Elefante que recibe disparo en la cabeza se acerca al auto de los veterinarios para que lo salven

Por Jesús de León – La Gran Época
25 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

Pretty Boy, es el nombre de un gran elefante que vive en el Parque Nacional Mana Pools, en Zimbabwe, pero hace unos días recibió un disparo en la cabeza de parte de unos cazadores furtivos

Aunque Pretty Boy vive tranquilamente comiendo pasto y respirando aire puro en ese luga, su paz se vio interrumpida cuando un grupo de cazadores furtivos ingresaran al Parque Nacional y le dispararan en la cabeza, con la intención de matarlo y quitarle sus colmillos, de acuerdo con UPSOCL.

El elefante sobrevivió al disparo y luego caminó con sus heridas durante varias semanas. Tenía un agujero grande por donde había entrado la bala.

Cuando Pretty Boy vio que los veterinarios del ‘Animal and Wildlife Area Research and Rehabilitation Trust’ (AWARE) habían llegado a Mana Pools, se puso a su disposición para que lo examinaran, y se acercó a su auto, según Dodo.

Los veterinarios se sorprendieron al ver que tenía un agujero enorme en su frente.

Ellos revelaron en Facebook que, pese al disparo, Pretty Boy se mostró relajado y no tuvo problemas en que lo atendieran, incluso se acercó lentamente cuando los vio llegar en su auto.

Con la ayuda Goliath Safaris para reubicarlo después de una breve pérdida de contacto visual, los guardabosques del parque se reunieron para ayudar al equipo de dardos de AWARE y Kariba Animal Welfare Fund Trust – Kariba (KAWFT).

“No se movió mucho después de lanzárselo y cayó suavemente”, escribieron en Facebook después de dispararle el dardo.

Le tomaron una radiografía al cráneo de Pretty Boy que, en opinión de los veterinarios, confirmó la presencia de una bala dentro.

Probablemente los cazadores ilegales le dispararon a varios centímetros y la bala le salió del cráneo causándole una fractura en los huesos de sus senos paranasales.

La bala estaba alojada bajo su piel a unos 5 cm de la herida, pero debido a la dificultad de tomar varios ángulos de rayos X en un cráneo tan grande, no pudo ser suficientemente triangulada para ubicarla definitivamente.

Mientras el elefante estuvo en una posición reclinada lateral, de la cabeza comenzó a salir un pus gris “algo que los veterinarios nunca habían visto antes”, dijeron.

El Dr. Keith Dutlow eliminó varios fragmentos de hueso necrótico de olor desagradable antes de limpiar a fondo y curar la herida.

A Pretty Boy le dieron antibióticos y parasiticidas de acción ultra larga.

La doctora Lisa Marabini, directora de AWARE, dijo que seguía sorprendida por la actitud de Pretty Boy. “No mostró agresividad en ningún momento”, según Upsocl.

“Al día siguiente se sentía mucho más feliz y relajado, y permitió que Stretch, Keith y Lisa se acercaran a él para una evaluación final. Su progreso será monitoreado por los operadores turísticos de la zona y, si es necesario se realizará un tratamiento de seguimiento”.

“Se recuperó sin problemas, luego apoyó la cabeza contra un árbol y se quedó dormido durante media hora”.

Desde entonces el elefante mejoró, incluso lo vieron comiendo junto a otros elefantes y se acerca a las personas sin problemas. “A pesar del daño que le hicieron los cazadores furtivos, no deja de confiar en los humanos”, dijeron los veterinarios.

**********************************

Te puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS