El Congreso certifica los votos electorales a favor de Biden

Por Janita Kan
07 de Enero de 2021
Actualizado: 07 de Enero de 2021

El Congreso certificó el jueves el voto del Colegio Electoral de EE. UU. a favor de Joe Biden en unas elecciones ensombrecidas por una serie de acusaciones de irregularidades y fraude electoral.

En un recuento leído por el vicepresidente Mike Pence, Biden obtuvo 306 votos electorales mientras que el presidente Donald Trump ganó 232. La sesión conjunta del Congreso concluyó luego de una tumultuosa tarde del miércoles, en donde un grupo de manifestantes irrumpió en el Capitolio de los Estados Unidos mientras los legisladores debatían si rechazar el voto de Arizona.

No está claro quién instigó la irrupción del edificio del Capitolio.

El malestar civil obligó a ambas cámaras del Congreso a suspender sus sesiones y provocó que los legisladores se refugiaran en el lugar, retrasando la sesión durante varias horas. Los legisladores reanudaron el proceso de recuento de votos electorales alrededor de las 8 p.m.

Los legisladores republicanos lograron lanzar objeciones a los recuentos electorales de Arizona y Pensilvania, lo cual obligó a ambas cámaras del Congreso a retirarse a sus respectivas cámaras para debatir las razones para oponerse a los votos. Pero ambas cámaras finalmente votaron por rechazar el desafío de ambos estados.

Para los votos de Arizona, el Senado votó abrumadoramente 93-6 en contra de desafiar los votos, mientras que la Cámara votó 303-121. De manera similar, para Pensilvania, el Senado votó 92-7 en contra de la objeción, mientras que la Cámara votó 282-138.

El debate de la Cámara de Representantes sobre Pensilvania no terminó sin drama. Algunos comentarios del representante Conor Lamb (D-Pa.) en el pleno de la Cámara, que fueron considerados desafiantes por algunos de sus colegas, provocó una pelea a gritos con un legislador republicano. El legislador republicano finalmente fue retirado de la cámara por negarse a permitir que Lamb continuara.

Día de impugnaciones

Antes de los procedimientos del día, casi 90 miembros republicanos de la Cámara y 13 senadores dijeron que estaban comprometidos a desafiar los votos para proteger la integridad de las elecciones futuras, según un recuento de The Epoch Times. Varias decenas de legisladores también se opusieron a impugnar los votos electorales, incluidos los principales líderes republicanos, los senadores Mitch McConnell (R-Ky.) y Lindsey Graham (R-S.C.).

El vicepresidente Mike Pence preside la certificación de votos del Colegio Electoral durante una sesión conjunta del Congreso para contar los votos electorales en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, el 6 de enero de 2021. (Kevin Dietsch/POOL/AFP a través de Getty Images)

Pero luego de la irrupción en el edificio, que dejó cuatro manifestantes muertos y más de una docena de policías heridos, varios legisladores anunciaron que abandonarían sus planes de impugnar los votos electorales, incluida la senadora Kelly Loeffler (R-Ga.), quien era la senadora clave que lideraba la objeción en Georgia.

“No puedo ahora, en conciencia tranquila, objetar la certificación de estos electores”, dijo Loeffler en un breve discurso en el Senado durante el debate sobre los votos de Arizona luego de que el Congreso volviera a reunirse. “La violencia, la anarquía y el asedio de los pasillos del Congreso son aborrecibles y constituyen un ataque directo a lo que mi objeción tenía por objeto proteger: la santidad del proceso democrático estadounidense”.

Los miembros del Congreso corren para cubrirse mientras los manifestantes tratan de entrar en la Cámara de Representantes durante una sesión conjunta del Congreso en Washington el 6 de enero de 2021. (Drew Angerer/Getty Images)

Otros legisladores de ambos lados del pasillo también aprovecharon la oportunidad para condenar la violencia que acababa de suceder. Los demócratas en ambas cámaras aprovecharon la oportunidad para culpar a Trump por los disturbios civiles.

Durante la sesión conjunta del Congreso, los miembros de la Cámara plantearon objeciones a los votos electorales en Georgia, Michigan, Nevada, y Wisconsin, pero sus impugnaciones no pudieron ser aceptadas por Pence, ya que no contaban con el apoyo de un senador, presentándolos más bien como simbólicos.

Lo que generalmente se considera una formalidad se convirtió en un punto focal para Estados Unidos luego de que la sesión de conteo adquirió mayor importancia debido a las preocupaciones sobre la integridad de las elecciones de 2020. Siete estados enviaron dos juegos de certificados a Washington, uno para Biden y otro para Trump, pero solo los certificados para Biden fueron certificados por funcionarios estatales, y las legislaturas estatales han estado fuera de sesión durante las vacaciones, sin poder debatir los votos.

Los manifestantes se reúnen en las escaleras del Capitolio de los Estados Unidos en Washington el 6 de enero de 2021. (Cortesía de Mark Simon)

Trump y sus aliados han estado impugnando los resultados de las elecciones del 3 de noviembre en los tribunales, alegando que se emitieron y contabilizaron votos “ilegales” en varios estados debido a regulaciones electorales sosegadas que se modificaron a último minuto o debido a presunto fraude electoral.

Aunque en las últimas semanas se publicó una gran cantidad de evidencia en forma de declaraciones juradas y testimonios de expertos, los principales funcionarios electorales y legisladores rechazaron repetidamente las afirmaciones. Los críticos y miembros de los medios de comunicación también han calificado las afirmaciones como “infundadas”.

Mientras tanto, una gran porción de los casos presentados por la campaña de Trump y sus aliados han sido desestimados por jueces por razones de procedimiento, incluida una de la Corte Suprema de Estados Unidos. Los jueces en varios casos también han dicho que no les han convencido las acusaciones presentadas por el equipo de Trump.

A pesar de los contratiempos, Trump y su equipo continuaron sus esfuerzos para demostrar que las elecciones de 2020 tenían problemas importantes que podrían cambiar los resultados de las elecciones en numerosos estados pendulares. En el período previo a la sesión del 6 de enero, su equipo había estado argumentando que Pence tenía la autoridad para rechazar los votos a favor de Biden y enviar los votos de regreso a las legislaturas estatales para decidir qué votos enviar al Congreso.

Trump pidió repetidamente a Pence que tomara acción, diciendo que si el vicepresidente “nos apoya, ganaremos la presidencia”, según un comunicado el miércoles.

El papel de Pence fue muy debatido en los últimos días, y muchos críticos afirmaron que su papel es simplemente ministerial, ya que solo tiene la capacidad de contar los votos, incluso si le preocupan su validez.

En una carta enviada al Congreso el miércoles, Pence dijo que cree que la Constitución lo “restringe” de “reclamar autoridad unilateral” para tomar decisiones sobre rechazar o aceptar votos, incluso si le preocupa la integridad de las elecciones.

En cambio, Pence dijo que cuando surgen disputas sobre elecciones, es responsabilidad de los “representantes del pueblo que revisan las evidencias y resuelven las disputas a través de un proceso democrático”.

“Conferir al vicepresidente la autoridad unilateral para decidir las contiendas presidenciales sería totalmente contrario a ese diseño”, dijo en una carta al Congreso.

Trump respondió a la decisión de Pence diciendo que el vicepresidente “no tuvo el valor de hacer lo que debía haberse hecho para proteger a nuestro país y a nuestra Constitución”.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Exclusiva: primer documental en investigar las elecciones de 2020– ¿Quién está robando a EE. UU.?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS