El gobierno de Biden ‘no actúa lo suficientemente rápido’ para contrarrestar al PCCh: Gordon Chang

Por CATHY HE Y JAN JEKIELEK
09 de Mayo de 2021
Actualizado: 09 de Mayo de 2021

La administración Biden necesita actuar con más premura para lanzar una campaña integral que contrarreste las amenazas planteadas por el Partido Comunista Chino (PCCh), según el experto en temas sobre China, Gordon Chang.

En general, la administración está “avanzando en la dirección correcta”, le dijo Chang al programa “American Thought Leaders” de The Epoch Times. “Pero no estamos actuando lo suficientemente rápido”.

Esto es peligroso, dijo Chang, porque “lo que China está haciendo puede derribar nuestro sistema”.

“No estamos adoptando la postura correcta con las herramientas adecuadas lo suficientemente rápido”, dijo.

Después de más de tres meses del mandato del presidente Joe Biden, muchas políticas claves contra China, iniciadas por la administración Trump, están aún “bajo revisión”, según la terminología de la Casa Blanca.

Según Chang, algunas de las políticas promulgadas por Biden hasta ahora han sido “atroces” en cuanto al trato con el régimen, mientras que otras han sido “realmente buenas”. Los avances positivos incluyeron sanciones de Estados Unidos a las empresas de supercomputación chinas, dijo.

Una medida, que Chang considera equivocada, es la acción ejecutiva de Biden dirigida a combatir el racismo y la xenofobia hacia los asiático-estadounidenses durante la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). La medida se promulgó, en parte, para rechazar el término “virus de China”. El memorando ordenaba a las agencias federales que se aseguraran de que el lenguaje utilizado “no exhiba ni contribuya al racismo, la xenofobia y la intolerancia contra los estadounidenses de origen asiático y los isleños del Pacífico”.

De hecho, la acción de Biden reflejó una narrativa del PCCh que afirmaba que el uso del término “virus de China” o “virus de Wuhan” aumenta la discriminación y la violencia hacia las poblaciones de chinos y de etnia china en el extranjero, dijo Chang. Esta narrativa se propagó como parte del intento del régimen por desviar la atención de su encubrimiento al brote inicial, así como de la posibilidad de que el virus se haya filtrado de un laboratorio en Wuhan.

“El presidente de Estados Unidos no debería estar repitiendo lo que dice China, especialmente porque lo que dice China no es correcto”, dijo Chang. “Así que eso me parece horrible”.

Chang también condenó la suspensión, por parte de Biden, de una orden ejecutiva de Trump emitida en mayo de 2020. La suspensión allanó el camino para que los operadores de redes y las empresas de servicios públicos compren equipos de países que representan riesgos para la seguridad nacional de Estados Unidos, como China. El 20 de enero, Biden suspendió la orden de Trump durante 90 días y le pidió al secretario de energía y al director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca que “consideren conjuntamente si recomendar que se emita una orden de reemplazo”.

“Puedo entender que quiera revisar la política de Trump… pero al menos debería haber dejado las protecciones mientras realizaba esa revisión”, dijo Chang.

“China ha estado investigando nuestra infraestructura crítica”, dijo. “Podían hacer… en Estados Unidos lo que hicieron en la capital financiera de India a fines del año pasado”.

En febrero, un informe del New York Times dijo que el corte de energía en Mumbai, India, el 12 de octubre de 2020, fue parte de una campaña cibernética china contra India, ya que los dos países estaban atrapados en una feroz batalla fronteriza. En ese momento, las autoridades locales dijeron que la falla se debió a “problemas técnicos”, pero un ministro indio dijo en marzo que podría haber sido el resultado de un sabotaje cibernético, y agregó que el corte estaba siendo investigado.

Chang dijo que el propio Biden está predispuesto a buscar una relación de cooperación con el régimen chino, pero se ha visto obligado a adoptar una postura más dura debido a la conducta agresiva de Beijing a nivel internacional y al rechazo de la opinión pública estadounidense al régimen chino.

“Lo que está ocurriendo es que China está adoptando una conducta que nadie puede soportar realmente”, dijo. “Lo está obligando [a Biden] a adoptar políticas más firmes”.

Chang expresó su preocupación por el enfoque personal de Biden hacia el régimen y hacia su líder, Xi Jinping.

“Es una incógnita que Biden les haya hecho muchos regalos a los chinos, pero que no haya pedido nada a cambio”, dijo. “No entiendo por qué lo ha hecho”.

Estaba particularmente preocupado por “la forma en que [Biden] habla en términos cariñosos sobre sus reuniones con Xi Jinping”.

“No sé por qué el líder chino tiene cierto hechizo sobre Biden”, dijo Chang.

Biden a menudo menciona su larga relación con Xi cuando habla del régimen chino. Mientras Biden era vicepresidente, Xi era el vicepresidente del régimen y, por lo tanto, la contraparte de Biden en ese momento. Los dos habían pasado más de 24 horas en reuniones privadas y 17,000 millas viajando juntos durante ese tiempo, según Biden.

En febrero, Biden habló acerca de Xi: “Lo conozco bien. Pasamos mucho tiempo juntos durante los años que fui vicepresidente”.

Infiltración China

Chang alertó sobre los esfuerzos que lleva a cabo el PCCh para infiltrarse en la política y en la sociedad estadounidense.

“China simplemente ha infiltrado a nuestra sociedad”, dijo. “Han infiltrado al FBI, han infiltrado a la policía local, a los gobiernos locales”.

Presentó el ejemplo del representante Eric Swalwell (D-Calif.), miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que anteriormente tenía vínculos con una presunta espía del PCCh, llamada Fang Fang o Christine Fang.

Un informe de Axios, publicado en diciembre de 2020, afirmó que Fang construyó una extensa red de contactos con políticos prometedores en el Área de la Bahía de San Francisco, incluido Swalwell. El informe dice que Swalwell cortó lazos con ella después de que los investigadores le dieron una “citación de descargos” y después que él proporcionara información sobre la presunta espía al FBI.

Chang señaló que Fang se puso en contacto por primera vez con Swalwell cuando era concejal de la ciudad de Dublín, en California, desde 2010 hasta 2012.

“Eso significa que probablemente solo estaban tanteando a Swalwell por la remota posibilidad de que algún día se volviera valioso para ellos”, dijo.

“Esto sugiere que hay más de un Eric Swalwell. Podría haber docenas, probablemente cientos de Swalwells, lo que significa que hay docenas y cientos de Christine Fangs”.

Es hora de comenzar a eliminar la influencia del PCCh en la sociedad estadounidense, dijo Chang.

“Se han infiltrado en el gobierno, se han infiltrado en los medios, la academia, los negocios, en todo”.

“Si se trata de una institución, China ha intentado penetrar en ella”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS