El negocio multimillonario del contrabando de personas y drogas a EE. UU. por la frontera con México

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
18 de Mayo de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

WASHINGTON – Enormes cantidades de dinero están fluyendo directamente a las arcas de los cárteles mexicanos y a las organizaciones de contrabando a expensas de los inmigrantes ilegales. Y a medida que todos los meses se incrementan los números de migrantes, las ganancias continúan llegando.

La Patrulla Fronteriza detuvo cerca de 460.000 inmigrantes ilegales durante los primeros siete meses del año fiscal 2019.

El monto de dinero más bajo que los inmigrantes pagan a los contrabandistas es de 1500 dólares por cabeza, lo que eleva el total aproximado de 690 millones de dólares.

Sin embargo, esta es una estimación mínima: los inmigrantes ilegales de algunos países, como China, pagan hasta 15.000 dólares por cabeza.

Agentes de la Patrulla Fronteriza capturan a siete inmigrantes ilegales de China, uno de México y otro de El Salvador después de que trataron de evadir la captura después de cruzar desde México hacia los Estados Unidos a Rio Grande cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Además, la cifra de 690 millones no incluye a los que evaden la captura.

Solo en el Valle de Río Grande en Texas, 25.000 inmigrantes evadieron la captura en los primeros cinco meses del año fiscal 2019, mientras que 103.000 fueron capturados.

Si aplicamos la proporción de por cada 103 extranjeros capturados, 25 logran escaparse, obtenemos una estimación total de 88.500 escapes en la frontera suroeste durante los primeros siete meses. Si cada uno de ellos pagó una tarifa básica de 1500 dólares, eso es otro monto cercano a los 133 millones.

Así, una estimación conservadora alcanzaría los 823 millones de dólares para los primeros siete meses del año fiscal 2019.

La exsecretaria de seguridad nacional Kirstjen Nielsen estimó que se capturará a un millón de inmigrantes ilegales en el presente año fiscal. Esto colocaría la base de la estimación en 1.800 millones de dólares, incluyendo los escapes.

La Patrulla Fronteriza captura a extranjeros ilegales que acaban de cruzar desde México a Rio Grande cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Se suman las drogas

Los beneficios que los cárteles están obteniendo del tráfico de drogas probablemente también estén aumentando. Debido a que hasta el 40 por ciento de los recursos de la Patrulla Fronteriza son utilizados para controlar a los grandes grupos de personas, los cárteles de drogas están recibiendo un salvoconducto para sus operaciones ilícitas.

“Los contrabandistas eligen estratégicamente el momento y el lugar para los cruces de grandes grupos de personas, con el fin de desbaratar las actividades de la seguridad fronteriza, crear una distracción para el contrabando de narcóticos y permitir que los adultos solteros que buscan evadir la captura intenten entrar a hurtadillas”, dijo el excomisionado de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan, en una audiencia en el Senado el 6 de marzo. “Peor aún, estos contrabandistas ejercen horribles actos de violencia, agresión sexual y extorsión a algunas de las personas más vulnerables de nuestro hemisferio”.

Un contrabandista rema su balsa de regreso a México después de dejar a una mujer guatemalteca y a su hija en el lado estadounidense de Río Grande cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

La estación de la Patrulla Fronteriza de Río Grande City es una de las nueve estaciones dentro del Sector del Valle del Río Grande en el sureste de Texas. Es la principal estación que realizó más incautaciones de narcóticos y la segunda en capturas de extranjeros ilegales.

Sin embargo, a pesar de que la estación incautó 19 toneladas de narcóticos en los primeros cinco meses de este año fiscal, “ni siquiera estamos capturando cerca del 10 por ciento”, dijo Raúl Ortiz, ex-subdirector de la Patrulla Fronteriza para el sector del Valle del Río Grande.

Eso significaría que 171 toneladas de drogas han llegado al área de Río Grande City entre los puestos de ingresos fronterizos.

“Los cárteles están empezando a empujar el tráfico [de inmigrantes] hacia aquí [donde] no hay nada [sino] un pequeño pueblo”, dijo Ortiz. “¿Y por qué están haciendo eso? No es por la proximidad a una comunidad. No, porque los cárteles están utilizando eso como una distracción para que puedan atarnos las manos y así nuestros agentes no puedan llegar al contrabando de narcóticos o de inmigrantes”.

Anthony Porvaznik, jefe de la Patrulla Fronteriza de Yuma, Arizona, dijo que su sector está muy abrumado con los grandes grupos de personas que provienen de América Central y estima que entre el 50 y el 60 por ciento de sus recursos humanos es incapaz de concentrarse en la seguridad fronteriza y en cuestiones relacionadas con la seguridad nacional.

“Si se mira cuánta gente entra al país y a cuánta gente arrestamos, somos muy efectivos”, dijo Porvaznik. “Pero el problema es la gente que se escapa”.

Estima que al menos el 20 por ciento de los que intentan evadir a la Patrulla Fronteriza, “que nosotros sepamos”, tienen éxito.

Y con más de la mitad de sus recursos humanos dedicados a las grupos familiares, los tres puestos de control de la autopista que dirige están cerrados.

“No sabemos lo que está pasando”, dijo. “El año pasado se incautaron poco menos de 820 kilos de metanfetamina en nuestros puestos de control. Este año, estamos muy por debajo de eso porque no tenemos nuestros puestos abiertos todo el tiempo. Eso son cientos y cientos de kilos de metanfetamina, drogas peligrosas que llegan a las comunidades de todo Estados Unidos, porque no se quedan en Yuma. Se extiende por todo EE. UU.”.

El sheriff Mark Napier, del condado de Pima, Arizona, comparte la frontera internacional más larga con México, en gran parte en condiciones no seguras.

“Estamos viendo grandes cantidades de metanfetamina. Algo de eso viene por los puestos de ingreso. Algo de esto está llegando a través de las áreas desérticas. El fentanilo, la heroína y la cocaína llegan en cantidades inimaginables”, dijo Napier el 17 de abril.

“Justo la semana pasada, mis agentes interceptaron 26 kg de metanfetamina. Solía ser que si capturabas 60 o 90 gr de metanfetamina, eso se consideraba importante. Ahora confiscamos 26 kg. Hace un mes requisamos 13.000 pastillas de fentanilo. Ahora imagina la cantidad de sobredosis, las visitas a urgencias, y la adicción asociada a 13.000 pastillas de fentanilo”.

Y todas las ganancias van a los cárteles.

*****

Te puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS