En videos del 6 de enero, o bien agentes “se apartan” o la “turba se amotina” en irrupción al Capitolio

Por Ken Silva
19 de Octubre de 2021
Actualizado: 19 de Octubre de 2021

Los fiscales federales dicen que los videos del 6 de enero que no se habían divulgado muestran a una turba desenfrenada irrumpiendo por la fuerza en el Capitolio de Estados Unidos y poniendo en peligro la vida de todos los que están adentro, mientras que los abogados defensores sostienen que las imágenes de videos revelan que la policía facilita la entrada de los manifestantes.

Los espectadores pueden decidir por sí mismos, ya que los videos ya no son secretos.

Las pruebas recién publicadas proceden del caso del presunto miembro de Proud Boys, Ethan Nordean, quien está acusado de obstruir o impedir un procedimiento oficial, entre otros delitos. Buzzfeed publicó por primera vez los videos el 18 de octubre luego de que el juez Timothy Kelly ordenara una semana antes que se hicieran públicos.

La evidencia consiste en dos videos de 40 minutos tomados con cámaras dentro de Upper West Terrace—una cámara apuntaba hacia una puerta exterior y la otra vigilaba una puerta interior.

La mayor parte de la acción inicial proviene de la cámara apuntando hacia el interior. Aproximadamente a las 2:33 p.m., la cámara revela a los participantes del 6 de enero que ya están adentro, con lo que parece ser un oficial de policía que mantiene la puerta interior abierta para que la gente entre y salga.

A medida que un número cada vez mayor de partidarios de Trump ingresa al área, cuatro policías adicionales llegaron al lugar alrededor de las 2:36 p.m. Los cinco oficiales se dirigieron hacia la puerta exterior aproximadamente a las 2:42 p.m. para evitar que ingresaran más personas.

La cámara apuntando hacia la puerta exterior captó lo que parecen ser los momentos más controversiales—que comenzaron aproximadamente a las 2:42 p.m., cuando algunos manifestantes parecían mantener una acalorada conversación con la policía mientras el número de personas en el exterior aumentaba.

Las tensiones disminuyeron por un momento cuando dos mujeres con ropa de invierno aparecieron en el interior y se abrieron paso  junto a los oficiales y los manifestantes para salir del edificio. Menos de un minuto después, los policías volvieron a entrar acompañados por la multitud.

Sin embargo, alrededor de las 2:46 p.m., muchos otros oficiales llegaron desde el caótico exterior, y las fuerzas del orden parecían tener la zona interior de nuevo bajo su control.

Según el abogado defensor Dave Smith, su cliente Nordean ingresó al edificio del Capitolio entre las 2:37 y las 2:38 p.m.—más o menos en el momento en que las imágenes mostraban un flujo de partidarios de Trump que se abría paso entre los agentes, antes de que éstos intentaran impedir la entrada de más personas.

“[El video] muestra a Nordean pasando por un pasillo de entrada al edificio del Capitolio”, dijo Smith en su moción del 29 de julio para que se hicieran públicas las imágenes. “Dos agentes de la ley se apartan mientras Nordean y otras personas entran en el edificio”.

El Departamento de Justicia discrepó con la descripción de Smith.

“En realidad, el video en su conjunto muestra a una turba desenfrenada irrumpiendo por la fuerza al Capitolio y poniendo en peligro las vidas de, entre otros, los agentes de la ley que juraron proteger el Capitolio, los servidores públicos que trabajan allí y los funcionarios públicos que trabajan allí y los ciudadanos particulares que, a diferencia del demandado, hacen peticiones legales y pacíficas al Poder Legislativo”, dijo el DOJ en una respuesta del 29 de julio.

El Departamento de Justicia presentó otra moción el 13 de agosto, argumentando que la publicación de los videos comprometería la seguridad del edificio del Capitolio. Los fiscales argumentaron que las imágenes son particularmente sensibles porque muestran el interior del Capitolio, revelando “información que es menos probable que se obtenga por otros medios”.

Sin embargo, el 9 de septiembre, un grupo de medios de comunicación—incluidos Buzzfeed, New York Times y Wall Street Journal— presentaron su propio escrito en apoyo a la publicación de los videos. Los medios de comunicación argumentaron que el gobierno carecía de justificación para mantener los videos en secreto, dado que las imágenes del mismo lugar exacto ya se habían hecho públicas.

El 8 de octubre, los fiscales notificaron que ya no se oponían a que los vídeos se hicieran públicos. No dijeron por qué habían cambiado su postura.

La orden del 11 de octubre del juez Kelly es que el gobierno elimine la “designación de sensibilidad” de las filmaciones en cuestión y que haga públicos los videos a través de la “solución técnica del buzón” de la corte, que permite a los medios con credenciales ver las  pruebas de videos.

La decisión de Kelly surge de una decisión similar el 21 de septiembre, cuando el juez federal de distrito Beryl Howell ordenó que las imágenes del 6 de enero se hicieran públicas en el caso del acusado Eric Torrens.

Mientras tanto, el abogado defensor Smith también presentó una moción para que se reconsidere la solicitud de fianza de Nordean a la luz de la conclusión de un juez federal de que el Departamento Correccional del DC violó los derechos de los detenidos del 6 de enero.

Nordean se encuentra actualmente en una cárcel de Seattle, sin embargo, Smith dijo que el gobierno planea transferir a su cliente a la cárcel del DC si su solicitud de fianza vuelve a fracasar.

Nordean enfrenta a una pena de hasta 20 años de prisión por obstruir o impedir un procedimiento oficial. También se le acusa de complicidad, que conlleva una pena máxima de 10 años de prisión; así como ingresar o permanecer a sabiendas en edificios o instalaciones restringidas, y el ingreso violento y conducta desordenada en las instalaciones del Capitolio, que conllevan cada uno una pena máxima de un año de prisión.

El 26 de octubre se celebrará una audiencia sobre el estado de su caso, y el juicio de Nordean está previsto para el próximo mes de mayo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS