Esta dulce ballena protege valientemente a una bióloga que corría un serio peligro

Por La Gran Época
20 de Julio de 2018 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

Para los amantes de la naturaleza, las ballenas son criaturas fascinantes. Una bióloga marina que fue confrontada por una enorme ballena jorobada, que extrañamente no la dejó sola durante su buceo ese día, narra el encuentro impresionante, aunque un poco aterrador, que la dejó maravillada por la naturaleza altruista de estos gentiles gigantes.

Nan Hauser de Rarotonga, Cook Islands, encabeza el Centro de Investigación y Conservación de Cetáceos. Ella también tiene el prestigioso título internacional de “Embajadora de la Tierra”, y no es sorprendente, ya que estudia a las ballenas desde hace 28 años, Nan tiene como su misión el protegerlas, al estudiar de manera profunda su comportamiento.

Uno de los encuentros más inusuales que Nan ha tenido el privilegio de vivir fue con una ballena jorobada mientras buceaba frente a la costa de las Islas Cook.

Una jorobada de aproximadamente 22680 kilos  la empujó y giro junto con ella en el agua. Compartió 10 minutos con la ballena, mientras que la sacaba del agua y la metía debajo de sus aletas pectorales.

Imagen ilustrativa: Ballena jorobada (U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration)

“He pasado 28 años debajo del agua con ballenas y nunca había tenido tanto tacto con una ballena y con tanta insistencia de ponerme sobre su cabeza, o vientre, o dorso o más que nada, tratando de ponerme debajo de su enorme aleta pectoral”, relató Nan, presidenta del Centro de Investigación y Conservación de Cetáceos de Cook Island, le dijo a Daily Mirror.

“Si me golpeaba demasiado fuerte o me golpeaba con sus aletas o con su cola, eso me rompería los huesos y me rompería los órganos. Si me sostenía debajo de su aleta pectoral, me hubiera ahogado… estaba segura de que probablemente sería un encuentro mortal”.

Imagen ilustrativa: Ballena jorobada (U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration)

Nan nadó a toda velocidad hasta llegar al bote donde estaba segura, después ella vio un tiburón tigre en las proximidades. Esta fue la razón del comportamiento inusual de la ballena, temía por ella y actúo para protegerla de cualquier daño.

Ella dijo, “Estos animales tienen este comportamiento altruista, ellos arriesgarían sus vidas para salvar a otras especies como un bombero que corre a una casa en llamas”.

Nan estaba enroscada. Todo lo que pudo decir fue, “¡Te amo, si yo te amo!”.

“Esta fue una experiencia única en la vida”, dijo Nan.

Mira el increíble video a continuación:


Un hombre se encuentra con un Mero Goliat mientras pescaba en el mar

TE RECOMENDAMOS