“El viaje sagrado”: Desafío monumental espera a los pianistas de la Competencia Internacional de Piano NTD

Por Catherine Yang
15 de Septiembre de 2022 9:04 PM Actualizado: 17 de Septiembre de 2022 10:05 AM

Tras la interrupción por una pandemia mundial y una guerra, la 6º Competencia Internacional de Piano NTD se acerca rápidamente, y los pianistas participantes están preparados para recibir la tan esperada composición comisionada que sirve como obra central de la competencia.

El 15 de septiembre, los pianistas verán por primera vez la composición “El viaje sagrado”. Tienen 45 días para prepararse para este monumental reto, que se interpretará en la ronda semifinal.

Desde 2016, la competencia ha hecho un esfuerzo especial para comisionar un arreglo para piano de una composición de D.F., el director artístico de Shen Yun Performing Arts, una compañía de música y danza de renombre mundial que ha liderado el renacimiento de la cultura tradicional china a través de las artes.

La composición para piano fue arreglada por Qin Yuan, compositora y pianista acompañante de Shen Yun. Qin es una prolífica compositora con una notable experiencia en la transmisión de las melodías y ritmos de la antigua música china a través del lenguaje de la música clásica tal y como se estableció en Occidente. Muchos músicos de todo el mundo han intentado combinar las tradiciones musicales de Oriente y Occidente, pero ninguno con tanto éxito como Shen Yun, que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo con sus composiciones y orquestaciones únicas.

En años anteriores, los miembros del jurado han aconsejado a los pianistas que estudien la música de Shen Yun mientras preparan la composición comisionada, ya que la obra tiene un peso especial. La música clásica con un toque chino no es habitual en las competencias, al menos no con tanta frecuencia como la francesa, la rusa, la polaca o la escuela austriaca, tan consolidadas en el repertorio que un oyente general puede reconocer su origen tras unos pocos compases, y un músico puede explicar por qué es así exactamente.

Las composiciones especiales comisionadas por la Competencia Internacional de Piano NTD son aclamadas tanto por los oyentes como por los pianistas; durante la ronda de semifinales, ambos se emocionan a menudo hasta las lágrimas. Quizás también sea conmovedor escuchar nueva literatura seria para el piano. Cuando Beethoven amplió el repertorio con el Hammerklavier, escribió que éste podría ocupar a los pianistas durante los próximos 50 años, subestimando el celo de los compositores de los siglos futuros. Sin embargo, son muy pocos los compositores, incluso los grandes, que se han sumado al canon de la gran literatura pianística clásica, pero hoy la Competencia Internacional de Piano NTD está haciendo el esfuerzo.

“El viaje sagrado” —vastoso, virtuoso y pianístico— es una obra que bien merece el esfuerzo y el estudio. Al igual que otras composiciones comisionadas de NTD, sirve para promover las artes tradicionales de pura autenticidad, bondad y belleza, y para mostrar la gloria de las obras maestras del piano del periodo dorado de 250 años de literatura pianística.

“Hay un dicho que dice que el piano en sí mismo es una pequeña orquesta, con su amplio rango, expresividad y dinámica, es un instrumento muy adecuado para esta obra”, dijo Qin.

Un mensaje de relevancia universal

El consejo de Qin a los intérpretes es el siguiente: “Deben fijarse en los detalles meticulosamente, estudiarlos con detenimiento y, además—ser audaces”.

“No puedo revelar demasiados detalles, para no coartar la imaginación y la libertad de los pianistas cuando se acerquen a esta composición por primera vez”, dijo.

Cuando empezó a componer, tenía en mente que la música se enfrentaría a un público internacional. La competencia ha atraído históricamente a decenas de concursantes de diferentes países del mundo, y Qin quería transmitir un mensaje de relevancia universal. Esta sería una obra que los artistas contemplarían durante muchas horas, y ella quería que mereciera esa profunda reflexión.

“¿Cómo puedo hacer que contemplen algo significativo?” pensó Qin.

Es una antigua creencia china que la mente y la materia son una sola; cada pensamiento de los artistas aparecería en sus obras. Por ejemplo, la antigua China produjo un gran número de pinturas de paisajes, dijo Qin, y estos paisajes no eran representaciones de una vista que el artista veía. Más bien, cuando se ve un cuadro de este tipo, se experimenta el estado de ánimo del artista.

Qin tuvo que calmar primero su mente, despejarla de pensamientos extraviados y mantener solo las intenciones más puras antes de escribir una sola nota.

Al final, sus pensamientos se dirigieron a las tres preguntas esenciales de la vida.

“¿De dónde venimos? ¿Cuál es el propósito de la vida? ¿Adónde vamos después de la muerte?” preguntó Qin. “Pensar en el espíritu tiene sentido. Como seres humanos, vivimos unas décadas y luego pasamos. ¿Qué dejaremos atrás para los demás? A mí también me parece importante contemplar esto”.

La misión de Shen Yun es revivir 5000 años de civilización china, una cultura que se cree de inspiración divina, explicó Qin. Toda esta cultura tradicional fue transmitida por lo divino, dijo, “y lo que Dios siempre ha dado a la gente es esperanza”.

En las culturas tradicionales de Oriente y Occidente, la fe y la esperanza están entrelazadas. La esperanza, como examina a fondo Tomás de Aquino en su Suma Teológica, solo es virtuosa si primero se tiene fe.

El deseo de Qin es que esta composición aporte un poco de esperanza tanto a los pianistas como a los oyentes.

“Los seres humanos debemos conservar la amabilidad y la bondad en nuestros corazones, no importa las circunstancias externas —ya sea una pandemia, o una guerra— sea cual sea el caos que surja en el mundo que nos rodea, lo único que podemos mantener es lo que hay en nuestros corazones, nuestra bondad y dignidad”, dijo Qin.

El mito de la música pentatónica

Cualquier oyente casual puede saber si la música suena como si fuera china, pero los componentes técnicos y estructurales de la música china —tradicional y antigua— están más allá de la mayoría de nosotros.

“Mucha gente cree que se basa en una escala pentatónica, pero en realidad no es así. En la antigua China había tres escalas más utilizadas, pero las tres eran de siete notas”, explica Qin. “En realidad, utilizaban las mismas notas que se encuentran en la música clásica occidental. Pero lo que es diferente es la forma de utilizar y ordenar las notas; las reglas musicales son entonces totalmente distintas”.

Qin habló de estudiar las antiguas artes chinas del mismo modo que los pianistas estudian no solo las partituras de Bach, sino su vida, para entender lo que el devoto luterano había dejado en su música. Significaba mirar esas pinturas de paisajes, y saber qué poemas se compusieron a la par que las pinturas. Fue leer el clásico chino “El viaje al Oeste” y entender lo que el autor había vivido antes de escribir la historia. Estar inmerso en esta cultura es parte de lo que convierte a Qin en una de las principales compositoras de música que mezcla a la perfección Oriente y Occidente. Sus obras incluyen la música que se escucha en los espectáculos de danza, donde las antiguas melodías chinas cobran vida con el arreglo y la grandeza de una orquesta clásica.

“La pipa y el erhu, que incluimos en nuestras orquestas, son dos de los instrumentos chinos más característicos”, dice Qin.

“Estos dos instrumentos son muy característicos de la música china, por lo que entenderlos un poco es clave para comprender cómo expresar la música adecuadamente”.

“La pipa es un instrumento que se rasguea y se puntea, se tocan muchas notas individuales y separadas, pero el efecto es una larga línea ininterrumpida; es muy interesante, y me gusta mucho este instrumento”, dijo Qin.

“El erhu es el instrumento más parecido a la voz humana; solo tiene dos cuerdas, que se arquean para tocarlas, pero el rango expresivo y la potencia son tremendos”, dijo Qin. Muchos han hecho una comparación entre las dos cuerdas del instrumento y las dos bandas que forman nuestras cuerdas vocales; es un instrumento que se utiliza a menudo para expresar distintas emociones, desde la pena hasta la picardía, desde el anhelo hasta la exaltación.

“Probablemente haya muchas maneras de interpretar la música, pero yo intenté dejar muy claras las indicaciones”, dijo Qin, que repasó la partitura con el editor una y otra vez, cuidando incluso la cantidad de espacio impreso entre dos notas. “Así el intérprete tiene mucha libertad, pero puede encontrar su camino”.

La 6º Competencia Internacional de Piano NTD tendrá lugar en Nueva York con la ronda semifinal el 31 de octubre, la ronda final el 1 de noviembre y la ceremonia de entrega de premios con concierto el 2 de noviembre. Los tres días se transmitirán en directo. Para más información sobre las competencias de NTD, visite Competitions.NTDTV.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.