Embajadas en China deberían ayudar a los presos de conciencia, según un grupo de derechos

La organización pidió al CDHNU que “condene públicamente” la persecución en China a los practicantes de Falun Gong

Por Frank Fang y Eva Fu
01 de Marzo de 2024 7:10 PM Actualizado: 01 de Marzo de 2024 7:10 PM

Una organización de derechos humanos con sede en Alemania está pidiendo a las embajadas de los estados miembros de las Naciones Unidas en China que visiten a los prisioneros de conciencia del régimen comunista, en particular a los practicantes de Falun Gong.

La Sociedad para los Pueblos Amenazados (STP) presentó una declaración escrita ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) a finales del mes pasado, antes del inicio de la 55° sesión ordinaria del organismo de la ONU, que comenzó el 26 de febrero y está previsto que finalice el 5 de abril. La declaración se centró en la actual persecución del régimen chino a Falun Gong y las preocupaciones sobre la persecución ya expresadas por los gobiernos, incluido el Parlamento Europeo.

La organización pidió al CDHNU que “condene públicamente” la persecución del régimen chino a los practicantes de Falun Gong. También recomendó al organismo de la ONU que “inste enérgicamente a China a poner fin de inmediato” a su persecución contra todos los presos de conciencia, incluidos tibetanos, uigures y defensores chinos de los derechos humanos.

“Pide a las embajadas de los Estados miembros de la ONU en China que supervisen los procedimientos judiciales aplicados a los practicantes de Falun Gong, uigures, tibetanos, cristianos y otros prisioneros de conciencia, así como que los visiten en los centros de detención o prisiones”, dice otra de las recomendaciones de la STP.

La STP también pidió a las embajadas que ayuden en la investigación a la práctica ilegal de sustracción forzada de órganos contra presos de conciencia, la cual cuenta con el apoyo encubierto del Estado chino.

La organización señaló que el Partido Comunista Chino (PCCh), desde que llegó al poder en 1949, “ha tratado de controlar los pensamientos del pueblo chino, llevando a cabo campaña tras campaña para erradicar la diversidad ideológica”.

Dado su deseo de control ideológico, el PCCh comenzó a atacar a los practicantes de Falun Gong en una “persecución sistemática” para erradicar la disciplina en julio de 1999, escribió STP, a pesar de que la práctica es “de naturaleza espiritual” y se centra en “mejorar el carácter del individuo en lugar de abogar por cambios sociales”.

STP explicó la necesidad de que el CDHNU tome medidas, dado que las atrocidades contra los derechos humanos que enfrentan los practicantes de Falun Gong “han continuado sin cesar” hasta el día de hoy.

“En 2023, el número de muertes de practicantes de Falun Gong documentadas por fuentes de Falun Gong superó las 5000, sin embargo, se cree que este número es solo la punta del iceberg”, escribió STP. “Hace mucho que se necesita una respuesta global coordinada a la campaña de China contra los practicantes de Falun Gong”.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que anima a sus seguidores a vivir según los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. A finales de la década de 1990, la práctica se hizo enormemente popular en China, con entre 70 y 100 millones de practicantes adoptando sus principios, según estimaciones oficiales.

El entonces líder del PCCh, Jiang Zemin, inició la persecución en julio de 1999 y, en el inicio, dio una orden que los funcionarios del PCCh han seguido desde entonces: “Arruinar sus reputaciones, arruinarlos financieramente y destruirlos físicamente”.

Persecución

Desde entonces, el PCCh ha enviado por la fuerza a cientos de miles de practicantes de Falun Gong a centros de detención, prisiones, pabellones psiquiátricos y otras instalaciones, sometiéndolos a trabajos forzados, torturas, lavados de cerebro y otros tratos inhumanos. Muchos practicantes se han convertido en víctimas de la sustracción forzada de órganos, ya que sus órganos pasan a formar parte de un “banco de órganos” que les permite a los hospitales chinos ofrecer tiempos de espera cortos para hacer coincidir los órganos con los pacientes.

STP nombró a un practicante de Falun Gong, Ding Yuande, actualmente encarcelado en China y dijo que el CDHNU debería pedir su “liberación inmediata e incondicional”.

El Sr. Ding, un productor de té, fue arrestado con su esposa y al menos otros 70 practicantes de Falun Gong en la provincia de Shandong, en el este de China, en mayo. Fue condenado a tres años de prisión en diciembre de 2023 por esta fe.

En enero, el Parlamento Europeo adoptó una resolución pidiendo la “liberación inmediata e incondicional” del Sr. Ding y de todos los practicantes de Falun Gong en China. La resolución también instó a la Unión Europea y sus estados miembros a imponer sanciones contra los perpetradores de abusos de trasplantes de órganos en China.

“Esta resolución es de vital importancia porque no solo expone claramente los horrores de la brutal campaña del Partido Comunista Chino (PCCh) contra Falun Gong, sino que también exige medidas decisivas para investigar estas atrocidades y castigar a los perpetradores”, dijo el portavoz del Centro de Información de Falun Dafa, Zhang Erping, en un comunicado el 19 de enero.

“Y [la resolución] hace todo esto desafiando la coerción política del PCCh y los intentos de difundir desinformación sobre Falun Gong”.

El hijo del Sr. Ding, Ding Lebin, que actualmente vive en Berlín, le dijo a The Epoch Times el 1 de marzo que esperaba que el Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Volker Turk, y el CDHNU se pronunciaran contra los crímenes del PCCh, siguiendo el ejemplo del Parlamento Europeo.

“El PCCh ha estado tratando de encubrir y blanquear sus crímenes contra la humanidad (sustracción forzada de órganos a gran escala contra practicantes de Falun Gong) a través del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, dijo el joven Sr. Ding.

“Los países democráticos occidentales ahora ven claramente que la existencia misma del PCCh es una gran amenaza para la humanidad, la libertad y el Estado de derecho”.

A principios de este año, varios miembros del CDHNU, incluida China, se sometieron a un proceso de revisión por pares llamado “Examen Periódico Universal”. Según STP, China “no mencionó su persecución a Falun Gong y continuó encubriendo sus abusos contra uigures y tibetanos como medios legítimos para contrarrestar el terrorismo o mantener la estabilidad política” en su informe nacional presentado para revisión.

Se debe “condenar públicamente los abusos por trasplantes de órganos en China, nombrar un relator especial sobre la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia vivos en China y establecer un tribunal penal internacional para la sustracción forzada de órganos en China”, dice otra recomendación de la STP en su declaración escrita.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.