Enfermera de Mississippi organiza manifestación contra la orden de vacunación

Por Matt McGregor
20 de Septiembre de 2021
Actualizado: 20 de Septiembre de 2021

Unas 100 personas se mantuvieron bajo la lluvia el sábado para manifestarse contra la orden de vacunación frente a un hospital en Columbus, Mississippi.

La enfermera Amber Anders organizó la manifestación, una de las muchas que se han realizado en todo el estado.

“Mi mayor frustración con esto es que sé que tengo inmunidad natural, por lo que no necesito la vacuna”, dijo Anders a The Epoch Times.

Su hospital tiene un plazo hasta el 31 de octubre que—de no cumplirse—implicará la pérdida de su certificación de Medicare y Medicaid.

Como enfermera, dijo que ha visto a personas completamente vacunadas hospitalizadas por COVID-19.

“Si no funciona como se supone que debe hacerlo, no debería ser obligatorio y la gente debería tener derecho a elegir”, dijo Anders.

Hacer ver a los no vacunados como una amenaza no tiene ningún sentido científico, dijo Anders.

“Si no nos vacunamos, la única persona a la que podríamos perjudicar potencialmente es a nosotros mismos”, dijo Anders. “Los no vacunados no pueden perjudicar a los no vacunados si la vacuna funciona, lo cual parece no estar ocurriendo”.

El lupus de Anders, una enfermedad autoinmune, ha estado inactiva durante cuatro años; sin embargo, su temor es que la vacuna pueda reactivarla, dijo.

“Nadie puede garantizarme que [la vacuna] no hará eso, así que no es un riesgo que esté dispuesta a correr”, dijo Anders. “Si la vacuna realmente funcionara, entendería un poco el empeño—aunque no la orden. Nadie debe ser obligado a vacunarse a menos que esa persona sepa al cien por ciento que no existen riesgos—o que los beneficios superan los riesgos—y en este momento, nadie puede garantizarlo. No ha funcionado lo suficiente, así que básicamente somos el experimento”.

El pueblo estadounidense se ha cansado de las ordenes, la desinformación acerca de tratar de controlar el virus y el empeño para separar a los vacunados—quienes, según ella, pueden portar el virus tan fácilmente como los no vacunados—de los no vacunados.

Así como no ha habido “motivo o razón” con el virus, dijo, no hay motivo o razón para la vacuna.

“Nunca se sabe cómo el virus en sí afectará a alguien, porque afecta a todos de manera diferente, así que eso es lo que opino acerca de la vacuna”, dijo Anders.

Además de la manifestación, Anders dijo que llamó a varios gobernadores y que las respuestas que recibió se sumaron a coincidencias de que las ordenes estaban equivocadas.

“Bueno, eso está muy bien, pero hasta que se tomen medidas, las palabras no significan nada”, dijo. “Si no luchamos contra esta orden, quién sabe lo que vendrá después”.

Patriotas de Mississippi por los derechos a las vacunas y la libertad médica

Anders es miembro de Mississippi Patriots for Vaccine Rights (MPVR), que realizará una manifestación el 9 de octubre en la capital del estado en Jackson, Mississippi.

Desde la primavera, la presidenta de MPVR, MaryJo Perry, dijo a The Epoch Times que la membresía de la organización ha aumentado de 3350 a 6000.

Perry y el vicepresidente Lindey Hughes Magee formaron la organización sin fines de lucro en 2012 como Mississippi Parents for Vaccine Rights como un centro para la red de padres cuyos hijos habían sufrido daños como resultado de las vacunas.

Perry dijo que ha escuchado de varias enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) que están viendo a tantos vacunados como no vacunados.

En el panorama de la pandemia, Perry vio la oportunidad que se avecinaba para que el gobierno federal ordenara las vacunas contra COVID-19, que ahora no solo afecta a los padres y a sus hijos, sino también a los trabajadores de la salud y los empleados del sector privado.

Para saber cuál es la postura de sus miembros con la vacunación, MPVR había enviado una encuesta a principios de año preguntando: 1) ¿Está vacunado, 2) Si no lo está, ¿considerará vacunarse?

“Las opciones eran ‘Sí, No y [por supuesto que] no'”, dijo Perry, de los cuales entre el 2 y el 3 por ciento dijeron que estaban vacunados, y el 60 por ciento respondió: “[por supuesto que] no”.

Muchos profesionales de la salud están librando una batalla con acciones legales, pero muchos están dispuestos a abandonarlas, dijo.

“Ahora tenemos enfermeras realizando uñas”, dijo Perry. “La situación es bastante mala. Para empezar, ya estaban desanimadas para empezar luego de que se trajeran a las enfermeras de la FEMA (Agencia Federal de Gestión de Emergencias) y se les pagara más”.

La postura del gobernador

El domingo, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves, se presentó en el programa “State of the Union” de CNN, llamando a la orden de vacunación contra COVID-19 del presidente Joe Biden “un ataque del presidente contra los trabajadores estadounidenses y los trabajadores de Mississippi, a quienes quiere hacer elegir entre recibir una inyección en el brazo y su capacidad para alimentar a sus familias”.

Más adelante en la entrevista, Reeves cuestionó: “Si este presidente tiene la capacidad de exigir vacunas, ¡¿Qué poderes no le otorgamos a este presidente?!”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS