El cierre del Instituto Confucio por parte de la Universidad Brock es una tendencia creciente

Por Omid Ghoreishi
09 de Junio de 2020
Actualizado: 09 de Junio de 2020

La Universidad de Brock es la última escuela de Canadá en terminar su relación con el Instituto Confucio de Beijing, parte de una tendencia creciente en América del Norte y otras partes del mundo donde las instituciones educativas están cortando lazos con el programa.

Los Institutos Confucio (IC) están a cargo de una agencia del régimen chino con sede en Beijing. Están calificados como programas educativos y culturales, pero las agencias de inteligencia los han citado como parte de las herramientas de propaganda del Partido Comunista Chino para ejercer influencia en el extranjero y controlar actividades al gusto a Beijing en los campus.

En Estados Unidos, cerca de 40 universidades han cerrado sus IC o están en proceso de cerrarlas.

Con la terminación de la asociación de la Universidad de Brock, eso deja 10 IC todavía operando en Canadá. En un momento, había 15 instituciones educativas canadienses que tenían asociaciones con los IC.

La Universidad Brock no dio ninguna razón para poner fin a su asociación.

Más recientemente, la provincia de Nuevo Brunswick dijo que estaba retirando al Instituto Confucio de su sistema educativo, y el ministro de Educación, Dominic Cardy, dijo que el objetivo del programa de los IC es poner una “cara amable y alegre a un gobierno responsable de más muertes que casi cualquier otro en la historia de nuestra especie”.

La Universidad McMaster finalizó su programa con los IC en 2013, después de que los socios chinos se negaron a eliminar una cláusula de sus requisitos de contratación que violaba los derechos humanos en Canadá. La cláusula requería que los maestros enviados desde China para enseñar en los IC en Canadá firmaran un formulario declarando que no practicarían Falun Gong, cuyos adherentes son perseguidos en China. El caso llamó la atención de la administración de la universidad después de que una maestra de la IC se adelantó para decir que se vio obligada a firmar el formulario porque temía que si no lo hacía, sería declarada como adherente de Falun Gong y enfrentaría persecución, un destino que su madre había experimentado a manos del régimen chino.

Una vista del edificio del Instituto Confucio en el campus de la Universidad de Troy en Troy, Alabama, el 16 de marzo de 2018. (Kreeder13 a través de Wikimedia Commons)

El mismo año, la Asociación Canadiense de Docentes Universitarios (CAUT) emitió una declaración pidiendo a todas las universidades y colegios canadienses que corten los lazos con los IC, calificándolos de “esencialmente armas políticas del gobierno chino”.

“Restringen la libre discusión de temas que las autoridades chinas consideran controvertidos y que consideran que no deberían tener lugar en nuestros campus”, dijo CAUT.

La Universidad de Sherbrooke fue la siguiente universidad en cerrar su Instituto Confucio en el mismo año, luego de la llamada de CAUT.

En 2014, la Junta Escolar del Distrito de Toronto votó para cerrar su Instituto Confucio después de una reacción de la comunidad contra la asociación de la junta escolar con el programa. El acuerdo fue encabezado por el presidente de la junta, Chris Bolton, mientras que el resto de los administradores se mantuvo en la oscuridad. Renunció a su cargo antes del final de su mandato en medio de preguntas y preocupaciones planteadas por los padres y por otros administradores.

Otras universidades canadienses, como la Universidad de Columbia Británica y la Universidad de Manitoba, han rechazado las asociaciones con los IC.

Las instituciones educativas en Canadá que continúan hospedando IC son el Instituto de Tecnología de Columbia Británica, la Universidad de Saint Mary, Dawson College, Carleton University, University of Regina, University of Waterloo, University of Saskatchewan, Coquitlam School District, Seneca College y Edmonton Public Schools. .

El entonces jefe del departamento de propaganda del Partido Comunista Chino, Li Changchun, dijo en 2009 que los Institutos Confucio son “una parte importante de la organización de propaganda en el extranjero de China”.

Dijo en otro discurso en 2011 que los IC han hecho “una contribución importante para mejorar nuestro poder blando”.

“La marca” Confucio “tiene un atractivo natural. Usando la excusa de enseñar el idioma chino, todo parece razonable y lógico”, dijo Li.

Cierres

En Estados Unidos, los cierres de IC se han acelerado por una medida en la Ley de Autorización de Defensa Nacional introducida por el gobierno federal en 2018, que prohíbe que las universidades que albergan el programa reciban fondos del Pentágono.

En 2014, un año después del llamado de CAUT, su contraparte estadounidense, la Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios, se hizo eco de la declaración de CAUT contra los IC, diciendo que los institutos “funcionan como un brazo del estado chino y se les permite ignorar la libertad académica”.

La Asociación Nacional de Académicos (NAS), un grupo de defensa de la educación en Estados Unidos, ha realizado declaraciones similares.

“Los Institutos Confucio importan la censura a la educación superior estadounidense”, dijo a The Epoch Times Rachelle Peterson, directora de políticas de NAS.

Según Peterson, hasta mayo, 38 universidades estadounidenses habían cerrado o están en proceso de cerrar sus IC.

El mes pasado, docenas de líderes de los College Democrats of America y el College Republican National Committee que representaban a universidades en más de 45 estados de EE.UU. firmaron una carta conjunta con grupos de derechos que pedían el fin de los IC en los campus estadounidenses.

El estado australiano de Nueva Gales del Sur anunció el año pasado que estaba terminando su asociación con el IC, citando preocupaciones sobre la posible “influencia extranjera inapropiada”.

El gobierno federal notificó a otras entidades de crédito en Australia sobre las nuevas leyes contra la influencia extranjera del país, que requieren que las personas u organizaciones que trabajan para gobiernos extranjeros se registren como agentes extranjeros.

También ha habido alrededor de una docena de cierres de IC en Europa desde 2013.

Con informes de Cathy He

Sigue a Omid en Twitter: @OGhoreishi


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Institutos Confucio: amenaza a la libertad global

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS