Empleados del sistema de salud de Michigan demandan contra la orden de vacunación

Por Ivan Pentchoukov
08 de Septiembre de 2021 10:54 AM Actualizado: 08 de Septiembre de 2021 8:07 PM

Un grupo de 51 empleados de una organización sanitaria de Detroit presentó el lunes una demanda que cuestiona la orden de vacunación contra el COVID-19 impuesta por su empleador.

La demanda argumenta que el Sistema de Salud Henry Ford violó el derecho de los demandantes a la autonomía corporal y el derecho a rechazar un tratamiento médico bajo interpretaciones de la 14ª Enmienda. La demanda busca una orden judicial que declare el mandato como inconstitucional e inaplicable.

The Epoch Times se puso en contacto con el Sistema de Salud Henry Ford (HFHS) para pedirle comentarios.

El HFHS anunció la orden de vacunación el 29 de junio, aconsejando al personal y a los contratistas que se vacunen antes del 10 de septiembre. La dirección del HFHS advirtió que quienes no se vacunen antes de la fecha límite se enfrentarían a una suspensión y se les daría un plazo hasta el 1 de octubre para vacunarse.

La demanda (pdf) cita datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) para alegar, contra la descripción proporcionada en el sitio web de VAERS, que “se han producido 13,627 muertes en Estados Unidos como resultado de COVID-19”.

La demanda continúa citando a una persona anónima que se identifica como “programador informático” que proporcionó una “estimación profesional” de que los datos del VAERS están subestimados por un factor de cinco. La demanda utiliza la declaración jurada anónima para alegar que unos “65,000 estadounidenses han perdido la vida a causa de estas ‘vacunas'”.

“La orden requiere que los Demandantes elijan entre exponerse a un daño potencial o a la muerte o abandonar su carrera dedicada al cuidado de la salud”, afirma la demanda.

Un descargo de responsabilidad en el sitio web de VAERS dice: “VAERS acepta informes de eventos y reacciones adversas que se producen después de la vacunación (…) Aunque son muy importantes para controlar la seguridad de las vacunas, los informes de VAERS no pueden utilizarse por sí solos para determinar si una vacuna causó o contribuyó a un evento adverso o una enfermedad”.

“Los informes pueden contener información incompleta, inexacta, coincidente o no verificable. En gran parte, los informes al VAERS son voluntarios, lo que significa que están sujetos a sesgos”, afirma el descargo de responsabilidad. “Esto crea limitaciones específicas sobre cómo los datos pueden ser utilizados científicamente. Los datos de los informes del VAERS deben interpretarse siempre teniendo en cuenta estas limitaciones”.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus.

La legislatura de Michigan está considerando un proyecto de ley que prohibiría a los empleadores imponer órdenes de vacunación. Los trabajadores de la salud llenaron la audiencia sobre esta medida el mes pasado.

La mayoría de los más grandes hospitales y sistemas de atención sanitaria de Michigan, que emplean a cientos de miles de trabajadores, anunciaron que empezarán a imponer la vacunación del personal como condición de empleo.

Múltiples encuestas demuestran que existe una considerable duda y resistencia entre los trabajadores sanitarios a recibir la vacuna, ya que tres de cada diez aún no se han vacunado. Según Becker’s Hospital Review, uno de cada seis profesionales de la salud dijo que preferiría renunciar antes que vacunarse.

Con información de Steven Kovac


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.