“Es difícil comprar comestibles”, dice residente china tras cierre estricto de gran ciudad

Por Dorothy Li
29 de Diciembre de 2021 10:45 AM Actualizado: 29 de Diciembre de 2021 11:37 AM

Los residentes de la ciudad de Xi’an, afectada fuertemente por COVID, dijeron que se están enfrentando al reto de conseguir los alimentos básicos.

Más de 13 millones de residentes en Xi’an, la capital de la provincia noroccidental de Shaanxi, pasaron el 28 de diciembre al sexto día de confinamiento en sus casas.

Al principio, se permitía a un miembro de la familia salir cada dos días de su casa para comprar productos de primera necesidad, pero de pronto se intensificaron las restricciones. A partir del 27 de diciembre, se prohibió a los residentes salir de sus barrios a menos que deban hacerse las pruebas de detección de COVID-19.

Una residente del distrito Yanta de la ciudad Xi’an relató sobre sus dificultades para comprar alimentos y otros productos de primera necesidad al medio de comunicación en lengua china NTD, asociado de The Epoch Times.

“Ahora, los precios de las verduras subieron mucho (…) pero el problema es que todavía no se pueden comprar ni siquiera por el doble de precio”, dijo una residente de apellido Wang.

Las verduras son difíciles de distribuir ya que todas las carreteras del distrito de Yanta están cerradas, agregó.

Xi’an prohibió la circulación de vehículos privados desde el lunes. La oficina de seguridad pública comunicó a los residentes que infringir las normas podría suponer 10 días de arresto y una multa de 500 yuanes (USD 80).

Los funcionarios indicaron en un aviso del lunes que las compras para los pobladores podrían reanudarse en las áreas menos arriesgadas una vez que los resultados de las pruebas fueran negativos, pero no indicaron exactamente cuándo se levantaría la suspensión. La ciudad comenzó una nueva ronda de pruebas masivas de detección de contagios el lunes.

“Parece que ha pasado mucho tiempo”, dijo a Reuters un residente de 22 años de apellido Jin.

“El hecho de que todavía no me hayan dicho cuándo puedo volver a comprar me pone un poco ansioso”, comentó después de quedarse sin verduras frescas y tener que hacer pedidos por Internet que tendrá que esperar casi una semana para recibirlos.

La red social china Weibo se vio inundada de personas que se quejan de los problemas para conseguir alimentos.

“No recuerdo cuántos días he vivido a base de fideos instantáneos (…)ahora no quedan más fideos instantáneos”, escribió un usuario.

“Los residentes de Xi’an no tienen comida (…)por favor, ayuda”.

“Tengo demasiada hambre para dormir”, escribió un usuario a medianoche. “Seguí el consejo de las autoridades de no abastecernos de comida al principio del bloqueo (…) ahora, mi complejo de viviendas no me deja salir y no hay servicio de entrega”.

El hashtag “Difícil comprar comestibles en Xi’an” acumuló más de 160 millones de visitas en Weibo hasta el martes por la noche. “[Me] parece que Xi’an no está afectada por la pandemia, sino por la hambruna”, bromeó un usuario. “Todo lo que aparece en las noticias es comida”, dijo otro.

Los medios de comunicación locales, respaldados por el régimen, dijeron el martes por la noche que los trabajadores del gobierno están ocupados repartiendo alimentos. Las autoridades locales afirmaron el lunes que los suministros se han mantenido estables mientras endurecían las restricciones a los viajes.

A pesar de las amplias medidas adoptadas por el gobierno de Xi’an, los contagios diarios siguen aumentando. El martes, la ciudad informó oficialmente 175 nuevos casos de COVID-19, elevando el número total a 810 contagiados desde el 9 de diciembre.

Dado que el régimen chino es conocido por no informar de los números del virus, es probable que la cifra oficial no refleje el verdadero total. Aún así la cifra representa el mayor recuento diario notificado en toda China desde que el brote surgió en la ciudad de Wuhan.

Se han detectado casos relacionados con Xi’an en otras cinco regiones, incluida la capital de China, Beijing. Las autoridades locales se encuentran bajo presión para contener el último brote de COVID-19 impulsado por la propagación de la variante delta mientras Beijing se prepara para celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno dentro de seis semanas, los que el régimen ha prometido que serán unos Juegos “sin COVID”.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.