El impeachment es el resultado de la ‘ira partidista’ cediendo a la ‘tentación’, aseguró McConnell

Por Zachary Stieber
19 de Diciembre de 2019
Actualizado: 19 de Diciembre de 2019

El impeachment contra el presidente republicano Donald Trump fue el resultado de la “ira partidista”, dijo el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) en el pleno del Senado en Washington el 19 de diciembre.

“Anoche los demócratas de la Cámara de Representantes finalmente hicieron lo que se propusieron hacer desde hace mucho tiempo: votaron para destituir al presidente Donald Trump”, dijo, calificando la investigación del impeachment como “la más apresurada y menos minuciosa” de la “historia moderna”.

Los demócratas están tratando de destituir a Trump desde antes de que fuera nominado como el candidato presidencial republicano, dijo McConnell, citando informes noticiosos y legisladores del 2016 y 2017.

“Ahora, su proceso de bofetadas concluyó el primer impeachment presidencial puramente partidista desde el inicio de la guerra civil. La oposición al impeachment fue bipartidista. Solo una parte de una facción quería este resultado”, agregó.

Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron dos artículos de impeachment contra Trump el miércoles en la noche. Ningún republicano se les unió, y varios demócratas se sumaron para un voto bipartidista en contra de los artículos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, preside la Resolución 755, Artículos del impeachment contra el Presidente Donald J. Trump, mientras la Cámara vota en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, el 18 de diciembre de 2019 (SAUL LOEB/AFP vía Getty Images)

El presidente Donald Trump organiza un Rally de Feliz Navidad en el Kellogg Arena en Battle Creek, Michigan, el 18 de diciembre de 2019. (Scott Olson / Getty Images)

McConnell dijo que “la Cámara de Representantes dejó que su ira partidista contra este presidente en particular creara un nuevo y tóxico precedente que tendrá eco en el futuro” y que la votación “corre el riesgo de dañar profundamente las instituciones del gobierno estadounidense”.

A diferencia de los otros tres presidentes que tuvieron un proceso de impeachment o en grave riesgo de ser destituidos, Andrew Johnson, Richard Nixon y Bill Clinton, Trump no cometió ningún delito real, dijo McConnell.

“La Casa de la Presidenta Pelosi acaba de ceder a una tentación a la que todas las demás casas de nuestra historia lograron resistir. Ellos sometieron a un proceso de impeachment a un presidente que ni siquiera cometió un crimen real de acuerdo a nuestras leyes,” dijo.

Los otros procedimientos de Nixon y Clinton duraron muchos meses, a diferencia de éste, que comenzó a finales de septiembre, dijo McConnell.

Él descartó los dos artículos, de abuso de poder y de obstrucción al Congreso, diciendo que el primero “ni siquiera pretende alegar ningún delito real” y que el segundo se refiere en realidad a Trump “afirmando el privilegio presidencial”, que fue aprobado por los tribunales y se remonta al presidente George Washington.

Dijo que “los demócratas no tenían que apresurarse en hacer esto”, pero “optaron por atenerse a su calendario en lugar de buscar más pruebas por un canal legal adecuado”.

***

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS