El mayor sistema de pensiones del país afronta un futuro incierto con un déficit multimillonario

Con el 28 por ciento de lo que debe a sus miembros sin financiar, el sistema de pensiones de los empleados estatales de California, que cuenta con USD 465.000 millones en activos, se enfrenta a importantes vientos en contra

Por Travis Gillmore
10 de Diciembre de 2023 6:48 PM Actualizado: 10 de Diciembre de 2023 6:48 PM

Los cambios demográficos y la debilidad de la economía amenazan el futuro del sistema de pensiones de los empleados estatales de California, según algunos economistas.

Algunos se preguntan por la estructura del sistema y por qué el rendimiento de las inversiones ha sido tan bajo en los últimos años.

“Todo el tiempo y el dinero que gastan los comités de inversión debatiendo, buscando y asignando a fondos privados, consultores, contratando nuevos empleados y elaborando informes interminables para hacer un seguimiento de las miles de inversiones, todo ello absolutamente desperdiciado”, escribió Meb Faber, cofundador y director de inversiones de Cambria Investment Management, en un informe de noviembre en el que analizaba el sistema.

El Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de California, más conocido como CalPERS, gestiona unos USD 465,000 millones en activos y es el mayor fondo público de pensiones del país.

Es responsable de gestionar los ingresos de jubilación de más de 2 millones de afiliados y administra las prestaciones de jubilación y sanitarias.

A 30 de junio, el 28 por ciento de lo que debe a sus afiliados no estaba financiado, por lo que el sistema se enfrenta a importantes dificultades, según los expertos.

“Su estructura es tan complicada que, durante mucho tiempo, CalPERS ni siquiera pudo calcular las comisiones que paga por sus inversiones privadas”, escribió Faber.

“En ninguna parte de esta misión se establece que el objetivo sea invertir en montones de fondos privados y pagar los salarios inflados de innumerables gestores de capital privado y fondos de cobertura, pero eso es exactamente lo que hace CalPERS.”

En el año fiscal 2022-2023, el fondo de pensiones pagó USD 31,100 millones en prestaciones a unos 800,000 jubilados, un aumento de 2000 millones respecto al año anterior, según el reciente informe anual de la agencia.

El coste de la vida, el envejecimiento de la población activa y el descenso de la natalidad son los culpables, según funcionarios

Los funcionarios apuntan a los aumentos del coste de la vida y al creciente número de jubilados como las razones del aumento de los costes.

El envejecimiento de la población activa ejerce una presión financiera sobre el sistema, ya que la proporción de empleados que cotizan al fondo disminuye cuando aumentan las jubilaciones.

Esto ha dado lugar a un menor número de afiliados que aportan ingresos al fondo, con un descenso del 40 por ciento desde 2001.

El número de californianos mayores de 65 años ha pasado del 9 por ciento de la población en 1970 a más del 15 por ciento en 2022, según las estadísticas de la Oficina del Censo, con estimaciones que llegan hasta el 21 por ciento en 2030.

El descenso de las tasas de natalidad, combinado con una mayor esperanza de vida, deja menos empleados para cubrir las pensiones de generaciones anteriores, lo que se traduce en un aumento de los pasivos no financiados, según los expertos.


El edificio del Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de California en Sacramento, California, el 21 de julio de 2009. (Max Whittaker/Getty Images)

Los ejecutivos que gestionan el fondo reconocieron los problemas financieros en el reciente informe, titulado “Invertir en el presente para satisfacer las necesidades de nuestros afiliados en el futuro”.

El rendimiento de las inversiones debe superar el siete por ciento anual para cubrir los gastos, según la agencia.

Sin embargo, el fondo no suele alcanzar ese nivel, ya que en el último ejercicio fiscal registró un 5.8 por cineto de ganancias, tras una pérdida del 6.1  por ciento en el anterior.

También se cuestionan los objetivos del fondo de pensiones en materia de medio ambiente. Algunos sostienen que los esfuerzos deberían ser más sustanciales, mientras que otros sugieren que decisiones como la desinversión parcial en combustibles fósiles están afectando negativamente a los rendimientos de las inversiones.

Algunos críticos señalan que los rendimientos comunicados por el organismo no cumplen las normas del sector y cuestionan las estrategias de inversión del fondo.

“CaPERS ha tenido un problema de bajo rendimiento a largo plazo en comparación con los puntos de referencia financieros clave”, escribió Wayne Winegarden, investigador principal en negocios y economía del Instituto de Investigación del Pacífico -un grupo de política pública de Pasadena, California- en un análisis de agosto sobre las estrategias del fondo en los últimos 20 años.

Las ganancias del 5.8 por ciento registradas en el ejercicio fiscal más reciente representan una fracción del 17.2 por ciento de aumento del S&P 500 -un índice bursátil que mide las 500 empresas más importantes de EE.UU.-.

La sobrediversificación y las estrategias ineficaces plagan el sistema según expertos

Con casi 3000 empleados gestionando el sistema de fondos de pensiones, según la agencia, algunos han dicho que las inversiones podrían gestionarse de forma más eficaz.
En la actualidad, la cartera se compone de inversiones en 13 sectores: más del 28 por ciento en tecnologías de la información, cerca del 14 por ciento en sanidad y más del 12 por ciento en activos financieros.

Entre sus principales participaciones se encuentran Microsoft, Apple, Tesla y Amazon, con casi 1200 posiciones en acciones que suman más de USD 116.000 millones, según los archivos de la agencia.

big tech
Una fotografía de archivo muestra los logotipos de Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft en la pantalla de un celular y una laptop. (Justin Tallis/AFP vía Getty Images)

Los críticos afirman que la sobrediversificación y la ineficacia de las estrategias y la gestión afectan al fondo.

“Los pensionistas habrían estado mejor servidos si CalPERS se hubiera limitado a invertir pasivamente los activos de los pensionistas en fondos indexados de base amplia”, escribió Winegarden, refiriéndose a los llamados instrumentos de inversión simples que reparten el riesgo entre amplios sectores del mercado. “También habría sido mucho menos costoso para los pensionistas”.

Los críticos también destacan los USD 4500 millones en inversiones de capital riesgo del fondo este año, lo que equivale aproximadamente al 15 por ciento de todas las inversiones realizadas en el sector por cualquier inversor, según los archivos financieros. Esto va en contra de la tendencia nacional de los inversores institucionales a deshacerse de activos similares por temor al riesgo tras el colapso de varios bancos con importantes inversiones de capital riesgo a principios de este año.

La subida de los tipos de interés y la caída de los precios inmobiliarios también han creado imprevisibilidad para inversores como el fondo de pensiones, según la agencia.

“El impacto de la alta inflación y los elevados tipos de interés crea tanto incertidumbre como oportunidades para el fondo”, dijo la consejera delegada de CalPERS, Marcie Frost, en el reciente informe de la agencia. “No obstante, es esencial recordar que, como inversores a largo plazo, nos preparamos para estas fluctuaciones del mercado a lo largo de varias décadas”.

Crecen los pasivos no financiados

Los funcionarios también señalaron la posibilidad de que aumenten los pasivos no financiados.

Aunque la escasez de fondos no es nueva para la agencia, los de este año -que ascienden a unos USD 245,000 millones, según la Reason Foundation, un grupo de reflexión sobre política pública sin ánimo de lucro- suponen un aumento del 10 por ciento respecto al año pasado.

Según la agencia, el déficit podría resolverse aumentando las contribuciones tanto del Estado -como empleador- como de los empleados individuales.

Aunque la situación financiera sigue siendo preocupante, algunos afirman que el problema es manejable y señalan que California no es el único estado que arrastra una importante deuda en materia de pensiones.

Según la Reason Foundation, Hawai, Kentucky, Illinois, Texas y la mayoría de los demás estados tienen déficits multimillonarios en sus pensiones, con cantidades que ascienden a USD 1.3 billones en todo el país. Solo Washington y Nueva York tienen programas de pensiones totalmente financiados y con superávit.

“CalPERS no tiene tanto dinero como debería, pero no está a punto de quebrar ni de necesitar un rescate extraordinario”, declaró Marc Joffe, analista político del Cato Institute, un grupo de expertos con sede en Washington, D.C., a The Epoch Times el 8 de diciembre. “Los sistemas de otros estados tienen peores niveles de financiación”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.