Abuela de 105 años conoce a su primera tataranieta y logra la unidad familiar de 5 generaciones

Por Ashok Ramprasad - La Gran Época
29 de Mayo de 2019 Actualizado: 29 de Mayo de 2019

Inmersos en las realidades de un mundo acelerado, la mayoría de nosotros tenemos tan poco tiempo para pasar con nuestros seres queridos. Por lo tanto, para asegurar un sentimiento de amor y seguridad entre todos los miembros de la familia, es crucial mantener relaciones saludables.

Annie Berry, que cumplió 105 años el 18 de enero de 2019, es una persona que sabe de qué se tratan los valores y las relaciones familiares. A diferencia de otras personas de su edad que se sienten abandonadas, ella es alguien a quien todos admiran, ¡es la matriarca!

Recientemente, Annie fue visitada por las cinco generaciones de su familia en el Genesis Larkin Chase Center en Bowie, Maryland, por una increíble razón: le dio la bienvenida a una nueva incorporación a la familia, su tataranieta Olivia.

Según la WUSA9, Annie guiñó el ojo y sonrío mientras decía: “Creo que es linda como la abuela”. Mientras la anciana de 105 años sostenía en sus brazos a la niña de una semana de edad, lo único que pudo hacer esa pequeña Olivia fue soltar un grito.

Annie sostenía a este pequeño paquete de alegría mientras veía la reunión familiar como una oportunidad para reflexionar sobre la historia de la que fue testigo durante su vida.

Annie nació en Meridian, Mississippi, en 1914, una época en la que el racismo y la segregación estaban en su apogeo. Ella recuerda que durante sus primeros años de vida recogió algodón y desgranó maíz.

La intensa discriminación contra los afroamericanos en el sur de Estados Unidos la llevó a mudarse a Carolina del Norte. Luego trabajó como cuidadora de una familia blanca antes de conseguir un trabajo como administradora escolar. Después de su jubilación, se mudó a Washington, D.C., y se estableció allí con su familia.

Cuando se le preguntó sobre el secreto de su longevidad y salud, Annie lo atribuye a su “obediencia al Señor”. Está viviendo al máximo su existencia, rodeada de todos los que la aman. Esto es algo que todos esperamos.

Sewell, la nieta Annie señaló que el progreso que se hizo hacia la igualdad durante la vida de su abuela fue bastante significativo.

Mientras Annie vislumbra un futuro maravilloso para su tataranieta, dijo: “Me gustaría que fuera amable y cariñosa y que haga lo que mamá diga”.

La familia también se ganó la admiración de los internautas, como escribió un usuario en Facebook: “¡Qué MARAVILLOSO! Que Dios bendiga a esta familia por recordar y honrar a la bisabuela de esta manera tan preciosa. ¡Encantador!”.

“Yo extraño a mi bisabuela, puedo sonar a chino, pero ella me enseñó a barajar y jugar a las cartas. Me leía la Biblia todos los días. Comíamos todo el pudín y la sandía que queríamos. Vivió lo suficiente para ver a tres bisnietos. Te queremos LouAnna Dinkins”, dijo otro.

Al final del día, podemos estar de acuerdo en que Annie merece todo el crédito por inculcar ese espíritu de unidad a través de todas las generaciones de su familia. Cuando la pequeña Olivia crezca, se dará cuenta de lo afortunada que fue de tenerla como su tatarabuela.

Mira el video a continuación:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS