Madre mexicana entró en coma a las 26 semanas de embarazo y murió, pero los médicos salvan a su bebé

Por Eduardo Tzompa - La Gran Época
21 de Junio de 2019 Actualizado: 21 de Junio de 2019

A veces hay ciertas decisiones que pueden cambiar el destino de una vida, como la que estos médicos decidieron tomar a último momento para lograr el nacimiento prematuro de una bebé. Pero este caso no solo involucró la llegada de una vida, sino también la triste pérdida de una mujer, la mamá de la recién nacida.

Cuando una mamá mexicana tenía 23 semanas de gestación presentó fuertes dolores de cabeza, fue a una consulta médica que terminó en el pero diagnóstico. Al realizarle los estudios encontraron un tumor cerebral que derivó en una cirugía para descompresionarlo, según informó Diario de Yucatan.

Sin buenos resultados, los especialistas le diagnosticaron muerte inminente y decidieron preservar la vida de la bebé, que si llegaba a los 500 gramos tendría probabilidades de sobrevivir. Fue así que durante 4 semanas se mantuvo a la mamá con vida con ayuda de aparatos y esteroides para que la bebé madure sus pulmones y el sistema neurológico, informó Teleradio.

Valentina Gilberto Cauich nació el 25 de enero de 2019 con un pronóstico poco alentador debido a su prematurez, de modo que requirió asistencia ventilatoria mecánica por 41 días y un total de 86 días con aporte de oxígeno adicional. Las noticias fueron demasiado dolorosas para la familia ya que la madre falleció a los 5 días y la bebé tenía pocas probabilidades de sobrevivir.

La pequeña presentó varias complicaciones como síndrome de dificultad respiratoria, neumonía, hemorragia pulmonar, anemia, displasia broncopulmonar y retinopatía del prematuro. Pero a pesar de todas las dificultades los doctores no se dieron por vencidos en salvar la vida de la niña y le realizaron una cirugía de tórax a los 40 días de vida con apenas un kilogramo de peso, según reportó Televisa.

“Después de superar estos padecimientos, nuestro equipo multidisciplinario logró que Valentina fuera creciendo y ganando peso, le dimos rehabilitación para que se alimentara de forma normal, con una succión adecuada y actualmente ya pesa dos kilogramos”, dijo emocionada la doctora Padilla para el Diario de Yucatan.

Luego de 4 meses de rehabilitación Valentina fue dada de alta y pudo regresar a casa con su familia. La enfermera Almanory López Moo dijo a Radio.mx que el personal del hospital no solo trata de darles los mejores cuidados a los pacientes prematuros también procuran llenarlos de amor en los momentos más difíciles de su vida.

“Tenemos en el hospital un gran equipo tanto humano como tecnológico y nos llena de orgullo  ver que nuestras y nuestros pacientes logran salir adelante e ir a casa con su familia”, agregó la doctora Ana Lavadores May en la entrevista.

Por su parte, padre de Valentina, Jesús Hau Puc, se fue muy agradecido del hospital, ya que de no haber sido por todos los cuidados que le brindaron a su hija, ella no se hubiera salvado.

“Me voy muy satisfecho con la atención que le dieron; ella logró recuperarse aun al nacer tan prematura. Quiero agradecer a todas y todos por su compromiso. No tuve la dicha de compartirlo con mi esposa, sin embargo, estoy muy feliz de que puedo llevarme a mi hija sana y salva a la casa”, afirmó a los medios de comunicación.

Imagen de archivo de un bebé. (Christiana Bella/Pixabay)

Los usuarios de Internet se conmovieron mucho por la labor de estos ángeles de batas blancas y dejaron sus comentarios de apoyo y felicitaciones.

“Muchas felicidades, Dios bendiga a todos esos médicos, que salvaron la vida de la niña, una madre da, todo por los hijos, hasta la vida”, dijo un usuario.

“Bien por esos ángeles maravillosos que Dios nos dio en caminos difíciles y a la vez saber que no estamos solos, que Dios se hace presente a través de personas como lo son este equipo de personas, felicidades y bendiciones”, añadió otro.

“Felicidades a todo el personal que labora en ese hospital y Dios bendiga al bebé, que su mami descanse en paz y fortaleza a toda su familia”, compartió otro entre los comentarios.

Aunque el trabajo de un médico es un ambiente complicado, ellos hacen lo mejor posible por mantener la esperanza y la fe en muchas familias. La mayor recompensa para ellos es ver un caso exitoso como el de la pequeña Valentina que seguramente estará agradecida por el resto de su vida.

¿Conoces a alguien que haya pasado por una experiencia similar? ¿Habías pensado que esto podría ser posible? Si te pareció interesante este artículo, por favor, comparte con quien tú quieras para que esta valiosa información llegue a más personas.

Sorprenden a toda su familia con anuncio de embarazo y sus reacciones son imperdibles

TE RECOMENDAMOS