El hijo de Bolsonaro como embajador de Estados Unidos: ¿Una buena elección del Presidente de Brasil?

Por Fernando De Castro - Especial para La Gran Época
28 de Agosto de 2019 Actualizado: 28 de Agosto de 2019

RECIFE, Brasil – El congresista brasileño Eduardo Bolsonaro fue nominado por su padre, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, para estar al frente de la Embajada de Estados Unidos en Washington, D.C.

Miembro del Partido Social Liberal, Eduardo Bolsonaro fue elegido para el Congreso en las elecciones generales de 2018 con casi 2 millones de votos, el mayor número en la historia de Brasil. Representa al estado de Sao Paulo.

Bolsonaro es visto como una buena opción, ya que es amigo de la administración Trump. Es un aliado del exestratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon y participó en un evento con Eric Trump en Florida en febrero.

Recibió los elogios del presidente Donald Trump cuando acompañó a su padre en marzo en la primera visita oficial del Presidente brasileño a Estados Unidos.

La designación necesita la aprobación de la mayoría de los senadores brasileños, que actualmente están divididos en cuanto al nombramiento de Eduardo Bolsonaro como embajador de Estados Unidos.

Si se confirma la nominación, Eduardo romperá la tradición de que solo se nombren diplomáticos de carrera para el cargo.

Recientemente, cuando se le preguntó sobre sus habilidades para ser embajador de Estados Unidos, Bolsonaro dijo: “Tengo experiencia en todo el mundo. He hecho un programa de intercambio estudiantil. Sé cómo freír hamburguesas. (…) Puedo hablar inglés y he visto de cerca el gran respeto que los estadounidenses tienen por los brasileños”.

Los aliados de Jair Bolsonaro en el Senado apoyan la nominación, pero sus oponentes han cuestionado la competencia de Eduardo para ocupar el cargo debido a su falta de experiencia diplomática.

Los opositores también han acusado al Presidente de nepotismo por haber designado a su hijo para el importante cargo.

Debate

Una partidaria de Jair Bolsonaro, la senadora Soraya Thronicke del Partido Social Liberal, dijo que la nominación de Eduardo sería buena para Brasil y también para la relación del país con Estados Unidos.

“Es un hombre muy capaz para el cargo, tiene buenos planes para la Embajada, tendrá grandes asesores y también estará muy motivado para hacer un buen trabajo, así que también tendrá que generar buenos resultados”, dijo a La Gran Época.

“Sus principales misiones serán trabajar por un nuevo acuerdo económico con Estados Unidos y destacar nuestra nueva política económica libertaria”, agregó Thronicke.

Para la senadora opositora Eliziane Gama del Partido de la Ciudadanía, el nombramiento de Eduardo es incompatible con el ejercicio de la administración pública.

“Aparte del hecho de que Eduardo no es un diplomático de carrera, la elección del Presidente afecta la moral pública y da una imagen negativa de la política a la población. Y hoy, me doy cuenta de que el Senado no está satisfecho con esta nominación, que a mi entender no será aceptada”, dijo a La Gran Época.

Pero para el vicejefe del grupo parlamentario del Gobierno en el Senado, el senador Izalci Lucas del Partido Socialdemócrata Brasileño, la elección del presidente es positiva.

“No lo veo como nepotismo, porque es un cargo político y no una comisión. Además, Eduardo ha servido en la Comisión de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional en la Cámara, tiene un mandato y tiene buenos planes para la diplomacia”, dijo a La Gran Época.

Independencia

Todavía no se ha fijado una fecha para la votación en el Senado sobre el nombramiento de Bolsonaro.

Elton Gomes, politólogo y especialista en relaciones internacionales, dice que si se confirma la nominación de Bolsonaro, el gran desafío para él será adoptar una postura independiente.

“Puede que haga un buen trabajo encabezando la embajada, pero existe el riesgo de que adopte una postura política partidista”, dijo Gomes, y agregó que esto podría ser problemático, ya que los diplomáticos deberían ser no partidistas.

***

Video relacionado

Cómo Brasil escapó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela

TE RECOMENDAMOS