Cuando paseaba por el río encuentra una cabeza de lobo gigante de 40.000 años de antigüedad

Por Michael Wing - La Gran Época
16 de Junio de 2019 Actualizado: 16 de Junio de 2019

Un hombre ruso tropezó con un espectáculo espantoso mientras paseaba por la orilla del río Tirekhtyakh el verano pasado. Era la feroz cabeza cortada de un lobo gigante.

Los espeluznantes restos todavía tenían todo su pelo y sus colmillos, pero el animal no era ni remotamente un hallazgo reciente. El hombre que hizo el descubrimiento en el distrito de Abyisky de Yakutia, Pavel Efimov, entregó la cabeza del lobo a los científicos locales para que la examinaran. De un examen se desprende que data de hace unos 40.000 años, una edad notable si se tiene en cuenta lo bien conservada que estaba.

La cabeza del antiguo lobo se remontaba al Pleistoceno tardío, y había sido perfectamente preservada por el permacongelamiento. El hallazgo es el primer espécimen de lobo bien conservado de ese período, reportó el Siberian Times.

El análisis determinó que el lobo adulto tenía entre 2 y 4 años de edad en el momento de su muerte. Era, sin embargo, muy grande para los estándares modernos. La cabeza gigante se extiende a lo largo de unos increíbles 40 cm. Eso es aproximadamente la mitad de la longitud de todo el cuerpo de un lobo moderno, que normalmente mide entre 66 y 86 cm, dijo el Times.

Una antigua cabeza de lobo gigante fue encontrada en el área de Yakutsk en Siberia, Rusia. (Crédito: Google Maps)

“Se trata de un descubrimiento único de los primeros restos de un lobo del Pleistoceno completamente desarrollado, con sus tejidos conservados”, dijo Albert Protopopov, de la Academia de Ciencias de la República de Sakha. “Lo compararemos con los lobos modernos para entender cómo ha evolucionado la especie y reconstruir su apariencia”.

La cabeza del lobo fue exhibida como parte de una exposición de mamuts lanudos en Tokio, junto con otros restos previamente congelados, incluyendo un inmaculadamente preservado cachorro de león de las cavernas.

“Sus músculos, órganos y cerebros están en buenas condiciones”, dijo Naoki Suzuki, profesor de paleontología y medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Jikei. “Queremos evaluar sus capacidades físicas y ecológicas comparándolas con los leones y lobos de hoy”.

Actualmente, los científicos del Museo Sueco de Historia Natural planean examinar el ADN de la cabeza de lobo para comparar su composición genética con la de los lobos modernos de hoy, según el Siberian Times.

Este no es el primer lobo congelado que se se remonta a tiempos prehistóricos. Una antigua momia de cachorro fue desenterrado en Canadá que data de hace más de 50.000 años.

Un estudio realizado en 2015 examinó el ADN de una costilla de 35.000 años de edad de un lobo encontrado en Siberia. Estaban investigando la división evolutiva entre lobos y perros.

Además de las fascinantes contribuciones a la ciencia que pueden obtenerse con tales estudios, también nos dan cierta seguridad; la notable condición del otrora temible depredador hace que sea más que reconfortante que existan tantos años de distancia entre estos gigantes colmilludos y sus contrapartes mucho más pequeñas de la actualidad.

Científicos descubren ‘alucinante’ arrastre de fósiles de 500 millones de años de antigüedad

En noticias relacionadas, un descubrimiento accidental a orillas de un río en la provincia china de Hubei ha desenterrado una increíble colección de miles de fósiles.

Los paleontólogos estiman que los fósiles tienen unos 518 millones de años de antigüedad y son extraordinarios por su documentación de organismos de cuerpo blando. La piel, los ojos e incluso los órganos internos han sido “exquisitamente” bien conservados.

“Lo que estas localidades le dan es anatomía”, dijo la paleontóloga de Harvard Joanna Wolfe a National Geographic. “Estos son los mejores de los mejores.”

Los investigadores que documentan el hallazgo han identificado 101 especies animales diferentes, y más de la mitad de los fósiles descubiertos son nuevos para la ciencia.

Los fósiles antiguos fueron recolectados en el sitio de Qingjiang, cerca del río Danshui en la provincia china de Hubei. La BBC escribió con entusiasmo sobre los hallazgos “alucinantes” de los paleontólogos, estimados en el período cámbrico, que comenzó hace unos 541 millones de años. En las pocas decenas de millones de años que siguieron, “complejos ecosistemas marinos surgieron en todo el mundo”, señaló National Geographic, “repletos de criaturas que forman la base de los principales grupos de animales de hoy”.

El equipo que recolectó las muestras publicó sus hallazgos en la revista Science a finales de marzo de 2019.

El profesor Robert Gaines, geólogo que participó en el estudio, expresó su asombro por el hallazgo. “Su pura abundancia y su diversidad de formas son impresionantes”, dijo, según el informe.

La profesora Allison Daley, que contribuyó con un análisis paleontológico a los procedimientos, admitió: “Me dejó boquiabierto”.

Hablando con Science in Action de la BBC, añadió: “Nunca pensé que llegaría a ser testigo del descubrimiento de un sitio tan increíble… Por primera vez estamos viendo la preservación de las medusas. Cuando se piensa en las medusas hoy en día -continuó-, son tan suaves, tan delicadas, pero se conservan increíblemente bien en este lugar”.

Jakob Vinther, un paleobiólogo de la Universidad de Bristol, dijo a Current Biology que la búsqueda del tesoro aún no ha terminado. “Es una caja de Pandora”, dijo. “Cada vez que encontramos un nuevo sitio como este. Todavía hay muchos huecos.”

“Todavía hay muchas extrañas maravillas”.

Louise Bevan colaboró en la elaboración de este informe.

Mira el video a continuación:


A estos animales les encanta llamar la atención

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS