El presidente ucraniano Zelensky rechaza la demanda del impeachment y niega el quid pro quo

"Mire, nunca hablé con el Presidente desde la posición de un quid pro quo"
Por Jack Phillips
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, negó una vez más una acusación primaria impuesta por los demócratas de la Cámara de Representantes en el marco de su investigación de impeachment del presidente Donald Trump, diciendo que no había contrapartida.

Zelensky es una de las figuras centrales de la investigación liderada por los demócratas, tras haber hablado con Trump en una llamada telefónica el 25 de julio sobre las investigaciones del ex vicepresidente Joe Biden, su hijo Hunter Biden y Burisma Holdings, la compañía energética ucraniana que contrató al joven Biden como miembro de la junta directiva mientras el ex vicepresidente estaba en el cargo.

“Mire, nunca hablé con el Presidente desde la posición de un quid pro quo. Eso no es lo mío”, dijo Zelensky a varios medios de comunicación durante el fin de semana, incluyendo a la revista Time. Dijo que no “entiende en absoluto” las acusaciones hechas contra Trump durante las audiencias de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Es la segunda vez que Zelensky niega directamente las acusaciones de quid pro quo.

Noticias de última hora: El Presidente de Ucrania acaba de anunciar de nuevo que el presidente Trump no ha hecho nada malo con respecto a Ucrania y a nuestras interacciones o llamamientos. Si los demócratas de extrema izquierda estuvieran cuerdos, cosa que no es así, ¡se acabaría el caso!

– Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 2 de diciembre de 2019

Trump escribió en Twitter que su homólogo ucraniano dijo que “no ha hecho nada malo con respecto a Ucrania y nuestras interacciones o llamadas”, y añadió: “Si los demócratas de extrema izquierda estuvieran cuerdos, cosa que no es así, ¡se acabaría el caso!”

Zelensky criticó ligeramente la decisión de Estados Unidos de retener a principios de este año cientos de millones de dólares que iban a enviarse a Kiev.

“No quiero que parezcamos mendigos. Pero tienen que entenderlo. Estamos en guerra”, dijo. “Si son nuestro socio estratégico, no pueden bloquear nada [que iba destinado] a nosotros. Creo que es únicamente un tema de justicia. No se trata de un quid pro quo. No hace falta decirlo”.

El caso de los demócratas contra Trump —que argumentan que retuvo la ayuda militar para presionar a Ucrania para que investigara a los Biden antes de las elecciones de 2020— ha sido rechazado por otros funcionarios ucranianos, incluido el ministro de Asuntos Exteriores Vadym Prystaiko. Trump y otros funcionarios de la Casa Blanca también han desestimado las acusaciones, diciendo que equivalen a una caza de brujas dirigida por los demócratas.

En la entrevista, Zelensky también intentó rechazar las acusaciones de que Ucrania es un país corrupto.

“Puede parecer una cosa fácil de decir, esa combinación de palabras ‘Ucrania es un país corrupto’. Solo para decirlo y ya está. Pero no termina ahí. Todo el mundo oye esa señal. Las inversiones, los bancos, las partes interesadas, las empresas, las estadounidenses, las europeas, las empresas que tienen capital internacional en Ucrania, es una señal para ellos que dice: Ten cuidado, no inviertas. O, ‘sal de ahí'”, dijo.

La ONG anticorrupción Transparency International y otras organizaciones han clasificado a Ucrania como una de las naciones más corruptas de Europa. El año pasado, el nuevo fiscal de Ucrania, Ruslan Ryaboshapka, anunció que ampliaría una investigación contra el fundador de Burisma Holdings, Mykola Zlochevsky, por el supuesto “robo de fondos gubernamentales a gran escala”, informó Reuters. Según los informes, las autoridades ucranianas desconocen actualmente el paradero de Zlochevsky.

A finales de septiembre, después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), anunciara la investigación del juicio político, Zelenksy dijo que no se sintió presionado por Trump durante la llamada telefónica.

“No quiero participar en las elecciones democráticas y abiertas de Estados Unidos”, dijo Zelensky en aquel entonces. “Oyeron que tuvimos una buena llamada telefónica. Era normal. Hablamos de muchas cosas. Yo pienso, y ustedes la han leído, y nadie me empujó”.

Biden se jactó en un video el año pasado de que presionó al entonces presidente ucraniano Petro Poroshenko en 2016 para que despidiera al fiscal, Viktor Shokin, que estaba investigando a Burisma. El hijo de Biden, Hunter Biden, estuvo en la junta directiva de Burisma desde 2014 hasta 2019. Los funcionarios de Obama y Biden han descrito a Shokin como un funcionario corrupto.

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS