En Colombia las corridas de toros no son maltrato animal, afirmó la Corte Constitucional

Por Jesús de León – La Gran Época
28 de Marzo de 2019 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

La Corte Constitucional de Colombia emitió un fallo este miércoles en el que ratificó que las corridas de toros y peleas de gallo no pueden ser sancionadas como prácticas de maltrato animal en el país, al considerar que estas prácticas hacen parte del “arraigo cultural” de los colombianos.

Aunque el maltrato animal está prohibido en el país, la Corte ratificó que hay ciertas prácticas como las corridas de toros y las peleas de gallo, entre otros espectáculos, que no se pueden calificar como maltrato animal porque forman parte de las tradiciones culturales colombianas, reportó Noticias Caracol TV.

La decisión del alto tribunal se generó al resolver una demanda en la que una ciudadana le pidió que se prohibieran estas prácticas por ser considerada una forma de maltrato animal.

La demandante le alegaba a la Corte, que no había justificación para no proteger, como es deber del Estado, a los “toros, gallos, becerros y demás animales que participan en espectáculos artísticos desconociendo su calidad de seres sintientes”, según la radio local WRadio.

El torero español José Garrido actúa durante una corrida de toros en la plaza de toros La Santamaría de Bogotá, el 11 de febrero de 2018. Foto de RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images.

Al respecto la Corte determinó que mantendría la posición que sentó en el año 2010 con la sentencia C-666 de ese año, además ratificó que las sanciones por maltrato animal van hasta de 36 meses de prisión.

La sentencia la Corte tuvo en cuenta los derechos que se enfrentan con la protección animal, como son la necesidad de alimentarse, las creencias religiosas y la cultura como bien constitucional protegido, y en este último, agrupó las actividades cuestionadas.

El torero francés Sébastien Castella realiza un pase a un toro durante una corrida de toros en la plaza de toros de Canaveralejo en Cali, Colombia, el 30 de diciembre de 2018. Foto de JAMES ARIAS/AFP/Getty Images.

Los demandantes señalaban que uno de los artículos de la ley 1774 de 2016 sobre maltrato animal excluyó a los toros, gallos, becerros y demás animales que participan en espectáculos artísticos de la obligación que tiene el Estado para su protección tendiendo en cuentan que hacen parte de del medio ambiente.

Señalaron asimismo que esos animales “no tienen la capacidad de razonar como lo hacemos los seres humanos, pero sí (sic) poseen la capacidad de sentir (dolor, sed, sufrimiento, angustia, cansancio, miedo, todos aquellos producidos los (sic) tratos crueles y maltratos que les proporcionan seres humanos) y deben estar amparados por el ordenamiento jurídico y la Constitución”, reportó el medio El Tiempo.

Reacciones al fallo

Las reacciones a este fallo no se hicieron esperar.

El torero colombiano Luis Bolívar actúa durante una corrida de toros en la plaza de toros La Santamaría de Bogotá, Colombia, el 18 de febrero de 2018. Foto de RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images.

La Coalición Colombia sin toreo, en un comunicado dijo que como todavía la Corte no comunicó oficialmente el fallo, y por tanto todas las noticias actuales son conjeturas, por lo que dando cumplimiento a la sentencia C-666 de 2010 ella continúa impulsando el proyecto de ley 064 de 2018 de abolición de la tauromaquia en el país.

Asimismo, mencionó que si la Corte reafirmó la sentencia C-666 la misma reconoció las excepciones de la ley 84 de 1989 como maltrato animal y por ello, hasta determinación legislativa en contrario,  puso una serie de limitantes a su ejercicio en Colombia, entre ellos, que solo se harán corridas en los municipios donde es tradición regular, periódica e ininterrumpida, que son minoría en el país.

Estocada final. Foto de Wikipedia.

El abogado y defensor de las corridas, Felipe Negret Mosquera indicó, según Noticias Caracol TV, que “esta decisión es una derrota a la práctica de atacar libertades y minorías. Este es un tema superado”.

Negret narró que su padre Valentín fue un torero español que vivió y murió asilado en Colombia pensando que no había nada más importante en la vida que su fiesta brava.

“Esto es un tema de respeto a los derechos de la gente y a la libertad en un país que prohíbe cada vez más cosas…”, dijo al medio colombiano, las2orillas.

Como defensor de las corridas, según este medio, los días más tristes de Felipe Negret fueron los de la temporada de 2016 cuando se reabrió la plaza después de un pulso político con entonces alcalde y ex miembro del grupo terrorista M-19, Gustavo Petro.

El torero colombiano Paco Perlaza actúa durante una corrida de toros en la plaza de toros La Santamaría de Bogotá, Colombia, el 4 de febrero de 2018. Foto de RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images.

Ese día, “se desencadenó una histeria colectiva que convirtió en cinco tardes a los defensores de los animales en agresores de seres humanos”, comentó.

Otros los defensores de los derechos de los animales calificaron como lamentable la decisión de la corte constitucional.

“Respetamos y lamentamos la decisión de la corte, pero es la potestad del legislador decidir si esos espectáculos deben continuar o no en el país, así que desde el Congreso se puede”, señaló el representante liberal Juan Carlos Losada, de acuerdo con Noticias Caracol TV.

También los usuarios de las redes sociales manifestaron sus reacciones a la decisión de la corte.

“Me encanta la pelea de gallos y las corridas de toros. Todo eso sobre crueldad animal es un montón de basura mentirosa de la izquierda hippie que quiere acabar con tradiciones ancestrales”, dijo uno en Twitter.

Mientras que otro usurario de esa red social expresó: “Con esta decisión, corte le dio 1 estocada mortal a animales y sociedad q pedía a gritos, se prohibieran estos espectáculos con ‘seres sintientes’. Esto no es tradición ni cultura, es maltrato y x lo tanto debe ser prohibido”.

Según la Sociedad Humana Internacional, cerca de 250.000 toros son asesinados durante las corridas de toros cada año.

Colombia es uno de los ocho países —junto con España, Francia, Portugal, México, Venezuela, Perú y Ecuador— donde la tauromaquia es legal, afirma esa organización, mientras que las corridas de toros son prohibidas legalmente en muchos países como Argentina, Canadá, Cuba, Dinamarca, Italia y Gran Bretaña.

Ya son siete sentencias en los últimos cinco años a favor de las corridas de toros, los gallos y las corralejas.

***************************

A continuación:

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS