Embarazada y tomada como rehén por su abusivo ex, hace algo extremo: ‘Era esto o morir’

Por La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 11 de Julio de 2019

Para una madre, sus hijos son parte esencial de su vida y desde el momento en que nacen todo gira en torno a ellos. Candie Price, tuvo dos hijos con su ex compañero Tony Kelly. Para ella, sus hijos son lo más importante y siempre se esforzó por darles la mejor infancia.

Pero no siempre todo fue bueno para Candie. Ella era víctima de abuso doméstico por parte de Tony, su ex pareja. Él abusaba de ella, tanto física como emocionalmente; sin embargo, a pesar de que se daba cuenta que el trato que recibía de parte de Tony no era el correcto, deseaba permanecer conectada a él para que sus hijos pudieran verlo.

Sin embargo, un día de mayo de 2017, las cosas se pusieron muy feas para ella y su familia. Tony y ella discutieron muy fuerte delante de los niños y él terminó llevándolos secuestrados en una casa rodante. Nunca pensó que una discusión podría terminar en un viaje infernal a través del condado, dijo a CBS DFW.

Candie cuenta que Tony estaba armado y eso la asustó mucho. Cuando Tony, le dijo a Candie, que sus intenciones eran matarse y matarla a ella, su reacción fue decirle que le mandaría un mensaje de despedida a su madre, pero lo que hizo fue mandar un mensaje de auxilio al 911, el cual fue respondido, con la persecución de la policía desde cerca de Greenville hasta Arlington.

Tony al darse cuenta de la persecución, disparó tres veces a Candie, en las piernas y la espalda. Aún así ella no lo pensó dos veces y saltó de la casa rodante. “Era eso, o morir”, dijo

Los oficiales Mitchell Singleton y Alphonso Olivo del Departamento de Policía de Caddo Mills fueron los primeros en detectar que el vehículo avanzaba a toda velocidad, habían disparado tiras de púas a las llantas del RV; sin embargo eso no detuvo el vehículo que continuó a gran velocidad, pero pudieron ver asombrados cómo de la ventana trasera del vehículo en marcha, cayó rodando Candie.

“Dio un poco de miedo”, dijo Singleton. “Corríamos de 80 a 85 millas por hora (de 128 a 136 kilómetros por hora) por la carretera interestatal y, de repente, alguien salta de un vehículo en movimiento frente a ti. Y a pesar de que Candie había recibido muchos golpes, tenía la mandíbula rota y tres heridas de bala, ella estaba preocupada por sus hijos”, según reportes de Dallas News.

Debido a las púas, las llantas empezaron a soltar chispas que incendiaron el vehículo. Y, mientras Candie escapaba, Tony entregaba los niños a la policía que los rescató antes de oír un disparo dentro del RV.

Junto con algunas heridas físicas, Candie quedó con algunas cicatrices en el rostro por el abuso. Pero lo más importante fue que ella y sus hijos sobrevivieron y seguirán adelante.

“Si no hubiera tenido el valor de escapar de la casa rodante, esa noche podría haber tenido un final muy diferente”.

Un Milagro

Candie jura que algo la estaba protegiendo esa noche. Dice que no sabe si fue Dios o un ángel; pero, ella insiste en que había una presencia en esa casa rodante esa noche que la mantenía en calma, que mantenía a sus hijos a salvo, incluida la vida que ella no sabía que llevaba en su vientre, pues para su sorpresa, durante ese momento desafiante, ella estaba embarazada de un tercer hijo.

“Oré y realmente sentí que Él iba a protegerme”, dijo Candie, “Y lo hizo. Algo hizo. Algo hizo”, de acuerdo con información de CBS DFW.

A principios de enero, nació su tercer bebé, Malakiah. Candie sabe que el milagro de su bebé saludable no hubiera sido posible si no se hubiese protegido.

A pesar de todo lo que ha pasado, Candie sigue luchando y lo está haciendo mucho mejor, ya que se ocupa de sus hijos y asiste a la consejería.

Candie quiere que su historia sea un ejemplo para otros que pasan por lo mismo

Ella quiere que sus cicatrices cuenten una historia. Aunque Candie ignoró las señales de advertencia sobre Tony, espera que otras mujeres logren salir de la relación si hay alguna señal de alarma.

“La violencia doméstica es real”, le dijo a CBS DFW. “Si tienes a alguien que te está golpeando, no va a parar”. “Espero llegar al menos a una persona”, dice.

Los efectos de una relación abusiva pueden dejar cicatrices durante años. Es crucial buscar ayuda si te involucras en una así.

Mira el vídeo a continuación:

Una mujer de la Marina le da una gran sorpresa a su hermana menor al regresar a casa

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS