Enfermera cuida a una bebé quemada, casi 40 años después le agradece en emotivo reencuentro

Por EMG Inspired Staff
28 de Agosto de 2019 Actualizado: 28 de Agosto de 2019

Cuando Amanda Scarpinati, de Atenas, Nueva York, sufrió quemaduras graves cuando era bebé, estaba siendo atendida por una enfermera amable y joven mientras estaba en un hospital de Albany, Nueva York. Después de 38 años, Amanda finalmente encontró a esa enfermera y le agradeció su amabilidad en persona.

En 1977, después de caerse de un sofá en un humidificador de vapor caliente, Amanda, de entonces 3 meses de edad, fue llevada al Centro Médico de Albany para ser tratada por quemaduras de tercer grado en la cabeza y la mano. Durante su estadía en el hospital, una enfermera compasiva de pelo largo y ondulado cuidó a la bebé Amanda, sosteniéndola y consolándola.

Algunos de esos momentos fueron capturados por el fotógrafo Carl Howard, y finalmente fueron publicados en el informe anual de 1977 del Centro Médico. Una foto de la enfermera que acunaba a la joven Amanda, cuya cabeza estaba envuelta en gasa, apareció incluso en la portada del informe anual.

Amanda guardó estas conmovedoras fotografías en blanco y negro, y fueron las fotos las que la llevaron a buscar a su antigua cuidadora muchos años después.

“Me da escalofríos cada vez que las miro”, dijo Amanda al programa de CBC/Radio-Canada As it Happens.

Al tener que lidiar con cicatrices y someterse a cirugías reconstructivas durante años, Amanda, ahora adulta, compartió que esas fotos en blanco y negro la habían consolado durante este período bastante sombrío de su infancia.

“Cuando era niña, las cosas eran muy difíciles para mí. Los niños no siempre fueron los más amables… A mí me llamarían bruja por las cicatrices de las quemaduras”, compartió. “Miraba esa foto y siempre pensaba:’Aquí hay alguien que se preocupó por mí con amor y compasión’. No importaba qué tipo de cicatrices o quemaduras tenía. Era simplemente genuina. Fue reconfortante”.

Amanda explicó cómo siempre había querido encontrar a esa enfermera y agradecerle su gesto de amabilidad.

Durante 20 años, Amanda había intentado en vano encontrar a la enfermera.

“No tenía nombre. Acabo de tener su hermosa cara”, dijo.

Imagen cortesía de Official Amanda Scarpinati

Amanda más tarde decidió probar su suerte en las redes sociales publicando las imágenes en Facebook, y en un día recibió una respuesta afirmativa de una enfermera que solía trabajar en el Centro Médico de Albany, Angela Leary.

Descubrió que el nombre de la enfermera era Susan Berger y que solo tenía 21 años cuando se tomaron las fotos. Cuando era bebé, Amanda había sido de los primeros pacientes de Susan en el trabajo.

Finalmente, el 29 de septiembre de 2015, Amanda, ya completamente desarrollada, conoció a la enfermera Susan, 38 años después de su primer encuentro, en el Centro Médico de Albany.

“La abracé y le dije:’Dios mío, eres real'”, dijo Amanda. “Estaba muy abrumada por la emoción”.

Fue un sueño hecho realidad para Amanda. “Estoy encantada, nunca pensé que este día llegaría”, dijo a Associated Press.

Mirando hacia atrás, Susan recordó su memoria de Amanda hace muchos años, según Today: “Ella era muy pacífica. Por lo general, cuando los bebés salen de la cirugía, están durmiendo o llorando. Era tan tranquila y confiada. Fue increíble”.

Susan no esperaba un gesto tan cálido de un paciente después de tantos años. “No sé cuántas enfermeras tendrían la suerte de que algo así ocurriera, de que alguien te recordara todo ese tiempo”, dijo.

Hablando con ABC News, Susan, que había guardado las fotos ella misma, dijo: “Es solo un recordatorio de que puedes marcar la diferencia. Solo tienes que recordar tener esa compasión todos los días”.

Mira el video:

¡Enfermera le ayuda a ser valiente a éste chico nervioso!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS