El Partido Comunista Chino culpa a los alimentos importados del reciente aumento de la COVID-19

Las alegaciones han provocado enormes pérdidas a las empresas chinas y al transporte marítimo mundial
Por Alex Wu
31 de Enero de 2021
Actualizado: 31 de Enero de 2021

Este mes han aparecido con frecuencia en los medios de comunicación de China continental noticias sobre “pruebas positivas de ácido nucleico en envases de alimentos importados”.

Los “expertos” aprobados por el Estado y citados por los medios de comunicación han dado diferentes opiniones sobre el riesgo de contraer el virus a través de los productos importados, lo que ha provocado confusión y pánico entre la población y enormes pérdidas para las empresas importadoras.

Ante una situación interna cada vez más grave, ya que la pandemia se ha agravado en varias provincias chinas mientras aumenta el escrutinio internacional, el PCCh y sus medios de comunicación han seguido publicando en los últimos meses artículos que afirman que el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) se originó en otros países, en un intento por desviar la atención del encubrimiento que se produjo en Wuhan durante las primeras fases de la pandemia.

Los medios de comunicación controlados por el Estado también han informado con frecuencia que China ha tenido “casos importados del extranjero”.

Opiniones contradictorias de los expertos

Sin embargo, los expertos chinos tienen opiniones contradictorias sobre si la gente puede infectarse con alguna partícula del virus presente en los productos importados.

La semana pasada, Zhang Wenhong, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Huashan, afiliado a la Universidad de Fudan, dijo en una entrevista con la cadena estatal CCTV que, en términos de probabilidad, “si alguien compró algo importado del extranjero y se infectó por él, hasta ahora no se ha producido ningún caso de este tipo”.

“La probabilidad es menor que la de un accidente aéreo”, dijo.

Otro experto, Wu Zunyou, jefe de epidemiología del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, declaró a varios medios de comunicación chinos: “Si la prueba del ácido nucleico de los alimentos ha sido positiva, puede tratarse de un virus vivo, o de un virus muerto o un fragmento de virus, y puede no ser infeccioso”.

Añadió que el virus del PCCh no se propaga a través del tracto digestivo, y que el ácido del estómago humano es lo suficientemente fuerte como para matarlo. Hasta ahora, no se ha identificado ninguna enfermedad que cause infecciones respiratorias a través del tracto digestivo.

Aconsejó que la gente puede limitar el riesgo de infección prestando atención a la higiene de las manos cuando se come fruta fresca y lavando la fruta con agua corriente. “No debería haber riesgo de infección”, dijo.

Sin embargo, el pasado mes de diciembre, Zhong Nanshan, el principal virólogo de China, siguió sugiriendo que el virus del PCCh podría haberse transmitido a partir de productos importados.

Dijo a varios medios chinos el 19 de diciembre de 2020 que el virus del PCCh se transmitía originalmente de persona a persona. Pero ahora, afirmó, existe una transmisión ambiental (de superficie a persona). Este es un “nuevo tema” que “necesita científicos para encontrar patrones y estudiar cómo prevenirlo”, afirmó.

En una entrevista con CCTV el 29 de diciembre, Zhong también mencionó que el aumento de los casos locales en China puede estar relacionado con el medio ambiente y la transmisión material, y que es necesario vigilar los productos importados.

La OMS dijo en agosto del año pasado, cuando empezaron a surgir noticias de China, que no hay pruebas de que la gente pueda contraer la COVID-19 a través de los alimentos o de los envases de los mismos.

Una pareja china lleva abrigos de plástico y mascarillas protectoras mientras compran alimentos en un supermercado en Beijing, China, el 11 de febrero de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Las empresas sufren pérdidas

Dadas las opiniones contradictorias de los expertos, junto con los repetidos titulares de los medios de comunicación continentales de que los productos importados han dado positivo por virus del PCCh, muchos chinos se niegan ahora a comprar productos importados para evitar cualquier riesgo de contraer el virus, lo que provoca enormes pérdidas a las empresas de importación.

Por ejemplo, después de que varios medios informaran de que “la superficie de las cerezas importadas dio positivo” en el test de COVID-19, se produjo una fuerte caída en el precio de las cerezas importadas en muchos lugares del país.

Las cerezas de tamaño jumbo solo pueden venderse ahora a 20 yuanes (unos 3 dólares) por kilo en los mercados de Guangzhou.

El mercado mayorista de frutas de Jiaxing suele vender las cerezas entre 60 y 160 yuanes (entre 9 y 24 dólares) por kilo. Ahora, las cerezas no hacen ganar a los propietarios de las tiendas más de 16 yuanes (2.4 dólares) por kilo. Los comerciantes de Kunming también han dicho que el precio de las cerezas para ellos ha bajado a 20 yuanes (3 dólares) por kilo y que siguen siendo difíciles de vender.

La cautela del público ha presionado a los comercios que ya se habían abastecido de productos importados para el próximo Año Nuevo chino.

“Un mayorista vendió un contenedor de cerezas por valor de más de un millón de yuanes (150,000 dólares) por solo 100,000 yuanes (15,000 dólares)”, informó un medio de comunicación. “Es normal que un camión de mercancías pierda cientos de miles de dólares”.

Los tests de virus interrumpen las operaciones de la cadena de frío mundial

La práctica del PCCh de analizar los alimentos importados y otras mercancías no solo ha afectado a las empresas chinas, sino que también ha perturbado las operaciones de la cadena de frío mundial, provocando que los buques de carga hagan largas colas en los principales puertos chinos para realizar los tests.

Según un reciente artículo de Bloomberg News, al menos cuatro buques frigoríficos se han visto obligados a esperar durante dos meses cerca del puerto de Dalian. Nueve buques portacontenedores han estado atracados en el puerto y al menos seis más están alineados en el Mar Amarillo. La congestión hizo que las empresas de transporte transfirieran sus contenedores refrigerados a otros puertos, lo que a su vez ha provocado una congestión en puertos como Qingdao y Shanghai.

Y no solo se han visto afectadas las operaciones de transporte marítimo dentro de China.

Según Philip Gray, analista de la consultora marítima Drewry, los buques rusos cargados de marisco que se dirigían a Dalian y Qingdao han tenido que ser redirigidos a Busan, en Corea del Sur, lo que aumenta el riesgo de que se congestionen más puertos.

Según el artículo de Bloomberg, las empresas estadounidenses también han tenido que esperar a que se vacíen los contenedores para enviar sus productos congelados a China y al otro lado del Pacífico.

El informe advertía a los exportadores estadounidenses de que podrían producirse nuevos aumentos en los costes de la cadena de suministro en un futuro próximo como consecuencia de las interrupciones.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS