En medio de las sanciones socios de PDVSA comercializan crudo evitando beneficiar a Maduro

Por Sebastian Puerta
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

Las sanciones que el gobierno de Estados Unidos impuso contra PDVSA a finales de enero y principios de agosto de 2019 marcaron un gran retroceso en las exportaciones de la compañía, pero ahora sus socios utilizan salidas para continuar produciendo sin beneficiar al régimen socialista de Nicolás Maduro.

La nueva estrategia de las filiales de PDVSA se centra en adjudicar cargamentos a algunos de sus socios en empresas mixtas, entre las que se incluye Chevron Corp, para llegar a clientes en Asia y África, de acuerdo con un informe de Reuters.

Las exportaciones dejan de entrar en conflicto con las sanciones, siempre y cuando los ingresos percibidos estén destinados al pago de deudas, según tres fuentes de empresas mixtas que proporcionaron información a dicha agencia.

“Los ingresos por estas actividades de comercialización son pagados a nuestras cuentas de las empresas mixtas para cubrir el costo de las operaciones de mantenimiento, en cumplimiento de todas leyes y regulaciones aplicables”, dijo Ray Fohr, portavoz de Chevron.

Una de las empresas mixtas, Suelopetrol, ha dicho hacia dónde irán los pagos recibidos por sus exportaciones, “dichos contratos incluyen la designación de Suelopetrol como comprador elegible de crudo producido por la empresa mixta para compensar cuentas por cobrar, vencidas desde 2015, por concepto de aportes de capital, asistencia técnica, prestación de servicios y dividendos acumulados”.

Las restricciones emitidas por Trump, en la sanción presidencial del 5 de agosto de 2019, restringen la compra de bonos emitidos por el régimen de Maduro y por PDVSA.

No obstante, la sanción permite el financiamiento para la mayor parte del comercio, en la que se incluye la exportación e importación de petróleo, transacciones que involucren únicamente a Citgo (la petrolera estadounidense propiedad de Pdvsa y que opera en EE.UU.), tratos en determinadas deudas venezolanas existentes; y financiamiento de bienes humanitarios a Venezuela. Esto ha permitido a las empresas mixtas seguir haciendo operaciones.

Por su parte, algunas empresas extranjeras, que pueden ser sujeto de las sanciones, se han alineado a las nuevas restricciones, como la rusa Rosneft que ha recibido cantidades ingentes de petróleo como parte de pago a los montos que le adeudan, según Reuters.

Sin embargo, otras compañías, como la empresa petrolera China National Petroleum Corp. (CNPC), han desistido de continuar sus actividades con Venezuela, incluso una de sus empresas contratistas (HCQ) ha suspendido las operaciones en el país suramericano.

“CNPC está enviando hoy una carta a PDVSA cumpliendo con el embargo. Quedan suspendidas todas las actividades de las empresas mixtas entre CNPC y PDVSA”, dijo una fuente confidencial a El Estimulo en las fechas en que finiquitaron las relaciones de la empresa China con PDVSA.

Video relacionado

Los valores conservadores ganan terreno en Venezuela

TE RECOMENDAMOS