Administración Biden retira las sanciones contra la empresa rusa Nord Stream 2 y su CEO

Por Isabel van Brugen
20 de Mayo de 2021
Actualizado: 20 de Mayo de 2021

La Administración Biden ha retirado a las sanciones impuestas a la empresa y al CEO que supervisan la construcción del proyecto de gasoducto ruso Nord Stream 2, según anunció el miércoles el secretario de Estado Antony Blinken, quien afirmó que la decisión se tomó por el interés nacional de Estados Unidos.

Blinken renunció a las sanciones a pesar de que el Congreso recibió del Departamento de Estado un informe sobre el proyecto de gasoducto, que concluía que la empresa Nord Stream 2 AG y su CEO, Matthias Warnig, un aliado del presidente ruso Vladimir Putin, participaron en actividades sancionables.

Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, ha dicho anteriormente que las sanciones son solo “una de las muchas herramientas” que se pueden utilizar.

El Departamento de Estado había impuesto sanciones a cuatro barcos rusos, entre ellos el Akademik Cherskiy, que comenzó a colocar tuberías para el proyecto en aguas danesas en abril. También había impuesto sanciones a otras cinco entidades rusas, incluido el Servicio de Salvamento Marítimo de Rusia.

“Las acciones de hoy demuestran el compromiso de la administración con la seguridad energética en Europa, en consonancia con la promesa del presidente de reconstruir las relaciones con nuestros aliados y socios en Europa”, dijo Blinken en un comunicado de prensa, emitido mientras se reunía por primera vez en Islandia con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para una conferencia del Consejo Ártico.

La Administración Trump había impuesto previamente sanciones a todas las empresas que ayudaran a la compañía energética estatal rusa Gazprom a construir el gasoducto de 11,000 millones de dólares para llevar el gas por debajo del mar Báltico a Europa a través de Alemania.

El expresidente Donald Trump se opuso al proyecto por considerar que reforzaría la influencia económica y política de Putin sobre Europa. Polonia ha sido uno de los críticos más acérrimos del gasoducto, que reduciría drásticamente el poder de negociación de los países de Europa central y oriental en caso de disputa por el suministro con Rusia, que en el pasado ha cortado las entregas del combustible a Ucrania y a partes de Europa en invierno durante disputas por los precios.

Muchos funcionarios de la UE en Bruselas también han expresado su oposición al proyecto, con la esperanza de reducir la dependencia energética del bloque respecto a Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también ha expresado su oposición al proyecto, que eludiría a Ucrania y la privaría de lucrativas tarifas de tránsito, incluso cuando era vicepresidente bajo el expresidente Barack Obama. La Casa Blanca dijo en enero que el presidente cree que el oleoducto es un “mal negocio para Europa”.

El gasoducto, que ya está prácticamente completado, duplicaría la capacidad del actual conducto Nord Stream que lleva el gas de Rusia a Europa a través de Alemania por debajo del Mar Báltico. Se espera que esté terminado este año.

Los funcionarios estadounidenses esperan que la exención dé tiempo para discutir con Alemania los posibles efectos negativos del gasoducto y proporcione cierta influencia para profundizar en la cooperación en asuntos más amplios que la administración considera prioritarios, como la pandemia, el cambio climático, la recuperación económica y el trato con la China comunista y Rusia.

La medida ha sido recibida con una férrea oposición de ambos partidos.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado (SFRC), el senador Bob Menendez (D-N.J.), dijo en un comunicado que se “opone a la decisión de la Administración Biden de renunciar a las sanciones contra el NS2 AG y Matthias Warnig”.

“Insto a la administración a que arranque la tirita, levante estas exenciones y siga adelante con las sanciones ordenadas por el Congreso”, dijo.

El senador Jim Risch, el republicano de mayor rango en el SFRC, dijo que las exenciones serán “un regalo para Putin que solo debilitará la influencia de Estados Unidos en el camino hacia la inminente cumbre Biden-Putin”.

“Mientras los estadounidenses trabajadores sufren una crisis energética nacional con precios de la gasolina al alza, colas en los surtidores y estaciones de servicio vacías, el presidente Biden está ayudando a Putin a aumentar el desarrollo energético de Rusia en lugar de reclamar la independencia energética de Estados Unidos”, dijo la representante Elise Stefanik (R-N.Y.) en un comunicado.

Stefanik dijo que la medida da a Rusia una “peligrosa influencia” y pone en riesgo la energía y la seguridad nacional de Estados Unidos, particularmente dada la decisión de Biden de cancelar el oleoducto Keystone XL.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo también comentó en Twitter que si Biden no podía dar prioridad a los empleos estadounidenses por las preocupaciones por el cambio climático, no debía entonces dar prioridad a Rusia.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, que habló por teléfono con Blinken, acogió con satisfacción la decisión, diciendo que era un “paso constructivo que con mucho gusto seguiremos discutiendo con nuestros socios en Washington”.

El partido de los Verdes en Alemania ha prometido que trabajará para poner fin al proyecto Nord Stream 2 antes de las próximas elecciones.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS