El cambio climático es un “riesgo de primer orden” en el sistema financiero, dice experto

Por Marina Zhang
14 de Octubre de 2021
Actualizado: 14 de Octubre de 2021

El vicegobernador del Banco de la Reserva de Australia, Guy Debelle, afirmó el 14 de octubre que ahora el clima es un “riesgo de primer orden” para el sector financiero.

“La mayoría de las instituciones financieras australianas reconocen ahora el clima como un riesgo”, dijo Debelle durante la Conferencia de Inversión de CFA Australia.

También añadió que en los últimos años en Australia, los riesgos climáticos fueron cada vez más un tema de discusión con los inversionistas extranjeros.

Los riesgos climáticos pueden dividirse en riesgos físicos y riesgos de transición. Los riesgos físicos son las pérdidas directas derivadas de un acontecimiento climático, como la creciente incidencia de incendios forestales o inundaciones, y el cambio de los riesgos físicos tiene un impacto significativo en las carteras hipotecarias.

También existen los riesgos de transición, que son el resultado del cambio estructural de la economía debido a la evolución hacia emisiones más bajas. Los cambios en la economía debidos a la evolución de la demanda de los consumidores o a la modificación de las políticas energéticas también pueden dar lugar a un cambio en el valor de los activos de las empresas.

Debelle dijo que actualmente, si bien los efectos de los riesgos de transición en la economía australiana son pequeños, no lo son para la industria del carbón y para las regiones que actualmente dependen de esta.

Los inversionistas ajustarán sus carteras en respuesta a los riesgos climáticos mientras que ahora los gobiernos están aplicando las políticas de cero emisiones, añadió. La cartera es un conjunto de inversiones financieras como acciones, bonos, materias primas, efectivo y equivalentes del efectivo.

“Así que, independientemente de si pensamos que estos ajustes son apropiados o justos, están ocurriendo y tenemos que tenerlos en cuenta”, dijo Debelle.

También señaló que uno de los trabajos que realizan para controlar el riesgo climático es el desarrollo de taxonomías.

Las taxonomías son una forma de clasificación y pueden utilizarse en el sistema financiero para describir lo que es una actividad o un producto financiero “sostenible”. Esto permite a los inversores evaluar la sostenibilidad de los proyectos y productos.

Se están desarrollando varias taxonomías a nivel mundial, sobre todo en China y Europa. Sin embargo, Debelle advirtió que si bien “una taxonomía puede ser adecuada para orientar las decisiones de financiación sostenible en una región concreta”, puede producirse una mala evaluación financiera si se aplica a las decisiones de inversión globales.

No es la primera vez que se advierte a los inversionistas sobre los riesgos en torno a la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

Un informe publicado por Deloitte en 2020 señala que si bien “los bancos y otras instituciones financieras deben colaborar eficazmente con los reguladores para centrarse en el riesgo financiero que se deriva del cambio climático”, también deben ser conscientes de que la adaptación y la transición de los modelos de negocio a una economía baja en carbono podría repercutir en los modelos de negocio y en la solvencia de las empresas, ya que implica el rediseño de gobernanzas, políticas y sus procesos.

Debelle sostiene que, aunque el debate sobre el cambio climático ha seguido arrojando una luz negativa sobre Australia, afirma que hay muchas oportunidades para el país.

“Australia ha sido un exportador de energía durante muchas décadas y no hay razón para que esto cambie”, dijo.

“Australia también está dotada de recursos que tienen el potencial para que continúe siendo un exportador de energía, pero renovable en lugar de combustibles fósiles de emisiones intensivas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS