las emisiones.

“Toda la experiencia de la pandemia de COVID es que la forma de solucionar el problema es a través de la ciencia y la innovación, los avances y la inversión que son posibles gracias al capitalismo y al libre mercado, y es a través de nuestra fe prometeica en la nueva tecnología verde que estamos reduciendo las emisiones en el Reino Unido”, dijo.

Para reducir las emisiones, la ONU ha instado a los países ricos a dejar de utilizar la energía del carbón antes de 2030, y el resto del mundo debe hacerlo antes de 2040.

Johnson dijo que se trata de un objetivo “ambicioso” pero que “la experiencia del Reino Unido demuestra que se puede hacer”.

“Cuando yo era un niño producíamos casi el 80 por ciento de nuestra electricidad a partir del carbón; ahora eso se ha reducido al 2 por ciento o menos y desaparecerá por completo en 2024”, dijo.

Johnson dijo el año pasado que el Reino Unido tiene “enormes rachas de viento” y que quería convertir el país en la “Arabia Saudí de la energía eólica”.

Pero hace unas semanas, el Reino Unido se vio obligado a poner en marcha una central eléctrica de carbón para garantizar el suministro de electricidad, ya que los bajos vientos impidieron que los parques eólicos del país generaran toda la energía que se esperaba que produjeran.

La central —West Burton A— es la única central de carbón que le queda a la empresa energética EDF. En marzo, la empresa anunció que había decidido desmantelar la central en septiembre de 2022.

En ese momento, EDF dijo que era “el momento adecuado” para tomar la decisión “en este año clave para el liderazgo del Reino Unido en materia de cambio climático”.

Lily Zhou contribuyó a la elaboración de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS