El debate republicano de esta noche se vuelve a realizar sin Trump; ¿Importa?

Por Nathan Worcester
08 de Noviembre de 2023 1:23 PM Actualizado: 08 de Noviembre de 2023 1:23 PM

El tercer debate presidencial republicano comienza el 8 de noviembre a las 8 p.m. en Miami. ¿Importa?

No, según muchos de los partidarios del expresidente Trump. Notan que su candidato favorito, el claro favorito entre los aspirantes republicanos, continúa boicoteando los debates. Una vez más, presentará una contraprogramación para alejar a los espectadores del debate; en este caso, un mitin en el estadio Ted Hendricks, en Hialeah, Florida.

El expresidente Donald Trump hace un gesto mientras juega golf en el Trump National Golf Club, en Sterling, Virginia, el 13 de septiembre de 2022. (Win McNamee/Getty Images)

Eso está a menos de 12 millas en auto del Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas, donde se llevará a cabo el tercer debate. Lástima por los conductores del sur de Florida, pero no por el presidente Trump.

“Se mantiene al margen de la refriega”, dijo el profesor Mitchell McKinney en una entrevista con The Epoch Times.

McKinney es profesor de comunicaciones políticas y decano de la Facultad de Artes y Ciencias Buchtel de la Universidad de Akron y ha investigado si los debates presidenciales importan. Explicó que el presidente Trump utilizó brillantemente el escenario del debate primario en 2016.

La estrella de reality show derribó sistemáticamente a sus oponentes, esgrimiendo de todo, desde críticas mordaces a sus antecedentes hasta apodos memorables, por ejemplo, “Pequeño Marco” para el senador Marco Rubio (R-Fla.). Nadie ha replicado eso en los debates primarios de 2024, y el presidente Trump tiene pocas razones para presentarse y arriesgarse a ataques inspirados en el suyo.

El senador Marco Rubio (R-Fla.) habla durante una conferencia de prensa en el Capitolio de EE.UU., el 11 de julio de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

“No está dispuesto a someterse al mismo trato, a la misma estrategia que utilizó en 2016, en este ciclo”, dijo McKinney.

“Dada la enorme y consistente ventaja de Trump en las encuestas, se puede argumentar que ninguno de los debates primarios republicanos hasta ahora ha tenido mucho efecto”, dijo Alan Schroeder, profesor emérito de la Escuela de Periodismo de la Universidad Northeastern.

Pero Schroeder, autor del libro de 2016 “Presidential Debates” (Debates presidenciales), no considera que el evento de Miami carezca de significado.

“Claramente, habría más entusiasmo si el favorito estuviera participando, pero, por otro lado, si Trump estuviera en ese escenario, ninguno de los demás tendría oportunidad de difundir un mensaje”, dijo.

Los republicanos de alto nivel podrían estar considerando otros factores al contemplar a los participantes en el debate de Miami; por ejemplo, las múltiples acusaciones que enfrenta el presidente Trump, así como las impugnaciones de la 14° Enmienda a su aparición en las boletas presidenciales de varios estados.

“Trump podría ser condenado e ir a la cárcel, y los líderes del Partido Republicano podrían decidir que un candidato encarcelado, aunque podría ganar la nominación, no puede ganar en el otoño, y comenzarían a presionar a la persona que mejor lució en estos debates”, dijo William Bike, periodista y autor de “Winning Political Campaigns: A Comprehensive Guide To Electoral Success” (Campañas políticas ganadoras: Una guía completa para el éxito electoral), en una entrevista con The Epoch Times.

Ronna McDaniel se asegura un cuarto mandato de dos años como presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC) tras una reunión de tres días en un complejo de lujo, en Dana Point, California, el 27 de enero de 2023. (Mei Li/The Epoch Times)

“Si la candidatura de Trump colapsara, uno de estos otros candidatos podría surgir como una alternativa plausible”, dijo Schroeder.

La atención se centra en el “futuro político” de los jóvenes candidatos

El número de participantes se ha reducido a cinco. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, finalmente en su propio terreno, aparecerá junto a la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, el empresario Vivek Ramaswamy, el exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el senador Tim Scott (R-S.C.).

“Con sólo cinco candidatos en el escenario, habrá más oportunidades para discutir las diferencias políticas y menos tendencia de los contendientes marginales a competir desesperadamente por la atención”, dijo Schroeder.

El legendario “Burgumentum” del gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum, no pudo superar las fricciones de la campaña electoral; no calificó para Miami. Otros aspirantes, como el exvicepresidente Mike Pence, han abandonado por completo la carrera.

Incluso si esta vez no derrotan al presidente Trump, los candidatos tienen fuertes incentivos para ganar más visibilidad a través de su participación. Por un lado, la mayoría todavía tiene tiempo para dejar huella en futuras elecciones, presidenciales o de otro tipo. La señora Haley tiene unos 51 años y el señor DeSantis unos 45. El señor Ramaswamy tiene sólo 38 años.

El debate de Miami, al igual que los debates anteriores sin Trump, podría tratar de construir hacia el mañana.

“Los cinco participantes en el debate del miércoles, con la excepción de Christie, son relativamente jóvenes, con un futuro político que probablemente se extenderá más allá de 2024. Incluso si ninguno de ellos termina con la nominación esta vez, hay futuros ciclos electorales que considerar”, dijo el señor Schroeder.

McKinney estuvo de acuerdo y dijo que el debate de Miami podría mostrar a “futuras estrellas del Partido Republicano”.

“Eso sería aún más relevante si vemos que Donald Trump consigue la nominación y no tiene éxito”, añadió.

Paul Gottfried, un teórico político paleoconservador y exprofesor del Elizabethtown College, cree que Haley es la mejor situada entre esos republicanos más jóvenes.

La candidata presidencial republicana, Nikki Haley, pronuncia un discurso durante el Debate Republicano Primario de FOX Business en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, en Simi Valley, California, el 27 de septiembre de 2023. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Nikki ha hecho un buen trabajo posicionándose como una especie de centrista; y aunque es probable que ningún otro republicano supere a Trump, ella debería poder obtener la nominación a la vicepresidencia. Haley podría entonces utilizar ese logro, independientemente de que Trump sea reelegido como presidente o no, como plataforma de lanzamiento para su futura candidatura presidencial”, dijo en una entrevista por correo electrónico con The Epoch Times.

Destacó que no respalda a la señora Haley.

“Admiro la astucia de Nikki, pero no la considero candidata presidencial”, dijo.

El halo mediático de Haley

Si los republicanos más jóvenes que debaten en Miami consiguen exposición, puede que no sea en los términos que le agradan a la base conservadora del Partido Republicano.

En particular, algunos se han quejado de la decisión del Comité Nacional Republicano (RNC) de elegir a NBC como anfitriona del debate del 8 de noviembre. Lester Holt y Kristen Welker lo moderarán.

En una carta abierta a Holt y Welker, L. Brent Bozell III del Media Research Center los instó a “resistirse al hábito de funcionar como un agente político demócrata”.

“No es su trabajo convencer a los republicanos para que voten a Joe Biden en las elecciones generales ni engatusar a los demócratas para que se mantengan fieles a su partido”, escribió.

Christie y Haley pueden beneficiarse de un entorno definido por los medios hegemónicos: El Sr. Christie como una voz fuertemente anti-Trump, y Haley como “una especie de centrista”, para usar la expresión de Gottfried.

Gottfried señaló que Haley supervisó la retirada de la bandera confederada del Capitolio del estado de Carolina del Sur. Su postura intervencionista de política exterior podría ser popular entre muchos republicanos y demócratas a medida que Estados Unidos aumenta su apoyo a las guerras en múltiples frentes y potencialmente incluso más a medida que aumenta la amenaza de China a Taiwán.

“Parece una candidata cuidadosamente preparada, como una candidata desligada de Trump con impecables credenciales neoconservadoras, que puede mantener la centro-derecha mientras recoge el apoyo de la centro-izquierda”, dijo.

McKinney elogió el desempeño de Haley en debates anteriores y destacó su enfoque hacia el presidente Trump.

Contrastó su estrategia con la de candidatos que lanzan ataques más personales contra el expresidente. Por otro lado, según McKinney, ella también va más allá que Ramaswamy. Describió a Ramaswamy como alguien “no dispuesto a enfrentarse al presidente Trump”.

El candidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy habla con The Epoch Times durante la Cumbre Anual de Liderazgo de la Coalición Judía Republicana. (The Epoch Times)

La señora Haley, argumentó, “se enfrenta a Donald Trump, pero sus ataques generalmente se basan en políticas y viene con respaldos en términos de hechos y cifras”.

Schroeder también anticipa que Haley podría seguir beneficiándose de los debates, diciendo que su “campaña se ha visto ayudada por su participación en los debates hasta ahora”.

Sin embargo, uno de los argumentos frecuentes de la señora Haley (a saber, afirmar que ella es más elegible que el presidente Trump) puede haber sido perjudicado por una reciente encuesta del New York Times/Siena College y otros resultados que sugieren que él es fuerte a nivel nacional y en estados clave en el campo de batalla contra presidente Biden.

El argumento de que el presidente Trump es un candidato que no puede ganar “se ha debilitado enormemente con el tiempo”, dijo McKinney.

La campaña de 2024 es “como ninguna otra en la historia electoral estadounidense”

Si bien Haley ha ganado velocidad, Bike sugirió que otro candidato tiene la oportunidad de brillar el 8 de noviembre.

“Este próximo debate ofrece a Ron DeSantis regresar como la mejor alternativa a Trump. El respaldo de la gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, le ha dado un impulso a la vacilante campaña de DeSantis”, dijo.

Dijo que Scott tiene la oportunidad de “demostrar que es un buen candidato a vicepresidente, que es por lo que realmente se postula”.

El candidato presidencial Tim Scott habla en la convención CAGOP 2023, en Anaheim, California, el 29 de septiembre de 2023. (John Fredricks/The Epoch Times)

McKinney dijo que el senador negro de Carolina del Sur podría ayudar a una candidatura liderada por Trump a captar votantes afroamericanos, que durante mucho tiempo han favorecido a los demócratas.

“Donald Trump podría ver una oportunidad allí con alguien como Tim Scott”, dijo.

Pase lo que pase, este ciclo de elecciones primarias y generales probablemente resultará inusual. Un candidato similar al actual, que enfrenta múltiples acusaciones, está superando a un campo más convencional, y el demócrata que lo derrotó puede o no retirarse.

“El año 2024 será como ningún otro en la historia electoral estadounidense, y este debate será parte de esa historia”, dijo Bike.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.