Epoch Times convoca a condenar el ataque a su reportera en Hong Kong

Por The Epoch Times
11 de Mayo de 2021
Actualizado: 11 de Mayo de 2021

The Epoch Times hace un llamamiento a la comunidad internacional para que condene los intentos del Partido Comunista Chino de silenciar a The Epoch Times y de acabar con la libertad de prensa en Hong Kong.

La actual campaña contra el Epoch Times de Hong Kong dio un nuevo y peligroso giro en la mañana del 11 de mayo, cuando un matón atacó a la reportera Sarah Liang con un bate de sóftbol frente a su edificio de apartamentos. Liang sufrió contusiones en ambas piernas y fue trasladada al Hospital Queen Elizabeth para ser atendida.

Este ataque se produce después de un intento de destruir la imprenta de The Epoch Times, así como de anteriores intentos de intimidar a Liang.

En el ataque del 12 de abril a la imprenta, intrusos destrozaron los equipos con mazos, vertieron restos de hormigón sobre las máquinas y robaron una computadora. La imprenta estuvo fuera de servicio durante unos días.

Este fue el quinto ataque a la imprenta desde que se inauguró en 2004. El anterior fue un intento de prenderla fuego, en noviembre de 2019.

Liang denunció que un desconocido la acosó en su casa el 24 de abril y que otro desconocido la siguió el 26 de abril.

June Guo, directora del Epoch Times de Hong Kong, dijo que el Partido Comunista Chino (PCCh) está usando a marginales para atacar a The Epoch Times.

Las acciones contra The Epoch Times forman parte de una campaña de intimidación, ataques violentos, detenciones ilegales y estigmatización por parte de funcionarios del PCCh y de los medios de comunicación controlados por el PCCh, y apunta a la prensa libre de Hong Kong.

El PCCh pretende intimidar a los periodistas y a los ciudadanos, haciendo más difícil la labor informativa honesta en Hong Kong, y obligando a la prensa libre a abandonar su trabajo en la ciudad.

Sarah Liang en Hong Kong el 10 de octubre de 2019. (The Epoch Times)
Sarah Liang, reportera de la edición hongkonesa de The Epoch Times, muestra sus piernas magulladas a la salida del hospital Queen Elizabeth de Hong Kong el 11 de mayo de 2021. (Song Pi-lung/The Epoch Times)

Durante 20 años, el programa de Liang “Palabras queridas, palabras verdaderas” ha atraído a un público fiel que respeta su información veraz.

El ataque contra ella a plena luz del día, a las puertas de su casa, es un vivo ejemplo de cómo se ha deteriorado el entorno libre y pacífico de Hong Kong y de cómo la libertad personal de cualquier persona está ahora en peligro.

Pero el ataque también pone de manifiesto hasta qué punto el PCCh teme a la prensa libre y teme a la información veraz de The Epoch Times.

The Epoch Times declara solemnemente que no se echará atrás y que seguirá informando con veracidad y sirviendo a los intereses de Hong Kong.

The Epoch Times convoca a organizaciones de defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos, a los gobiernos libres y a las personas libres de todo el mundo a unirse para defender la libertad de prensa en Hong Kong.

La lucha por la libertad de prensa allí es la lucha del mundo, ya que el PCCh trata de imponer su tiranía primero en Hong Kong y luego en un área más amplia, ya que la libertad en cualquier lugar es una oposición a su gobierno dictatorial.

Desde el ataque, The Epoch Times en Hong Kong ha recibido una avalancha de apoyo de los hongkoneses. Consideran al Epoch Times como un símbolo de libertad y esperanza para Hong Kong. Agradecemos a la gente su apoyo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS