Estados Unidos apoyó la decisión de Perú de retirar invitación a Maduro en la Cumbre de las Américas

Por Jesús de León
15 de Febrero de 2018 Actualizado: 15 de Febrero de 2018

El Departamento de Estado de EE. UU. apoyó por medio de un comunicado la decisión de Perú de retirar su invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para la próxima Cumbre de las Américas.

Para Estados Unidos, la exclusión de Maduro muestra el “alto estándar democrático” que requiere la participación en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima el 13 y 14 de abril, con la presencia de los gobernantes de los países de las Américas.

(Tuit de la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert, acerca del comunicado del Departamento de Estado)

La Ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Cayetana Aljovin, había comunicado el 13 de febrero que su país rechazó la presencia de Maduro en la VIII Cumbre de Las Américas.

En el comunicado Aljovin refirió que el Gobierno tomó la decisión ante el continuo y grave deterioro de las instituciones democráticas en Venezuela, y basándose en la Declaración de Quebec, adoptada en la III Cumbre de las Américas, en 2001:

“Cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado del Hemisferio constituye un obstáculo insuperable para la participación del Gobierno de dicho Estado en el proceso de Cumbres de las Américas”.

Además, en su comunicado, el Departamento de Estado de EE. UU. celebró la “firme declaración” del Grupo de Lima de exigir a Maduro un nuevo calendario electoral en rechazo a las elecciones presidenciales anunciadas por el oficialismo venezolano para el 22 de abril.

De esta manera EE. UU. se sumó al Grupo de Lima en su exigencia al Consejo Nacional Electoral (CNE) a fijar un nuevo calendario electoral en cumplimiento de lo estipulado en la Constitución de 1999 y en consulta con la Asamblea Nacional.

“Nuestro hemisferio se pronuncia con una única voz: las elecciones libres y justas en Venezuela deben incluir la plena participación de los partidos y los líderes políticos, un calendario electoral adecuado, observación internacional creíble y una autoridad electoral independiente”, dijo el Departamento de Estado, en total sincronía con lo expresado por el Grupo de Lima.

Asimismo, EE. UU. reiteró su compromiso compartido con las naciones del hemisferio, “de promover y defender la democracia, en consonancia con la Carta Democrática Interamericana”.

Estados Unidos va a acompañar a los países del hemisferio en su apoyo al “pueblo venezolano” y su “derecho a tener una voz en el gobierno”, por medio de elecciones libres, justas y con validación internacional.

Otros países de las Américas también se sumaron a la decisión del gobierno peruano de no dar la bienvenida a Maduro.

Lo hizo el gobierno de Canadá, a través de una declaración oficial el 14 de Febrero, y también Luis Videgaray, el Canciller de México.

TE RECOMENDAMOS