El viaje de una mujer de 70 años para superar cáncer rectal avanzado

Por Ellen Wan y Teresa Zhang
13 de Diciembre de 2023 3:47 PM Actualizado: 13 de Diciembre de 2023 3:49 PM

A Ryoko Mochizuki, de origen chino-japonés, le diagnosticaron un cáncer de recto en fase avanzada en 1991, y los médicos le calcularon una esperanza de vida de no más de cinco años. Más de tres décadas después, a la edad de 70 años, no sólo sobrevivió, sino que su salud mejoró más allá de su estado anterior al cáncer. ¿Qué secretos esconde?

Mochizuki nació en China. En 1967, en medio de la Revolución Cultural iniciada por el Partido Comunista Chino (PCCh), su familia sufrió persecución debido a que su padre había trabajado anteriormente como gerente de una tienda japonesa. Al crecer en medio de la discriminación y la adversidad, Mochizuki desarrolló un carácter resistente y decidido, inquebrantable ante las dificultades. Aspiraba a superarse y a cambiar su destino.

En la década de 1980, tras el fin de la Revolución Cultural, el PCCh empezó a permitir la empresa privada. Decididos a escapar de las frustraciones de los empleos en el sector público, la Sra. Mochizuki y su esposo se embarcaron en un viaje empresarial abriendo un restaurante. Empezaron construyendo chimeneas para la cocina y sistemas de alcantarillado, y ampliaron gradualmente su negocio hasta alcanzar la plena ocupación diaria. Funcionando como restaurante durante el día y como salón de baile por la noche, su negocio prosperó.

“Estaba muy ocupada de la mañana a la noche, siempre saltándome comidas y trabajando en exceso hasta que mi cuerpo no pudo soportarlo más”, cuenta. En 1991, fue al hospital a hacerse un chequeo y le diagnosticaron varias enfermedades, entre ellas cefaleas neurogénicas, cardiopatías, hepatitis C y gastritis. A finales de ese año le diagnosticaron cáncer rectal. Inicialmente se diagnosticó erróneamente como colitis, pero más tarde se comprobó que se trataba de un cáncer en fase avanzada.

Los médicos le dijeron que le quedaban, como mucho, cinco años de vida, e incluso le dijeron: “Come todo lo que puedas. Disfrute de la buena comida y considere cada día que vive una bendición”.

Ella dijo: “Mi yo resistente finalmente se rindió y admitió la derrota. A mis 40 años, estaba en el camino hacia la muerte. La vida era demasiado dolorosa. Pensé que en la muerte ya no tendría que soportar tanto sufrimiento”.

Durante la operación de extirpación rectal, los médicos descubrieron tumores en su útero y ovarios. En consecuencia, se realizó una intervención integral que incluía la extirpación del recto, el útero y los ovarios en una sola operación. “Grité de dolor porque no había anestesia general. Hacia el final, la agonía me dejó incapaz de emitir sonido alguno; fue realmente peor que la muerte”.

Por el bien de sus hijos pequeños y sus padres ancianos, la Sra. Mochizuki persistió en su valiente batalla contra el cáncer. En medio del dolor, se encontró reflexionando: “Conseguí lo que quería, gané fama y riqueza, pero mi cuerpo se derrumbó por ello. ¿Para qué vivimos? ¿Cuál es el verdadero sentido de la vida?”.

Más tarde, ella y su familia se trasladaron a Japón. A las dos semanas de llegar, ingresó en el Centro Nacional del Cáncer de Japón, pero ni siquiera los expertos sabían qué hacer.

Incluso hoy, 30 años después, la tasa de mortalidad sigue siendo alta para los pacientes de cáncer colorrectal que sufrieron metástasis malignas. Un estudio realizado por el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, publicado en 2023, reveló que la mediana de supervivencia de los pacientes con cáncer colorrectal en fase avanzada aumentó de 22,6 meses en el periodo comprendido entre 2004 y 2012 a 32,4 meses en el periodo comprendido entre 2016 y 2019. En otras palabras, la mayoría de los pacientes con cáncer colorrectal en fase avanzada siguen sin sobrevivir más de tres años.

Afortunadamente, la Sra. Mochizuki encontró esperanza en una práctica tradicional mente-cuerpo de China. A finales de 1997, un amigo le presentó Falun Gong. Falun Gong es una práctica de qigong que sigue los principios de verdad, compasión y tolerancia, y consiste en cinco series de ejercicios suaves, incluida la meditación. Desde su introducción pública por el fundador, el maestro Li Hongzhi, en 1992, se calcula que entre 70 y 100 millones de personas practicaban Falun Gong en China hasta 1999.

Recuerda el primer día que practicó Falun Gong; a pesar de padecer insomnio crónico, disfrutó de una noche de sueño reparador. “Cuando me desperté, ya era de día y la luz del sol llenaba la habitación. Mi familia ya se había marchado y, cuando miré la hora, eran más de las 10. Había dormido muy bien. De hecho, nunca había dormido tan bien. Esta práctica es realmente milagrosa”.

Con la práctica persistente de Falun Gong, la salud de la Sra. Mochizuki mejoró gradualmente. Comenzó a comer bien, a dormir profundamente y pudo volver a ocuparse de las tareas domésticas. Su aspecto también fue mejorando. Un día, su esposo se dio cuenta de que su casa parecía tan limpia y ordenada como antes de su enfermedad. Le dijo: “Estoy curada. Ya no tengo que ir al hospital ni tomar medicamentos, y no tienes que preocuparte ni temer por mí todos los días. Mi enfermedad desapareció por completo”.

Después de practicar Falun Gong, la Sra. Mochizuki recuperó la salud. La foto la muestra de pie frente al monte Fuji. (Foto cortesía de Ryoko Mochizuki)
Después de practicar Falun Gong, la Sra. Mochizuki recuperó la salud. La foto la muestra de pie frente al monte Fuji. (Foto cortesía de Ryoko Mochizuki)

Renuncia al subsidio sanitario nacional tras recuperarse

En 1998, decidió renunciar al subsidio nacional de asistencia sanitaria. Debido a su limitado dominio del japonés, pidió ayuda a su tía, que trabajaba en el gobierno local, para facilitar la cancelación. Sin embargo, a pesar de los numerosos intentos, su solicitud fue rechazada. El gobierno insistió en que los subsidios sanitarios eran obligatorios y no podían denegarse. Su tía también le aconsejó: “Danos el dinero si no lo quieres”.

La Sra. Mochizuki explicó: “Como practicante de Falun Gong, debo adherirme a los principios de verdad, compasión y tolerancia. El primer requisito es ser sincera. Ahora que ya no estoy enferma, no puedo seguir recibiendo subsidios sanitarios”. Con su determinación, su tía acabó ayudándola a cancelar el subsidio sanitario.

Practicar Falun Gong alarga la vida de los enfermos de cáncer, según estudio

El caso de la recuperación del cáncer de la señora Mochizuki no es infrecuente entre los practicantes de Falun Gong. En un estudio presentado en la reunión anual del 2016 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, se analizaron 152 casos de practicantes de Falun Gong con cáncer terminal. El estudio mostró que en la fecha del informe, 149 pacientes seguían vivos y en buen estado de salud. En comparación con el periodo de supervivencia previsto de 5,1±2,7 meses, el periodo de supervivencia real se prolongó significativamente hasta 56,0±60,1 meses. Entre ellos, 147 casos (96,7 por ciento) informaron de una recuperación completa de los síntomas, con 60 casos confirmados por los médicos tratantes.

El estudio indicó que la práctica de Falun Gong podía prolongar significativamente la supervivencia de los pacientes con cáncer terminal y aliviar sus síntomas.

La práctica de Falun Gong mejora la inmunidad, según estudio

Un estudio anterior descubrió que la práctica de Falun Gong puede mejorar la inmunidad. En comparación con otros individuos sanos, los practicantes de Falun Gong exhiben un mecanismo regulador bidireccional único en sus neutrófilos. En condiciones normales, sus neutrófilos tienen una vida más larga y una mayor actividad fagocítica que los de las personas normales, por lo que son más eficaces en la protección del cuerpo. Curiosamente, en un estado inflamatorio, estos neutrófilos sufren una rápida apoptosis tras eliminar los patógenos, lo que facilita la rápida resolución de la inflamación.

Los beneficios para la salud de la práctica de Falun Gong no sólo se derivan de sus cinco series de ejercicios, sino que también influye significativamente la elevación moral de los practicantes. La investigación moderna confirmó que el carácter de una persona, su visión de la felicidad y sus creencias morales pueden influir en su bienestar físico.

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) también reveló que, en comparación con los individuos que priorizan el disfrute materialista, aquellos con objetivos vitales claros y tendencias altruistas muestran una menor expresión de genes proinflamatorios y una mayor expresión de genes antivirales, lo que sugiere un mayor nivel de respuestas antiinflamatorias y antivirales.

Encontrar una forma alegre de vivir y el sentido de la vida

La Sra. Mochizuki dijo que al leer el texto central de Falun Gong, “Zhuan Falun”, y aprender a vivir según los principios de verdad, compasión y tolerancia, su personalidad y su visión de la vida experimentaron cambios significativos.

“Antes de practicar, siempre quería ser la mejor en todo y pensaba que podía hacerlo todo. Cuando recibía un trato injusto, estaba resentida con la otra parte y la culpaba de todo. Después de practicar, cuando tengo problemas, mi primera reacción es la introspección, evaluando en qué fallé o si tuve en cuenta la perspectiva de la otra persona sin preocuparme demasiado por el beneficio o la pérdida personal. Ahora siempre estoy contenta, alegrando a los que me rodean”, dice Mochizuki.

Y lo que es más importante, encontré el verdadero sentido de la vida. “La gente no está hecha para luchar entre sí o simplemente para sobrevivir día a día. Por el contrario, debemos vivir de verdad para nosotros mismos. El sentido de la vida es volver a uno mismo, descubrir la paz interior”, afirma.

Turista chino pasa de maldecir a ser conmovido por ella

Desde la persecución de Falun Gong por el PCCh en 1999, la Sra. Mochizuki participó en diversas actividades de apoyo a los practicantes de Falun Gong perseguidos en China. Para denunciar la falsa propaganda del PCCh contra Falun Gong, a menudo instalaba paneles en atracciones turísticas y distribuía material informativo que revelaba la verdad a los turistas chinos.

En una ocasión, un joven chino se le acercó y le dijo: “Muérete. Te dispararé y me aseguraré de que estés muerta cuando vuelvas a China”. Sabiendo que la hostilidad del joven hacia Falun Gong provenía del adoctrinamiento del PCCh, ella sonrió tranquilamente y respondió: “Niño, eres tan lamentable, verdaderamente lamentable”. Su mirada feroz se suavizó de repente, y se alejó con la cabeza gacha. Media hora más tarde, el grupo de turistas chinos regresó. El joven se acercó, cogió un periódico, lo guardó discretamente en su bolso y dijo en voz baja: “Gracias”.

Dejar atrás el resentimiento hacia su suegra

A medida que la Sra. Mochizuki se volvía más tolerante e indulgente, su familia también se volvía más armoniosa.

Después de que su suegra se mudara a su casa, se sintió cada vez más frustrada por las recriminaciones injustificadas de la mujer. Recordando la negativa de su suegra a ayudarla cuando tuvo dificultades económicas en el pasado, los problemas diarios causados por su suegra aumentaron su descontento.

Al principio, le resultaba insoportable y discutía a menudo con su suegra. Para evitar los conflictos, llegó a quedarse tres meses en casa de su hija, en Australia. Más tarde, se decidió a tratar a su suegra con compasión y tolerancia. A pesar de las reprimendas de su suegra, optó por guardar silencio. Cuando su suegra vertía orina en el fregadero o ensuciaba el inodoro, ella limpiaba sin quejarse, recordando las enseñanzas de “Zhuan Falun” que dicen: “Difícil de soportar, se puede soportar; difícil de hacer, se puede hacer”.

Tras desprenderse del resentimiento, sintió alivio y la situación mejoró gradualmente. “Siento que mi corazón cambió, y el hogar se volvió más tranquilo. Ya no discute conmigo. Ahora tiene cuidadores asignados por el gobierno para atenderla, y ya no necesito acompañarla al hospital ni comprar alimentos”.

El perdón es algo más que una virtud; también puede reportar numerosos beneficios para la salud. Las investigaciones indican que las personas con una mentalidad indulgente, dispuestas a tratar con amabilidad a quienes les trataron mal, experimentan niveles más bajos de estrés y gozan de mejor salud física.

En una encuesta en la que participaron más de 1000 estadounidenses mayores, se descubrió que tres años después de la evaluación inicial, los que no estaban dispuestos a perdonar mostraban un deterioro más significativo de la salud autodeclarada en comparación con los que estaban más dispuestos a perdonar.

Cambiar la mentalidad para mejorar la salud

Los expertos médicos reconocen que la mentalidad es un factor clave en el tratamiento del cáncer. En un artículo publicado en la revista Trends in Cancer, tres expertos de la Universidad de Stanford señalaron que un diagnóstico de cáncer suele tener un impacto catastrófico en la salud mental de los pacientes, con una prevalencia de síntomas de depresión y ansiedad entre dos y tres veces superior entre los enfermos de cáncer en comparación con la población general. Sin embargo, no todos los enfermos de cáncer tienen una mentalidad negativa. A pesar de experimentar síntomas clínicamente similares, un paciente puede sentir que le sobreveno una gran calamidad, lo que le lleva a la depresión y la ansiedad, mientras que el otro puede ver el cáncer como una oportunidad para realizar cambios positivos en su vida.

Los expertos creen que en el tratamiento del cáncer pueden emplearse intervenciones psicológicas para ayudar a los pacientes a ajustar su mentalidad.

Esto les ayuda a reconocer que sus cuerpos son capaces, resistentes y tienen habilidades curativas innatas. Esta mentalidad fomenta su participación en actividades beneficiosas para la salud y reduce el miedo a la reaparición del cáncer.

Un ensayo controlado aleatorizado publicado en el Journal of Clinical Oncology en 2021 reveló que las supervivientes de cánceres de mama y ginecológicos experimentaron una reducción significativa de los síntomas depresivos, incluida la fatiga, el insomnio y los síntomas vasomotores, después de participar en seis semanas de meditación en comparación con el grupo de control.

Reflexionando sobre su propia experiencia de lucha contra el cáncer, la Sra. Mochizuki espera que los pacientes de cáncer puedan afrontar el reto con una mentalidad tranquila. “Todo el mundo tiene que enfrentarse a la muerte en algún momento, pero de formas diferentes. Cuando la mentalidad es tranquila, no parece tan difícil”, afirma.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.