Trump declara en la ONU que el ‘espectro del socialismo’ es una seria amenaza para el mundo

Por Emel Akan
24 de Septiembre de 2019 Actualizado: 24 de Septiembre de 2019

NUEVA YORK – El presidente Donald Trump advirtió a los líderes mundiales sobre el “espectro del socialismo”, calificándolo como uno de los desafíos más serios que enfrentan las naciones.

“Es el destructor de naciones y de sociedades”, dijo Trump el 24 de septiembre en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en Nueva York.

“Los acontecimientos en Venezuela nos recuerdan a todos que el socialismo y el comunismo no tienen que ver con la justicia, no tienen que ver con la igualdad, no tienen que ver con la elevación de los pobres. Y ciertamente no tiene que ver con el bien de la nación”, dijo.

“El socialismo y el comunismo son solo una cosa: poder para la clase dominante”.

Líderes de países de todo el mundo se han reunido esta semana en Nueva York para celebrar el 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En su discurso, Trump repitió su promesa de que Estados Unidos “nunca será un país socialista”.

Trump ha criticado repetidamente a los demócratas por acoger el “socialismo radical” en Estados Unidos. Denunció una amplia gama de propuestas de los demócratas, como las fronteras abiertas, Medicare para Todos y el Nuevo Trato Verde, calificándolas de “planes extremos, destructivos y peligrosos”.

En una conferencia anual republicana a puerta cerrada el 12 de septiembre, Trump instó a los legisladores republicanos a “luchar intensamente” para ganar las elecciones de 2020 y derrotar al creciente socialismo en Estados Unidos.

Trump dijo en su discurso ante la AGNU que el socialismo y el comunismo mataron a 100 millones de personas en el siglo pasado, y condenó la “brutal opresión” de los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela en la actualidad.

“El dictador Maduro es un títere cubano, protegido por guardaespaldas cubanos, que se esconde de su propia gente”, dijo.

“Estas ideologías totalitarias, combinadas con la tecnología moderna, tienen el poder de ejercer nuevas y perturbadoras formas de represión y dominación”, dijo Trump, defendiendo la reciente política de Estados Unidos que requiere un mayor control de la tecnología y la inversión extranjera en Estados Unidos.

“Historia, cultura y patrimonio”

Trump también señaló con el dedo a los gigantes de las redes sociales, los medios de comunicación y las instituciones académicas.

Acusó a las compañías de redes sociales de adquirir un inmenso poder y de silenciar a la gente.

“Un pequeño número de plataformas de redes sociales están adquiriendo un inmenso poder sobre lo que podemos ver y sobre lo que se nos permite decir”, dijo. “Los medios de comunicación y las instituciones académicas atacan nuestras historias, tradiciones y valores”.

Trump defendió las tradiciones y costumbres y pidió a los líderes que valoraran la “historia, la cultura y el patrimonio” de sus países.

“El mundo libre debe abrazar sus cimientos nacionales. No debe intentar borrarlos o reemplazarlos”, dijo.

“Si quieres libertad, enorgullécete de tu país. Si quieres democracia, no renuncies a tu soberanía. Y si quieres paz, ama a tu nación”.

Libertad religiosa

En la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año, Trump ha hecho de la protección de la libertad religiosa un tema clave. El 23 de septiembre fue el anfitrión de un evento llamado “Llamado Global para Proteger la Libertad Religiosa”, el cual buscó obtener apoyo internacional para proteger a los líderes religiosos y la libertad religiosa a raíz de la creciente persecución en todo el mundo.

“Hoy, con una voz clara, los Estados Unidos de América llaman a las naciones del mundo a poner fin a la persecución religiosa”, dijo Trump el 23 de septiembre.

Trump fue criticado por programar su reunión sobre la libertad religiosa durante una cumbre sobre cambio climático auspiciada por el secretario general de la ONU el 23 de septiembre.

Trump asistió a la cumbre del clima durante 15 minutos antes de salir para su propia reunión, programada en otra sala de conferencias en la sede de las Naciones Unidas.

Pastores y varias organizaciones no gubernamentales cristianas de todo el país elogiaron a Trump por abordar el “verdadero problema” de la persecución religiosa.

“Es algo notable que este Presidente se salte una cumbre de la ONU del cambio climático sobre un problema imaginario para tratar el problema muy real de la persecución global de los creyentes”, dijo a Fox & Friends Robert Jeffress, un pastor bautista del sur de Estados Unidos.

Casi el 83 por ciento de la población mundial vive en países con restricciones religiosas altas o muy altas, según un estudio realizado en 2018 por el Pew Research Center.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS