Escuela decide servir comida 100% orgánica y resulta ser lo mejor: ¡más concentración y asistencia!

Por La Gran Época
08 de Abril de 2019 Actualizado: 08 de Abril de 2019

En agosto del 2015, el proyecto conjunto entre las escuelas del distrito de la ciudad de Sausalito Marín en California y Conscious Kitchen, una rama de la organización sin fines de lucro Turning Green, cambió la cara de los almuerzos escolares para los estudiantes de todo el distrito. Los estudiantes se despidieron de las comidas preenvasadas y saludaron a las comidas frescas, locales y 100 por ciento orgánicas hechas desde cero.

La comida de Conscious Kitchen es de temporada y de origen sostenible, y está libre de OGM (organismos genéticamente modificados). Las escuelas del distrito de la ciudad de Sausalito Marín fueron las primeras en la nación en adoptar este proyecto.

Según Common Dreams, que escribió por primera vez sobre el mes inaugural del proyecto, participaron más de 500 estudiantes de la Academia Bayside MLK Jr. en Marin City y de la Academia Willow Creek en Sausalito. Justin Everett, chef consultor de Conscious Kitchen, explicó su motivación: “Al adoptar alimentos frescos, locales, orgánicos y no transgénicos, este programa interrumpe con éxito el ciclo de comidas insalubres, preenvasadas, calientes y servidas que dominan las cocinas escolares”.

Las comidas en Conscious Kitchen son útiles (y necesariamente) acompañadas de educación en nutrición y jardinería. Los defensores del estilo de vida sostenible en todas partes sabrán que dar un gran ejemplo es muy importante, pero la educación es fundamental.

El Edible Schoolyard Project, una organización sin fines de lucro, con sede en Berkeley, está de acuerdo en que “un enfoque integrado” funciona mejor. “Las escuelas que…. combinan estrategias locales de adquisición de alimentos de temporada con lecciones prácticas impartidas en el aula, la cocina y el huerto tienen muchas más probabilidades de sostener iniciativas de comidas escolares saludables”, dijo Liza Siegler, directora de asociaciones y participación de la organización.

El proyecto Conscious Kitchen fue probado por primera vez en agosto del 2013, cuando 150 estudiantes y personal de la Academia Bayside MLK Jr. sirvieron comida fresca local para el desayuno y el almuerzo todos los días. La escuela informó que los casos disciplinarios disminuyeron y la asistencia aumentó en el transcurso de los dos años siguientes, y que la “buena comida” fue el catalizador.

“Cuando se come bien, es más fácil concentrarse en el trabajo”, compartió Remy, estudiante de Bayside MLK.

La consejera de la escuela Julie Auslander celebró el proyecto: “Están probando frutas y verduras que ni siquiera han visto en su vida”, dijo. “Los expone a un nuevo paladar”.

“¿Habías comido quinoa antes?”, le preguntaron a un estudiante, Zion. “¡No!” fue la respuesta corta y muy indicativa. “Me ha abierto a opciones más saludables”, agregó.

Una publicación de EcoWatch compartió una estadística inquietante: se estima que el 80 por ciento de los artículos en la mayoría de las estanterías de los supermercados contienen OGM, y la comida escolar es uno de los peores delincuentes. “Este programa es el primero en oponerse a los transgénicos”, escribieron. “Un creciente conjunto de pruebas vincula a los transgénicos con una variedad de riesgos para la salud y el medio ambiente”.

Y eso no es todo. Los estándares nutricionales actualizados del USDA para el año 2010 requirieron más productos de trigo integral, frutas frescas, verduras y proteínas magras para los niños en edad escolar. “Este programa no solo supera con creces los estándares nutricionales del USDA”, confirmó la fundadora de Turning Green, Judi Shils, “pero vincula la salud de nuestros niños con la salud de nuestro planeta”.

Las comidas escolares de Conscious Kitchen están orgullosamente dentro de los presupuestos del USDA y exceden con creces sus pautas nutricionales.

Y, quizás lo más importante, los próximos alumnos de 4º grado del proyecto están llenos de elogios por la nutritiva (y deliciosa) comida. “Es saludable para ti y no solo un montón de comida calentada envuelta en plástico”, compartió un comensal encantado.

“¡Delicioso!” “¡Saludable!” “Creativo, y épico”, llegaron las contribuciones de una sola palabra de una selección aleatoria de participantes contentos. Desde la iniciación del proyecto, el personal y los estudiantes comen juntos todos los días. “Es amor”, ofreció Tenisha Tate, subdirectora de Bayside MLK. “Tratamos de asegurarnos de que los niños se sientan amados y apreciados. Conscious Kitchen es una representación de ese amor”, añadió.

“Cambia la cultura de la escuela”.

Disfruta de la historia completa del proyecto viendo el siguiente vídeo.

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Patitos perdidos en medio de una autopista hacen detener el tránsito, ¡los conductores se detiene para ayudar!

TE RECOMENDAMOS