“Esta lucha no va a acabar”: Peruanos rechazan cambio de Constitución tras proclamación de Castillo

Por Pachi Valencia
23 de Julio de 2021
Actualizado: 23 de Julio de 2021

Tras la proclamación del izquierdista radical Pedro Castillo como nuevo presidente del Perú, un grupo de ciudadanos salieron a las calles de Lima este viernes en defensa de la democracia y rechazando un posible cambio de Constitución.

Los peruanos y diversos colectivos se congregaron el viernes por la mañana frente al Palacio de Justicia, en un recorrido que se desplegó hasta el Congreso de la República, coreando consignas como “No al comunismo” y “No me da la gana vivir en dictadura como la venezolana”.

La mayoría de los manifestantes vistieron una capa negra, representando que “el Perú está de luto”, tras la victoria de Castillo–quien ha reafirmado en varias ocasiones su plan de cambiar la Constitución.

“Aquí estamos los demócratas y vamos a seguir en pie de lucha en defensa de nuestra Constitución, en defensa de la libertad y de la democracia del Perú”, dijo el organizador del evento, Andres Capelletti, a The Epoch Times, el 23 de julio.

Ciudadanos peruanos participan en “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)
Ciudadanos peruanos participan en “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)
Ciudadanos peruanos participan en “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)

“Esta lucha no va a acabar, hasta que al Sr. Pedro Castillo se le vaya las ganas de querer ponernos sus condiciones, porque el pueblo peruano merece respeto–y el respeto máximo que tenemos cada uno de nosotros es nuestra Constitución”, agregó.

Capelletti señaló que también piden a los nuevos congresistas elegidos para el periodo 2021-2026 que tengan su “cuota de poder” para generar un equilibrio en el futuro gobierno de Castillo. “Definitivamente podemos asumir que se nos viene una dictadura, y nosotros los demócratas no lo vamos a permitir”.

Este mismo viernes, los nuevos 130 congresistas peruanos juramentaron para el periodo de 5 años, tras casi un mes y medio de incertidumbre tras las múltiples impugnaciones electorales presentadas por la excandidata presidencial Keiko Fujimori ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Andrés Capelletti, uno de los organizadores de la manifestación ciudadana, la “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)

Se espera que el tema de enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo en las siguientes semanas sea convocar a una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución peruana promulgada en 1993 por el expresidente Alberto Fujimori. Durante la ceremonia del viernes, la mayoría de congresistas del partido izquierdista de Castillo, Perú Libre, juraron al cargo por una “nueva Constitución de todas las sangres”.

Por su parte, las bancadas de derecha como Fuerza Popular y Renovación Popular, manifestaron que defenderán la vigencia de la actual Constitución política.

Ahora, Castillo tiene apenas una semana para realizar la transferencia de poder con el actual gobierno transitorio de Francisco Sagasti, quien le entregará la banda presidencial el 28 de julio–día en que Perú celebrará los 200 años de su independencia.

Sin embargo, para el empresario Sergio Suárez que participó de la marcha ciudadana, la libertad y democracia están en riesgo a manos de un gobierno comunista, por lo que espera que el nuevo Parlamento haga una coalición democrática para enfrentarse al gobierno de Castillo.

“Espero que aquellos que votaron por el comunismo se den cuenta, y tomen conciencia, que no le han dado a Pedro Castillo un cheque en blanco–no”, dijo. “Esto les da la autoridad de poder fiscalizarlo y exigirle posteriormente”, agregó.

El empresario dijo que en el Perú, el comunismo representa solo el 0.5 por ciento del electorado; y que el 18 por ciento y 50 por ciento que posteriormente votaron por Castillo fue por rechazar un posible gobierno de Fujimori.

Sergio Suárez participa en la manifestación ciudadana, la “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)

“Eso no significa que el Perú sea comunista–fue el antivoto, y luego el resultado final que fue fraudulento”, dijo. “Esperemos que todos los ciudadanos a partir de ahora estemos expectantes y seamos fiscalizadores. Queremos democracia, no queremos comunismo, no queremos que se repitan experiencias extranjeras”.

“Ahora el Perú está de luto por este cambio siniestro que ha tomando. Estoy seguro que el 99.5 por ciento de peruanos no quiere el comunismo. Entiendo que ellos no querían a Keiko Fujimori–yo tampoco voté por ella en segunda vuelta–yo voté contra Pedro Castillo”.

Ciudadanos peruanos participan en “Gran Marcha por la Libertad y la Democracia” en Lima, Perú el 23 de julio de 2021. (Pachi Valencia/The Epoch Times)

Capelletti, uno de los organizadores, dijo que la actual situación del país no cambiará de un día para otro, pero que tiene que haber esperanza.

“Nosotros vamos a transmitir esperanza a través de nuestras luchas–que van a ser constantes, que van a ser pacíficas, y van a ser democráticas–porque la ley nos lo permite”, señaló, y dijo que el cambio de Constitución no es un tema fundamental para el país–el cual aún enfrenta una crisis sanitaria ocasionada por COVID-19, la enfermedad ocasionada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

“Cambiar la Constitución por un gobierno que pretende tener el poder absoluto en el estado, eso no es permisible, y por eso estamos aquí”, agregó.

Con información de EFE.

Siga a Pachi en Twitter: @pachivalencia


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS