El CEO de Google emite una advertencia sobre el futuro de la inteligencia artificial

Por Bryan Jung
17 de Abril de 2023 7:58 PM Actualizado: 17 de Abril de 2023 7:58 PM

El CEO de Google y su matriz, Alphabet, advirtieron sobre los efectos futuros de la inteligencia artificial en la humanidad.

El CEO Sundar Pichai dijo que “todos los productos de todas las empresas” se verán afectados por el rápido desarrollo de la IA, en una entrevista con “60 Minutes” de CBS el 16 de abril.

Dijo que la sociedad debe prepararse para la revolución de las tecnologías de inteligencia artificial, como los chatbots, que pueden imitar los procesos de pensamiento humano y han aumentado en popularidad en los últimos meses.

Tras revisar varios de los proyectos de inteligencia artificial de Google, Pichai dijo a Scott Pelley, de 60 Minutes, que se había quedado “sin palabras” y que los resultados de algunas de las pruebas eran “inquietantes”.

Se refería principalmente a las cada vez mayores capacidades de sistemas como “Bard”, el chatbot de IA de Google rival de ChatGPT de OpenAI, que cuenta con el respaldo de Microsoft.

Google lanzó Bard para realizar pruebas en marzo, tras el lanzamiento de ChatGPT el otoño pasado.

El lanzamiento limitado de Bard se produjo a raíz del anuncio en enero de Microsoft de que su motor de búsqueda Bing pronto incluiría la tecnología de OpenAI.

Mientras tanto, Pichai les dijo en privado a sus empleados que el éxito de Bard ahora depende de las pruebas públicas y agregó que “las cosas saldrán mal”, informó CNBC el mes pasado.

Crecen las preocupaciones éticas por los rápidos avances en IA

Muchas personas temen que los rápidos avances de la tecnología de IA provoquen pérdidas masivas de puestos de trabajo y violaciones a la privacidad de los datos, conforme crece la ansiedad general sobre la inteligencia no humana.

Los rápidos avances en el desarrollo de chatbots de IA también han provocado una reciente oleada de debates entre expertos en ética y directores ejecutivos de empresas tecnológicas respecto a los posibles límites futuros de la IA y las normativas necesarias para controlarla.

Líderes en Silicon Valley como Elon Musk, Andrew Yang, Steve Wozniak y docenas de académicos firmaron una carta en marzo, pidiendo una pausa inmediata en nuevos “experimentos” de programas “más poderosos que GPT-4”, la última versión del chatbot de OpenAI.

Más de 50,000 personas han firmado la carta desde entonces.

“Tenemos que adaptarnos como sociedad para ello”, dijo Pichai a Pelley y admitió que “esto va a afectar a todos los productos de todas las empresas”.

Coincidió con otros ejecutivos de la tecnología en que la IA puede amenazar profesiones existentes como escritores, contadores, arquitectos e incluso ingenieros de software.

“Por ejemplo, usted podría ser un radiólogo, si piensa dentro de cinco a 10 años, tendrá un colaborador de IA con usted. Usted llega por la mañana, digamos que usted tiene cien cosas que revisar, puede que le diga, ‘estos son los casos más graves que usted debe examinar primero’”.

Google publicó recientemente un documento de 20 páginas, “recomendaciones para regular la IA“, que incluye propuestas como “adoptar un enfoque sectorial que se base en la regulación existente” y “adoptar un marco proporcionado y basado en el riesgo”.

Pichai dice que está a favor de las regulaciones para la IA y que puede ser necesario que “se alinee con los valores humanos, incluida la moralidad”, incluyendo leyes para castigar los abusos y tratados internacionales para que la tecnología sea segura para el uso público.

“Por eso creo que en su desarrollo deben participar no solo ingenieros, sino también científicos sociales, éticos, filósofos, etc.”, dijo Pichai, y que “no le corresponde a una empresa decidirlo”.

Sin embargo, Pichai dijo que el uso indebido de la tecnología para difundir “desinformación”, combinada con noticias e imágenes falsas, es un problema “mucho mayor” que las preocupaciones sobre los avances en IA, y agregó que “esto podría causar daño” a su desarrollo.

El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha sido menos crítico con el rápido desarrollo de la IA y dijo el mes pasado que cree que “esta nueva tecnología puede ayudar a las personas en todas partes a mejorar sus vidas”.

“Al mismo tiempo, el mundo necesita establecer las reglas del juego para que cualquier inconveniente de la inteligencia artificial sea superado con creces por sus beneficios, y para que todo el mundo pueda disfrutar de esos beneficios independientemente de dónde viva o de cuánto dinero tenga. La era de la IA está llena de oportunidades y responsabilidades”, agregó Gates.

Pichai sigue siendo optimista a pesar del posible daño de la IA a la sociedad

Durante una gira, Pichai le mostró a Pelley algunos de los otros proyectos avanzados de inteligencia artificial de Google, como DeepMind, que involucran robots que practican deportes y realizan tareas simples similares a las de los humanos sin instrucciones humanas.

Bard incluso creó una historia con personajes y escribió una trama después de una indicación del corresponsal de CBS, dejándolo en estado de shock.

Pelley luego le preguntó a Bard por qué ayuda a las personas y respondió “porque me hace feliz”.

Tras decirle a James Manyika, vicepresidente Senior de Tecnología y Sociedad de Google, que el chatbot parecía estar pensando, el ejecutivo respondió que Bard no era sensible ni consciente de sí mismo, pero que podía “comportarse como tal”.

Cuando se le preguntó si la sociedad está preparada para una tecnología de IA como Bard de Google, Pichai respondió: “por un lado, creo que no, porque el ritmo al que podemos pensar y adaptarnos como instituciones sociales, comparado con el ritmo al que evoluciona la tecnología, parece que hay un desajuste”.

El CEO de Google le dijo a Pelley que sigue siendo optimista respecto a la IA porque, a diferencia de otras grandes revoluciones tecnológicas anteriores, “el número de personas que han empezado a preocuparse por sus implicaciones” se ha pronunciado desde el principio.

“Siempre he pensado en la IA como la tecnología más profunda en la que está trabajando la humanidad. Más profundo que el fuego o la electricidad o cualquier cosa que hayamos hecho en el pasado”, agregó Pichai.

Pichai también admitió que Bard seguía teniendo errores, después de que el chatbot diera a Pelley una respuesta confusa sobre la inflación y le sugiriera cinco libros que no existían.

Microsoft y Google se apresuran a actualizar los motores de búsqueda con la última tecnología de Chatbot

Mientras tanto, la batalla de búsqueda móvil entre Google y Microsoft ya está en marcha.

El New York Times informó el domingo que Samsung podría cambiar su motor de búsqueda predeterminado de Google a Bing de Microsoft, lo que podría costarle a Google USD 3000 millones en ingresos anuales.

The Times dijo que Google está trabajando con rapidez para actualizar su motor de búsqueda y crear un diseño completamente nuevo basado en la inteligencia artificial para competir con las capacidades de búsqueda de Bing.

El nuevo proyecto de motor de búsqueda, cuyo nombre en código es “Magi”, pretende ser más personalizado que la plataforma actual y tiene la capacidad de anticiparse a las solicitudes de los usuarios.

Incluso Musk, que se ha mostrado públicamente escéptico sobre los últimos avances en la tecnología de chatbots, ha iniciado desde entonces una nueva empresa de inteligencia artificial, llamada X.AI, según recientes registros empresariales en Nevada.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.