Elizabeth Warren anuncia que su plan Medicare costaría USD 52 billones, con billones en nuevos impuestos

Por Zachary Stieber
01 de Noviembre de 2019 4:23 PM Actualizado: 01 de Noviembre de 2019 4:23 PM

La senadora Elizabeth Warren (D-Mass.) dio a conocer su plan sobre cuánto costaría que el gobierno se haga cargo del sector de la salud, así como sus propuestas sobre cómo pagar por ello.

Warren dijo que su plan costaría alrededor de 52 billones de dólares a lo largo de 10 años y que proporcionaría seguro médico para cada persona en Estados Unidos.

“Todos tendrán los médicos y los tratamientos que necesiten, cuando los necesiten. No más redes de proveedores restrictivas, no más compañías de seguros que nieguen la cobertura de los tratamientos recetados y no más problemas con las facturas médicas”, escribió.

El dinero para financiar la propuesta provendría del gasto federal existente en Medicare y Medicaid; del gasto estatal existente en seguros de salud; y de las contribuciones de los empleadores del sector privado.

“Esta es la principal diferencia: gasto individual en atención de la salud. Durante los próximos diez años, las personas gastarán 11 billones de dólares en atención médica en forma de primas, deducibles, copagos y costos de bolsillo. Bajo mi plan de Medicare para Todos, esa cantidad bajará de 11 billones de dólares a prácticamente cero”, escribió Warren.

Ese déficit de 11 billones de dólares se compensará “en gran medida” con “nuevos impuestos sobre las empresas financieras, a las corporaciones gigantescas y al 1 por ciento de los contribuyentes más adinerados, asegurándose de que los ricos dejen de evadir los impuestos que ya tenemos”, afirmó Warren.

“Así es: no necesitamos aumentar los impuestos de la clase media un centavo para financiar Medicare para todos”.

Una parte de los billones que se destinan a los individuos iría en última instancia al gobierno, señaló Warren, porque se aplicarían impuestos a ese dinero. Calculó que aproximadamente 1,15 billones de dólares de los 11 billones de dólares se pagarían en impuestos.

Una gran parte del plan cambiaría el gasto de salud del empleador a una contribución de Medicare del nuevo empleador, la cual, según Warren, en realidad le ahorrará a las compañías miles de millones de dólares durante la próxima década. En lugar de enviar dinero a compañías de seguros privadas, los empleadores lo enviarían al gobierno federal.

La candidata presidencial demócrata, la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.), habla durante una reunión comunitaria en el Keene State College en Keene, New Hampshire, el 25 de septiembre de 2019. (Scott Eisen/Getty Images)

Los trabajadores autónomos estarían exentos a menos que ganen más de cierta cantidad, que no fue especificada, y las pequeñas empresas también estarían exentas a menos que ya estén pagando por la atención médica de sus empleados.

Warren reconoció que su plan podría no terminar obteniendo todo el dinero necesario para financiar Medicare para Todos.

“Si no alcanzamos la meta de ingresos de 8,8 billones de dólares para los próximos diez años, compensaremos la pérdida de ingresos con un requisito de contribución suplementaria del empleador a Medicare para las grandes empresas con una compensación ejecutiva y tasas de recompra de acciones extremadamente altas”, escribió.

El resto del dinero para el plan de 52 billones de dólares provendría de cuatro fuentes, afirmó Warren: “(1) una mejor aplicación de nuestras leyes fiscales existentes para que dejemos de permitir que la gente evada sus obligaciones tributarias; (2) impuestos selectivos sobre el sector financiero, las grandes corporaciones y el 1% más rico de los individuos; (3) mi enfoque sobre la inmigración; y (4) el cierre de un fondo de sobornos para los gastos de defensa”.

Propone un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras y una tasa para los grandes bancos. También dijo que obligaría a las grandes corporaciones a pagar impuestos.

Warren dijo además que recaudaría otros tres billones de dólares si añadiera más a la carga impositiva del uno por ciento de los hogares más ricos de Estados Unidos, incluyendo un impuesto directo sobre la riqueza y la imposición anual de los ingresos por ganancias de capital.

Kayleigh McEnany, secretaria de prensa de la campaña del presidente Donald Trump, reaccionó al plan durante la mañana del 1 de noviembre, diciendo: “Elizabeth Warren acaba de añadir 20 billones de dólares extra para la adquisición de la atención médica por parte del gobierno de Bernie. Aquí el socialismo supera al socialismo”.

*****

Mira a continuación:

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.