Controversia en Sao Paulo: el alcalde quiere dar ‘alimento para perros’ a los pobres

22 de Octubre de 2017 Actualizado: 22 de Octubre de 2017

El alcalde de Sao Paulo, está promoviendo la idea de que las bolitas de alimento disecado, que popularmente se conoce como ‘alimento para perros’, son la solución a la crisis de hambre del país.

Las bolitas, llamadas farinata, están hechas de restos de comida a punto de dejar de ser comestibles. El alcalde de Sao Paulo presentó farinata en una conferencia de prensa esperando una mayor aceptación.

Las varias formas de farinata se pueden comer de forma diferente. En algunos casos se pueden comer solas, y parecen palomitas de maíz. En otras variantes, se pueden agregar para suplementar comidas como fideos o pastel, según AFP.

Rosana Perrotti, una representante de Plataforma Sinergia, dice que convertir el alimento en farinata, extiende su vida útil en al menos dos años. También ayuda a los objetivos del alcalde de evitar el desperdicio de comida. La farinata ya había sido autorizada por el alcalde Joao Doria para dársela a los niños en algunas escuelas de la ciudad.

“Comenzando en octubre, comenzaremos a implementarlo gradualmente… ofrecérselo a la gente con hambre”, dijo Doria.

La idea de que tal extraña substancia se use para alimentar a la gente ha causado una conmoción. Las preocupaciones se basan en el potencial beneficio nutricional de las bolitas y en la falta de transparencia de su producción. El Consejo Regional sobre Nutrición está pidiendo más estudios a la farinata antes de que su consumo se vuelva masivo. El Consejo espera que el alcalde busque alternativas. Ellos dicen que la farinata apareció a pesar de los avances en recientes años en el campo de la seguridad alimentaria.

Los fiscales han abierto una investigación para saber más sobre el valor nutricional de la farinata.

“No es una acusación, pero es un procedimiento que tenemos que hacer para entender para qué son estas bolitas”, dijo a AP el fiscal Jose Carlos Bonilha. “Necesitamos que los forenses nos digan si esto tiene valor nutricional o no. Si no es ese el caso, iniciaremos un juicio”.

El alcalde espera que la discusión sobre la farinata se pueda mantener fuera de la política y que se considere objetivamente.

Un millón y medio de personas carecen de alimento suficiente en Sao Paulo y ese indicador se extiende a 7,2 millones de personas si se toma en cuenta todo Brasil, según un estudio de 2013 del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

“Cuando la ciudad presentó las bolitas, dijeron que era una buena práctica… pero nadie jamás pensó que remplazaría la comida”, dijo Vivian Zollar, portavoz del consejo.

Pero la compañía que produce farinata ya la ha distribuido a tres organizaciones humanitarias, y planea usarla para alimentar a venezolanos que huyeron a Brasil, como consecuencia de la continua caída del gobierno venezolano.

TE RECOMENDAMOS