El Emperador Wen gobernó Han Occidental con ética y cortesía

Por La Gran Época
28 de Mayo de 2019 Actualizado: 28 de Mayo de 2019

El imperio Qin, solo existió unos quince años antes de ser reemplazado por la dinastía Han, dinastía que duró más de cuatrocientos años (202a.C. – 220 d.C.).

La principal lección que los emperadores de Han aprendieron de la dinastía Qin, fue que las fuerzas podían utilizarse para conquistar a otros países,  mas no para gobernarlos. Gobernar con ética era la única forma de mantener la dinastía para siempre.

Durante la dinastía Han, se fundaron los sistemas chinos de política, leyes, instituciones y filosofía. Esta dinastía incluyó dos periodos: Han Occidental y Han Oriental. Durante la dinastía occidental, hubo un largo periodo de prosperidad y los chinos fueron reconocidos como personas de Han. Desde entonces, las palabras “pueblo Han, caracteres Han y vestuario Han” han sido usadas hasta hoy.

El emperador Wen (202-157 a.C), fue el quinto emperador de la dinastía Han y gobernó el país durante 23 años. En este periodo, la gente disfrutó de una vida pacífica y próspera. El punto de inflexión para la dinastía Han, fue transformar una nación devastada por la guerra, en una economía exitosa.

La benevolencia del emperador Wen,se reflejó en muchos aspectos, pero mencionaremos cinco de ellos.

Abolió los castigos corporales y la culpabilidad por asociación

Crédito: Shutterstock

El emperador Wen creía que las leyes eran establecidas para gobernar el país, disuadir los crímenes y guiar las personas hacia un buen comportamiento. El autor de un delito debería ser castigado conforme a la ley y los inocentes no deberían ser implicados. Además, mientras las leyes y reglamentos fueran justos, la gente sería justa; una aplicación adecuada de las leyes, haría que la gente creyera en ellas.

Ordenó a las familias nobles que vivían en la capital regresar a sus propias tierras feudales

De esta manera sus campesinos arrendatarios no tendrían que transportar suministros a grandes distancias. Por otro lado, la nobleza podría administrar su pueblo sobre la base local.

El emperador Wen llevó una vida muy sencilla

Después de reinar durante 23 años se trasladó a la capital y no añadió allí ninguna mercancía lujosa. La ropa que usó era de calidad normal y no tan exquisita, esto fue un ejemplo para la nación. Emitió una orden, diciendo que su tumba no albergaría ningún metal decorativo como oro o plata, en su lugar se utilizaría la cerámica. La orden también indicaba que la tumba debía ser de tamaño moderado para evitar sobrecargar a la gente.

Abolió el crimen de difamar a la corte real y criticar asuntos políticos

Pensaba que aceptando sugerencias uno podía abrir formas de gobernar el país y evitar el egoísmo.

El emperador Wen escucha atentamente a su oficial Yuan Ang en el jardín Shanglin / créditos: (Exposición) Palacio Museo Nacional Taipei / Dominio Público

En asuntos de defensa con las fronteras, el emperador Wen tomó decisiones entre guerras y negociaciones diplomáticas, sobre la base del bienestar de las personas

Aunque los Hunos del norte repetidamente rompieron los acuerdos bilaterales e invadieron China, el emperador solamente ordenó a las tropas reforzar la defensa y no declaró la guerra a los hunos, porque no quería crearle a su pueblo preocupaciones y dificultades.

En 159 a.C. ocurrieron sequías a nivel nacional, seguidas por plagas de langostas. El emperador tomó una serie de medidas para ayudar a la gente: exención de tributos de los señores, levantó la prohibición sobre el desarrollo de las montañas y lagos, redujo el gasto en artículos de lujo en el palacio, disminuyó el número de funcionarios y abrió los graneros a los pobres.

Aparte de ser un gobernante benevolente, el emperador Wen también demostró gran amor filial y obediencia. Su madre había estado enferma en cama durante tres años y a menudo permaneció toda la noche con ella para cuidarla. Cada vez que su madre iba a tomar la medicina, insistió en probarla él mismo primero, para asegurarse de que era segura.

Durante su reinado, la moralidad y la cortesía fueron altamente valoradas, así mantuvo la estabilidad social y la gente tuvo una vida pacífica. La economía se recuperó y prosperó después de décadas de guerra.

Se dice que la dinastía Han Occidental fue una de las raras “sociedades armoniosas” en la historia China

¿Te gustó el artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Este señor es un maestro de la artesanía con bambú

TE RECOMENDAMOS