El Comité Nacional Republicano optimista sobre el 2020 a pesar de la cantidad de retiros del partido

Por Masooma Haq
10 de Noviembre de 2019 Actualizado: 10 de Noviembre de 2019

A pesar de que el número de republicanos que desocupan sus curules en el Congreso es tres veces mayor al de los demócratas, y el presidente está bajo investigación por un posible juicio político, los republicanos confían en que pueden mantener los escaños desocupados para su partido.

En el último conteo, 19 miembros republicanos de la Cámara de Representantes y 4 senadores se retiran en 2020, unos pocos buscarán la candidatura para otros cargos, en comparación con sólo 8 demócratas en la Cámara y 1 en el Senado que abandonan el Congreso. Esto es similar a la tendencia del 2018, cuando más de dos docenas de republicanos se retiraron y la Cámara de Representantes se inclinó a favor de los demócratas.

En 2018, el retiro de los republicanos fueron en distritos más competitivos, principalmente en los suburbios, lo que dio a los demócratas el control de la Cámara de Representantes. Esta vez, los legisladores que se van están en distritos rojos “seguros”.

“Los retiros en curules republicanos seguros como estos no tienen ningún impacto en los asientos del campo de batalla”, dijo Bob Salera, vocero del Comité Nacional Republicano del Congreso. Señaló que las agendas socialistas demócratas del “Green New Deal” y “Medicare Para Todos” son los principales errores políticos que les harían perder en 2020.

Los republicanos pueden mantener a Texas

Los demócratas están mirando a Texas porque hay seis representantes republicanos que se van a retirar en 2020, este número se ha mantenido desde el 2018.

La delegación del Congreso de Texas consiste en 36 miembros, con 23 republicanos y 13 demócratas. Los senadores del estado son republicanos y el Partido Republicano ha tenido el estado durante las últimas diez elecciones presidenciales.

El presidente del Partido Republicano de Texas, James Dickey, dijo a La Gran Época: “Este fue el caso en el último ciclo, pero les dije a los miembros que si estaban pensando en retirarse, por favor, nos avisen lo antes posible para que podamos empezar a presentar nuevos candidatos antes del período de corte de 30 días”.

El presidente Dickey estaba seguro de que los curules salientes se iban a mantener para los republicanos y era “cautelosamente optimista” de que el Partido Republicano podría tomar un par de curules de los demócratas.

El congresista John Carter (R-Texas) dijo a La Gran Época que es optimista respecto a retomar la Cámara en 2020.

“En todo caso, los demócratas han dado energía a la base republicana con la investigación del juicio político, su agenda socialista y el hecho de que no han logrado nada para el pueblo estadounidense desde que tomaron el control de la Cámara. Los estadounidenses se preocupan por los problemas que afectan a su familia todos los días: el aumento de los precios de los medicamentos recetados, la economía, los impuestos. Los demócratas no han logrado ningún progreso en estos temas y, en cambio, han decidido concentrar toda su energía en el impeachment y la obstrucción”.

Dickey reiteró la opinión de Carter cuando el Partido Demócrata de Texas anunció su plan de convertir a Texas en demócrata.

“Mientras que los demócratas de Texas acaban de anunciar su plan de convertir a Texas en azul, nosotros hemos estado empleando nuestro plan para mantener a Texas rojo durante meses. Los republicanos de Texas ya han desplegado un equipo de campo capacitado en todo el estado. Tenemos una inversión sin precedentes en todos los aspectos del registro, la movilización y la participación de los votantes. Parte del estado está rompiendo récords en recaudación de fondos y estamos invirtiendo esos fondos en datos, sistemas, capacitación y en el mayor esfuerzo en “Get Out The Vote” (GOTV) que Texas haya visto jamás. Seguiremos luchando fuerte para asegurarnos de que los tejanos voten por los valores que han hecho de nuestro estado un lugar increíble para vivir”.

“A través de su plan, los demócratas de Texas dejaron muy claro que su objetivo es convertir a Texas en una copia de California, de la que tantos votantes han huido debido a su mala administración liberal y a sus altos impuestos. Los tejanos no quieren esas políticas fallidas aquí”.

“La izquierda extrema ha motivado a los republicanos en Texas y a todo el país”, dijo Dickey.

La presidente de la Cámara, Nancy Pelosi dijo: “Texas es nuestra esperanza para el futuro. Cuando Texas se ponga azul y la gente tenga que prestar atención a todo lo que sucede aquí y a los puntos de vista de la gente de aquí, eso va a ser muy, muy saludable para nuestra nación”.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniels, respondió al comentario de Pelosi en una entrevista con Martha MacCallum en Fox News: “Me siento muy cómoda con la situación en la que nos encontramos en Texas. He visto las cifras del Presidente. El Gobernador Abbott ganó abrumadoramente, John Cornyn va a hacer una gran carrera. Los demócratas quieren cambiar todo a su favor, han hablado de deshacerse del Colegio Electoral, cambiar la edad para votar a 16 años, apilar la Corte Suprema y ahora están tratando de revocar una elección a través del Congreso a través de esta ridícula investigación del juicio político”.

El Comité Nacional Republicano planea expandir su alcance

McDaniels habló con el Bill Hemmer de Fox News el 8 de noviembre, y preguntó qué fue lo que hizo la diferencia al ganar los curules en el Senado.

“La diferencia eran dos palabras, Donald Trump. Los rallies del Presidente Trump, yendo a los Estados. Estuve con ellos en Missouri y Cape Gerardo esa noche, de ninguna manera íbamos a perder Missouri, vi la intensidad, vi la energía. Cuando lo sientes en el suelo, ves cómo va el estado. El presidente Trump fue nuestro mejor defensor, cerró muchas de estas contiendas reñidas y por eso le dimos la vuelta a los cuatro curules que ocupaban los titulares demócratas”.

McDaniels se refirió a cómo el Partido Republicano puede llegar a áreas como los suburbios de Dallas y Houston, Texas, West Chicago, fuera de Washington, y Kansas City, donde no les había ido bien en el pasado.

“Tenemos que trabajar en los suburbios, tenemos que hablar más con ellos sobre los resultados económicos, lo que significa tener 4 millones de nuevos empleos. Creo que tener el contraste de que Nancy Pelosi esté en la Cámara y vea lo ineficaces que son. Y si toman la ruta de la investigación y deciden no legislar, creo que tendremos una muy buena manera de llegar a estos votantes y ‘decir miren lo que les entregamos y vean lo que están obstruyendo de nuevo'”.

Hemmer señaló que algunos distritos a los que les fue bien con Trump no votaron por los republicanos. Y preguntó cómo los republicanos podrían llegar a estos votantes.

“Los votantes no siempre votan porque las cosas van bien, tienen que tener ese contraste para que cuando vean que esas cosas pueden desaparecer, y que los demócratas están presionando por cosas que van a ayudar a que los empleos vuelvan a este país y los salarios suban y están tratando de obstruir la agenda de Trump. Creo que eso ayudará a hacer un mejor contraste, hay otras grandes cosas de las que habla el presidente, la reforma penitenciaria, hablar de licencias pagadas, esas van a ser las cosas que esos votantes van a ver a medida que esas políticas avancen”.

Para las áreas que antes eran republicanas, pero que se tornaron azules recientemente, McDaniel’s sugirió volver atrás y revisar la información sobre esos distritos y realinear el mensaje para ayudar a la gente a entender cómo los empleos y los salarios han mejorado con Trump.

“Lo que le voy a decir a Nancy Pelosi es que venimos por estos demócratas en distritos donde el presidente Trump ganó, estamos empezando y vamos a hacer campañas publicitarias (…) Vamos a presionar a estos demócratas porque vamos a recuperar la Cámara, mantener el Senado y reelegir a este presidente”, agregó McDaniel.

La presidenta McDaniels le dijo a Fox News que los republicanos apoyan totalmente a Trump, y cualquier noticia que diga lo contrario no es cierta. “El presidente aún goza de un apoyo sin precedentes con nuestro partido, más del 90%, 94% de los republicanos apoyan a este presidente”.

Hay dinero que respalda las palabras de la presidenta McDaniels, con el dinero recaudado por el Comité Nacional Republicano y Trump en el tercer trimestre superando con creces a los demócratas.

“¡Las campañas del Partido Republicano y de Donald Trump trajo 125 millones!!! La presidenta del Partido Republicano ha arrasado. Ella es una gran socia a medida que ganamos 4 años más”, escribió en Twitter Brad Parscale, gerente de campaña de Trump, refiriéndose a la presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel.

En otro tweet, Parscale confirmó que la campaña había recaudado USD 308 millones en 2019 y tenía USD 156 millones en efectivo a la mano, que es el doble de la cantidad que la campaña de Obama tenía a la mano en este momento en 2011.

“Creo que lo que los demócratas han hecho en general es negativo para nuestro país, pero para los republicanos, ha energizado nuestra base. Hemos recaudado más de 15 millones de dólares desde que esto comenzó. Estamos viendo un entusiasmo masivo, nuestros voluntarios están llenos de energía”, dijo McDaniel.

***

Te puede interesar

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS