Emperador Wu de Liang: el primer emperador monje de China

Por La Gran Época
04 de Mayo de 2020
Actualizado: 04 de Mayo de 2020

El emperador Wu de Liang (464-549), también llamado Xiao Yan, nació en Nanlanling Zhoudouli durante las dinastías del sur (420-589). Xiao Yan reinó durante 48 años y murió a la edad de 86 años. Fue uno de los emperadores más longevos de la historia china, solo superado por el emperador de la dinastía Qing, Qianlong (1711-1799).

De acuerdo con el “Espejo integral para la ayuda en el gobierno” (Zizhi Tongjian), un clásico de la historiografía china, el emperador Wu “tenía un amplio conocimiento y estaba versado en literatura, teoría del Yin-Yang, equitación, tiro con arco, música, caligrafía tanto de estilo superficial como de estilo clerical y el tradicional juego chino Wei-chi”. Fue especialmente talentoso en literatura y artes. La gente en su tiempo se refería a él y a otros siete reconocidos eruditos literarios como “los ocho amigos de Jingling”.

El emperador Wu de Liang creía en el taoísmo cuando era joven. Cuando ascendió al trono en el tercer año, llamó a doscientos mil monjes y laicos para celebrar una asamblea religiosa a gran escala y dijo que “renunciaría al taoísmo y volvería al budismo”. Esperaba construir un “país budista”, en el cual las personas serían dirigidas desde el enfoque práctico de la fama y la fortuna hacia la búsqueda de la liberación del mundo de polvo rojo.

Después de que el emperador Wu se convirtiera al budismo, se volvió monje, completamente cuatro veces, en el templo de Tongtai. En el año 527, cuando vivía en el templo, usaba vasijas, copas y cuencos, leía y recitaba diariamente las escrituras budistas al escuchar la campana de la mañana, hasta la puesta del sol cuando golpeaban el tambor, y limpiaba el templo con otros monjes.

Pero un imperio no puede existir sin su rey, por lo que después de muchos ruegos de los ministros civiles y militares, el emperador Wu finalmente fue persuadido para que regresara al palacio.

Pero en septiembre del año 529 nuevamente se negó a volver a su palacio y nuevamente se convirtió en monje en el Templo Tongtai.

Sus ministros intentaron todos los medios para persuadir al emperador Wu, pero sus esfuerzos fueron en vano. Finalmente, los funcionarios lograron donar una enorme suma al templo para su redención; a cambio, el emperador Wu acordó regresar al palacio en octubre del año 529.

Pero el tirón de la túnica monástica fue irresistible. En 546, el emperador Wu, de 83 años, dejó el palacio una vez más para convertirse en monje. Esta vez, los ministros gastaron el doble de lo que pagaron antes para “rescatarlo”.

Entonces, nuevamente, solo un año después, el emperador Wu entró en Tongtai para convertirse en monje. Fue la cuarta vez. Permaneció allí durante 37 días antes de que los ministros volvieran a recuperarlo.

Respetado y promovido por sucesivos emperadores, la expansión del budismo alcanzó su apogeo durante las dinastías del sur. Desde el clan real hasta la aristocracia, hasta la gente común, la sociedad en general estuvo muy influenciada por las enseñanzas del Buda.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar:

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS