Esposa de oficial caído reza en su tumba por un milagro y semanas después aparece un hombre especial

Por Anna Mason
14 de Abril de 2022 3:37 PM Actualizado: 14 de Abril de 2022 3:37 PM

April Katherman-Redgrave y su difunto marido, Mike, eran adolescentes cuando se conocieron. Más tarde se casaron y tuvieron dos hijos. Su pequeña familia era perfecta antes de que ocurriera la tragedia.

Cuando Mike, policía de San José, murió en acto de servicio en un accidente de moto, April se sintió totalmente perdida y con el corazón roto. Visitando el cementerio meses después de la trágica pérdida, lloró desesperada, rezando a Dios y pidiendo a Mike algún milagro para que enviara a alguien a cuidar de la familia y hacerla feliz de nuevo.

En declaraciones a The Epoch Times, April, de 39 años y originaria de Gilroy, California, compartió su historia para dar esperanza a otras viudas. April dijo que casi dos semanas después de rezar ante la tumba de Mike, a pesar de sentir que nunca podría volver a amar a alguien como amaba a Mike, conoció a David. Tras un lento y cuidadoso noviazgo, David pidió permiso al hijo mayor de April para casarse con ella.

“Quería mostrar que, independientemente de lo que estés pasando y de lo horrible que creas que es la vida y de que pienses que no puedes seguir adelante, hay una luz al final del túnel, hay una forma de volver a tener esperanza”, dijo. “Dios tiene un plan para ti. Incluso cuando no lo ves, Dios lo controla todo. Dios sabía que esto iba a suceder. Dios sabía que Mike iba a morir y que David iba a entrar y ser mi marido”.

Antigua profesora de primaria, April trabaja ahora como conferenciante ayudando a otros a sobrevivir al duelo. Escribió un libro sobre sus experiencias de vida, “A través del infierno y el agua alta: La historia de una viuda de policía sobre una pérdida trágica y un amor redentor“. También tiene un blog, Beauty for Our Ashes.

(Cortesía de April Katherman-Redgrave)
(Cortesía de April Katherman-Redgrave)

April y sus dos hijos, Joshua, de 15 años, y Jason, de 13, han estado en un largo y doloroso proceso de curación desde el trágico día de verano de 2016 en el que se enteraron del fallecimiento de Mike. A través de la fe, la terapia y la ayuda de amigos y familiares, la vida mejoró con el paso del tiempo.

Para la afligida madre de dos hijos, la llegada de David, de 38 años, capataz general en una empresa eléctrica, fue una intervención divina.

“No me lo esperaba. Solo había pasado poco más de un año desde la muerte de Mike. Así que para algunas personas, dirán que es demasiado pronto. Y para algunas personas, puede ser demasiado pronto”, dijo. “Pero para mí, fue el momento perfecto de Dios, porque creo que si hubiera tardado más en conocer a David, me habría hundido muy rápido y no habría estado bien, y no habría sido capaz de cuidar de mis hijos. Porque estaba muy triste y me sentía muy sola”.

“David fue tan paciente y estuvo tan dispuesto a acompañarme y ayudarme a sanar y a ayudar a nuestros hijos a sanar y a asumir este papel de estar ahí para nosotros y ser nuestro sistema de apoyo”.

(Cortesía de April Katherman-Redgrave)
La hija pequeña de David y April ayudando a limpiar la tumba de Mike. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)

Aunque David ha sido una valiosa fuente de apoyo y amor, también es la fe de April en Dios la que la ha ayudado a salir adelante.

“Crecí en una familia cristiana. Así que siempre he tenido fe y la comprensión de cómo Dios tiene un plan para tu vida”, dijo. “Y por muy duras que sean las cosas y no entendamos por qué suceden. Sabemos que el plan de Dios es siempre perfecto”.

“Siempre me haré esas preguntas de por qué murió Mike. Pero como mi fe es tan fuerte, simplemente lo sé. Era el momento de que Dios se llevara a Mike, aunque yo piense que no es justo, que era demasiado joven”.

“Me siento bendecida por haber podido compartir la vida de Mike con él y por haber sido la persona que él eligió para amar el resto de su vida y para ser su esposa y tener sus hijos. Así que estoy descansando en el hecho de que este era el plan de Dios para nosotros y nuestra historia de amor”.

(Cortesía de April Katherman-Redgrave)
April y David el día de su boda. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)

Era un típico día de verano cuando April, Joshua y Jason recibieron la impactante noticia que cambiaría sus vidas para siempre. La joven madre estaba en casa cuando un coche negro se detuvo y los funcionarios municipales llamaron a la puerta para informarle que su marido había muerto en acto de servicio.

“Murió en su moto, atropellado por otro coche. Yo tenía 33 años. Mike tenía 34 años. Nuestros dos hijos tenían 8 y 10 años. Mike y yo llevábamos 12 años casados y éramos novios en la universidad. Él es mi primer amor, y la vida era bastante perfecta. Y todo cambió en un instante”, dijo, añadiendo que agradeció que sus hijos estuvieran en el patio trasero jugando cuando se enteró de la noticia.

“Recuerdo que me derrumbé en el césped delante de mi casa y me dije: ¿qué voy a hacer? ¿Y cómo voy a decírselo a los niños? Mike era lo único que conocía, ya que estaba con él desde la adolescencia”.

April dijo que, al ser una esposa de policía, sabía que eso podía ocurrir, pero que, como cualquier otra persona, nunca pensó que les pasaría a ella y a su marido. Una amiga vino y se quedó con los niños mientras April era acompañada al hospital para ver al amor de su vida por última vez. Ya era de noche cuando April volvió a casa.

“Fue entonces cuando tuve que llevarlos a nuestra habitación y decirles lo que estaba pasando, que su padre no iba a volver a casa. Creo que mi hijo de 8 años no se dio cuenta de lo que estaba pasando. Mi hijo de 10 años lo hizo un poco más”, dijo. “Tenemos mucha fe en Dios. Así que les dije que Dios necesitaba al mejor héroe del departamento de policía en el Cielo con Él y por eso se llevaron a su padre porque era el mejor”.

April y Mike durante sus años de universidad. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)
April con Mike el día que se graduó en la Academia de Policía de San José. April estaba embarazada de su primer hijo en esta foto. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)

Después de Mike, April no pensó que volvería a casarse, ni a amar a alguien tanto como a él. Y David, con su corazón cariñoso y su apoyo, ayudó a la familia a mantener viva esa parte de su historia de vida.

April dice que tiene la suerte de tener un compañero de vida que entiende y apoya completamente su necesidad de honrar la memoria de Mike.

“Yo abiertamente, siempre seguiré amando a Mike. Pero David tiene esta confianza en nuestro amor, y [él] me ama tanto que sabe lo importante que es para mí”, dijo. “Es un hombre muy especial [que] tiene tanta confianza en su amor por mí y en mi amor por él, que me permite seguir haciéndolo”.

April y David el día de su boda. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)

Su relación progresó de forma natural, por etapas. April dice que sus hijos empezaron a notar un cambio en ella y vieron a una “madre más sana”.

Antes de casarse, April y David buscaron la aprobación de cada uno de sus hijos. Los dos hijos de David y los de April formaron el grupo de la boda. Los cuatro “se llevaban muy bien” y estaban “entusiasmados”. Los chicos acompañaron a April al altar. La hija de David fue la dama de honor y la florista de April, y su hijo fue su padrino.

“Dijimos los votos a los niños. Y también incluimos a Mike en cada parte de la ceremonia. Tuvo un papel importante en ella. Nos aseguramos de mantener vivo su recuerdo durante toda la boda”, dijo.

“Pero en realidad se trataba de unir a dos familias durante todo el día, durante toda la ceremonia. Solo estaban nuestros amigos y familiares más cercanos, y fue perfecto”.

(Cortesía de April Katherman-Redgrave)
April y David con sus cinco hijos. (Cortesía de April Katherman-Redgrave)

David y April tuvieron otro hijo, y ahora, como familia mixta, ambos padres tratan a todos los niños como propios. April afirma que algunas mujeres esperan muchos años después de perder a su cónyuge o nunca se vuelven a casar, y eso está bien.

“Todo depende de tu situación personal. Y si tienes hijos pequeños, ¿cómo lo van a manejar?”, dice. “Solo sabía con seguridad que Mike querría que los niños y yo estuviéramos bien cuidados porque él hizo un buen trabajo cuidando de nosotros. Y si los tres estuviéramos solos, ¿cómo nos cuidarían? Yo no puedo hacer mucho para proteger a nuestros hijos y cuidarnos a nosotros. Así que supe que a Mike le parecería bien que otra persona interviniera y fuera su padre en la Tierra y me amara como Mike me amaba”.

April dice que, aunque tiene que seguir trabajando en su dolor, escribir su libro fue una forma de terapia para ella. Dice que si la historia sobre su vida, sobre la vida de Mike y su sacrificio, puede acercar a una persona a Dios y fortalecer su fe, todo “vale la pena”.

Su libro se puede comprar en Amazon y Barnes & Noble.

(Cortesía de April Katherman-Redgrave)

Con la colaboración de Arshdeep Sarao.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.