El café de Starbucks en California debe tener advertencia sobre el cáncer, dice el juez

Por Jesús de León - La Gran Época
30 de Marzo de 2018 Actualizado: 30 de Marzo de 2018

Starbucks y otros vendedores de café tendrán que poner una advertencia en sus bebidas y demás productos vendidos en California alertando a los consumidores sobre la presencia de sustancias cancerígenas producidas durante el proceso de tostado; dictaminó un juez exponiendo a las empresas a pagar millones de dólares en multas.

El fallo del juez Elihu Berle, de la Corte Superior de Los Ángeles, corresponde a la resolución de una demanda interpuesta en 2010 por una organización sin fines de lucro contra unos 90 minoristas de café, entre ellos a: Starbucks, 7-Eleven y BP, por infringir una ley de California que requiere que las empresas informen a los clientes sobre la presencia de químicos y sustancias que podrían representar un riesgo para su salud o bienestar, según Reuters.

Uno de esos productos químicos perjudiciales es la acrilamida, un subproducto del tostado de granos de café que está presente en altos niveles en el café colado.

Actualmente, en los café que se venden en locales como Starbucks aparece esta advertencia en carteles dentro del local y no en los vasos o productos directamente, con referencias  a la propuesta 65 de ese Estado. La leyenda referida dice que los “químicos conocidos por el estado de California como causantes de cáncer, incluyendo acrilamida, están presentes en el café, cosas horneadas y otros alimentos y bebidas vendidos en este local”.

La acrilamida se produce de manera natural durante el proceso de tostado de los granos de café, según la Asociación Americana del Cáncer.

Los funcionarios de Dunkin’ Donuts, McDonald’s, Peet’s y otros grandes vendedores de café no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios, según Reuters.

Starbucks se negó a hacer comentarios remitiendo a los periodistas a una declaración de la Asociación Nacional del Café (NCA) que decía que la industria estaba considerando una apelación y otras acciones legales.

El gerente de producción Fernando Zapata tuesta semillas de café en Ciudad Bolívar, departamento de Antioquia, 400 km al noroeste de Bogotá, el 12 de junio de 2009. (Crédito de RODRIGO ARANGUA / AFP / Getty Images)

“Las etiquetas de advertencia sobre el cáncer en el café serían engañosas. Las propias directrices dietéticas del gobierno de EE. UU. establecen que el café puede ser parte de un estilo de vida saludable”, señaló la declaración de la NCA.

Starbucks y otros demandados tienen hasta el 10 de abril para presentar objeciones a la decisión.

Aunque los abogados de la defensa trataron de argumentar que los niveles de la acrilamida presentes en los productos de café son bajos e inocuos y que por ello no constituyen un peligro para los consumidores, el juez Berle decretó que las empresas no presentaron suficiente evidencia creíble que demostrara que la acrilamida en el café no representa un riesgo considerable.

“Mientras el demandante presentó pruebas de que el consumo de café aumenta el riesgo de perjuicios para fetos, infantes, menores y adultos, los expertos médicos y en epidemiología de los acusados testificaron que no tenían opinión sobre causalidad”, expuso el magistrado. “Los acusados no demostraron con evidencia preponderante que el consumo de café es benéfico para la salud humana”.

Sam Penix toma un sorbo de un café con leche en la cafetería Everyman Expresso el 31 de julio de 2012 en la sección Soho de Nueva York. (El crédito de la foto debe leer STAN HONDA / AFP / GettyImages)

La demanda fue presentada en 2010 por el Council for Education and Research on Toxics (CERT). Exige multas de hasta 2.500 dólares por persona expuesta a la sustancia química desde 2002 en California. Cualquier sanción civil que se decidirá en una tercera fase del juicio, podría ser enorme en California que tiene una población de casi 40 millones de habitantes.

Alrededor de una docena de los acusados en el caso, han llegado a un acuerdo en algún momento durante el largo proceso legal y han accedido a publicar advertencias, dijo el abogado de CERT, Raphael Metzger, según la CBC. Quedan alrededor de 50 acusados.

Entre los últimos en llegar a un acuerdo está 7-Eleven que acordó pagar 900.000 dólares. BP West Coast Products que opera en tiendas de conveniencia en estaciones de servicio, quien acordó pagar 675.000 dólares.

TE RECOMENDAMOS