El FBI descubre presunto complot de Antifa para un ‘conflicto armado en la frontera’ con México

Por Joshua Philipp - La Gran Época
04 de Mayo de 2019 Actualizado: 05 de Mayo de 2019

Se ha descubierto un presunto y extraño complot que involucra a un cártel mexicano, activistas “antifascistas” en Estados Unidos, caravanas de “migrantes” y al “Comandante Cobra”, presuntamente asociado a un cártel.

Pero por extraño que parezca, la historia parece ser bastante seria. Se trataría de un complot para iniciar un conflicto armado en la frontera de EE. UU. con México.

El caso fue descubierto en una investigación federal del año pasado sobre los grupos e individuos detrás de las caravanas. Los detalles se incluyeron en un documento del FBI del 18 de diciembre, el cual el Union-Tribune de San Diego dijo haber obtenido.

El documento dice que parte de la investigación federal se “enfoca en un presunto complot de un cártel de drogas para vender armas a manifestantes” y dice que “activistas” habían planeado comprar armas a alguien “asociado a un cártel de México, conocido como ‘Comandante Cobra’ o Iván Riebeling”.

Luego de conseguir estas armas, afirma el periódico, “los manifestantes querían ‘montar una rebelión armada en la frontera'”.

El documento no es público, así que la información no puede ser verificada de manera independiente. La Gran Época llamó a la oficina de prensa del FBI pidiendo información pero no la llamada no fue contestada.

El Union-Tribune dice que el informe del FBI no es confidencial y que fue provisto bajo la condición de que los nombres de los individuos en el informe no se hicieran públicos. El periódico no publicó el informe en Internet porque la investigación aún continúa.

Dice que el grupo detrás del levantamiento estaba compuesto de “activistas antifascistas”, en una aparente referencia al grupo anarquista comunista Antifa—dada la mención de un individuo clave. Se dice que las actividades de Antifa han sido clasificadas como terrorismo interno, y el grupo ha sido investigado por el FBI en 2017. El grupo, que tiene varias ramas, realiza ataques violentos como intimidación política.

Las conexiones terroristas de Antifa

El complot encaja con la clase de operaciones que realiza Antifa.

“Antifa opera por todo EE. UU. de formas que involucran actividades inter-estado, al menos potencialmente criminales, como incitar disturbios y conspirar para incitar disturbios, como también comportamiento”, dijo el director del FBI, Christopher Wray, durante una audiencia del 30 de noviembre de 2017 ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

Wray dice: “Estamos investigando un número de lo que llamaríamos investigaciones anarco-extremistas, donde tendríamos sujetos propiamente declarados que están motivados a cometer actividad criminal violenta de la clase de ideología de Antifa”.

Él indica que el FBI considera a Antifa una ideología, más que un movimiento. El buró tiene “un número de investigaciones activas en ese espacio por todo el país”, dice, y agrega que las fuentes de financiamiento detrás de Antifa son “algo que nos interesa bastante”.

El FBI se refirió a las actividades de Antifa como “violencia terrorista interna” durante el gobierno de Obama. La información sobre la clasificación fue de una evaluación conjunta de inteligencia del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional obtenida por Político.

El sitio web de la Oficina de Seguridad y Preparación Nacional de Nueva Jersey también lista a Antifa bajo su sección de “Terrorismo interno” como un grupo de “extremistas anarquistas”. Parece que la página ha sido quitada, pero los archivos aún están disponibles.

Antifa también habría presuntamente conspirado con los grupos terroristas de al-Qaeda e ISIS, según documentos del FBI publicados en “Guerra con todo: El complot para destruir a Trump”, de Ed Klein, el ex editor en jefe de la revista del New York Times.

“En el informe del FBI que reproduje por completo en mi libro, dice que estos grupos violentos de izquierda viajaron a Europa, se reunieron con representantes de al-Qaeda y el Estado Islámico, o ISIS. También fueron a Siria y obtuvieron instrucciones para hacer bombas y químicos tóxicos”, dijo Klein en una entrevista del 19 de noviembre con el sitio de investigación USA Watchdog.

A pesar de estas conexiones, Antifa ha sido elogiada por muchos de los grandes medios de comunicación y recientemente Joe Biden, candidato a presidente demócrata, se refirió a la misma como “valiente”.

Complot armado en la frontera

En el presunto complot armado en la frontera de EE. UU. con México, los activistas “antifascistas” habían “planeado perturbar las operaciones de seguridad de la policía y el ejército en la frontera EE. UU./México”, según cita el Union-Tribune al documento.

A pesar de la presunta condición para obtener el informe de no identificar a los individuos mencionados en él, el Union-Tribune mencionó a dos de ellos y los alertó al pedirles comentarios. Ellos eran Evan Duke, un activista de Antifa, y Riebeling, también conocido como “Comandante Cobra”. Ambos negaron las acusaciones.

Reibeling le contó al Union-Tribune: “No tiene sentido que alguien de Estados Unidos compre armas en México”.

La lógica de que la gente no compraría armas en México no es clara, pero probablemente esté basada en los falsos rumores de que las armas que usan los cárteles mexicanos vienen principalmente de Estados Unidos—un rumor propagado por los grandes medios de comunicación. La mayoría de las armas en el mercado negro de México se originan en China.

Reibeling es el coordinador internacional de los “Visitadores de Derechos Humanos del Nuevo Orden Mundial”. Fue expuesto en 2018 por amenazar al periodista Odilón García por exponer su historial criminal.

Según MundoHispanico, Reibeling llamó “a crear un ejército contra migrantes en México” en un video que publicó en redes sociales. El artículo afirma que en el video “instó a los mexicanos a crear una ‘división de autodefensas internacionales’ para combatir las caravanas de migrantes que pasaban por el país azteca para llegar a Estados Unidos”.

“En la grabación incluso pidió a los miembros de carteles mexicanos que atacaran a los migrantes. Sin embargo, una reseña del portal Quadratín que aún permanece en Internet menciona el prontuario de Riebeling”, dice el artículo de MundoHispanico.

Según el Union-Tribune, unos cuantos nombres en el informe del FBI coinciden con una base de datos de personas vigiladas por Aduana y Protección Fronteriza (CBP) e Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI).

Duke también ha sido descrito como un “organizador antifascista”. Según informes, el hombre de 48 años de Seattle ha estado activo en México e involucrado con las caravanas de migrantes. Según KPBS, Duke fue un organizador detrás de la Red de Apoyo a las Caravanas.

La red habría participado en la corrida de año nuevo donde inmigrantes ilegales irrumpieron en la frontera estadounidense, lo cual produjo las imágenes virales donde se veía a gente repelida con gases lacrimógenos.

En ese entonces, una mujer de Honduras le contó en México a La Gran Época que había sido presionada por grupos de fronteras abiertas para que corriera hacia la frontera con su hijo. Los organizadores de protestas pidieron a los miles de migrantes marchar hacia la frontera, y la mujer, María Luisa Cáceres, dijo que aunque ella no quería, “como estábamos con las caravanas, nos obligaron”.

***

Mira a continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

TE RECOMENDAMOS