El líder opositor ruso Alexéi Navalni ha sido envenenado, según su portavoz

Por EFE
20 de Agosto de 2020
Actualizado: 20 de Agosto de 2020

El líder opositor ruso Alexéi Navalni se encuentra ingresado en estado inconsciente en una unidad de cuidados intensivos después de que fuera envenenado, aseguró este jueves su portavoz, Kira Yarmysh.

El opositor, de 44 años, se sintió mal a bordo del avión en el que regresaba a Moscú desde la ciudad siberiana de Tomsk y la aeronave tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Omsk, donde fue ingresado.

Navalni “se sintió mal. El avión aterrizó con urgencia en Omsk. Alexéi sufre de una intoxicación. Ahora vamos al hospital en ambulancia”, escribía su portavoz en su cuenta de Twitter.

“Suponemos que Alexéi fue envenenado con algo mezclado con el té. Era lo único que bebía por la mañana. Los médicos dicen que la toxina se absorbió más rápido a través del líquido caliente”, relata Yarmysh.

Según un comunicado de la compañía aérea S7, en uno de cuyos aviones viajaba el opositor, este no consumió alimentos ni bebidas a bordo.

De acuerdo con la portavoz del político ruso, que se ha significado por su lucha anticorrupción en el país, Navalni “permanece todavía inconsciente” e ingresado en cuidados intensivos y conectado a un respirador.

“Hace un año, cuando Alexéi estaba en el centro de detención, fue envenenado. Obviamente ahora le hicieron lo mismo”, escribió Yarmysh en la red social.

En esa ocasión el diagnóstico oficial fue “alergia”, lo que fue puesto en duda por los médicos de Navalni y los correligionarios del político.

“Canallas, bestias. Otra vez ‘alergia'”, escribió en Twitter Anastasía Vasílieva, líder del sindicato Alianza de Médicos, que viajó a Omsk para conocer de primera mano el estado de Navalni.

“Creo que durante el día precisaremos con exactitud el diagnóstico. En todo caso, (a Navalni) se le está prestando todo el tratamiento necesario”, dijo el subdirector del Hospital de Urgencias Nº 1 de Omsk, Nikolái Kalinichenko,

Agregó que no hay seguridad de que el estado de Navalni haya sido provocado por un envenenamiento, aunque este “desde luego, se examina como una de las posibles causas”.

“Ante la falta de confianza en que el Estado esté interesado en curar a Alexéi Navalni, hay que llevarlo a otro país para que reciba tratamiento”, escribió en Twitter el director de la radio Eco de Moscú, Alexéi Venedíktov.

Según el médico Yaroslav Ashijmin, que trata al dirigente opositor desde 2013, ya han entablado contactos con dos centros médicos, uno en Francia y otro en Alemania, para ver las posibilidades de que lo reciban.

“Ahora es muy importante que los médicos de Omsk entreguen al paciente, porque, con todo el respeto, hay que entender que se trata de un campo muy específico y son muy pocas las escuelas que pueden tratar a un paciente posiblemente envenenado con un toxina”, dijo Ashijmin, citado por el portal digital Meduza.

Navalni, hábil comunicador, con sus campañas de denuncias de corrupción entre los altos cargos del país y el entorno del líder Vladímir Putin, se ha convertido en uno de los grandes azotes del Kremlin.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El nazismo, el fascismo y el socialismo tienen sus raíces en el comunismo

TE RECOMENDAMOS