Estados Unidos: Censo 2020 ya no incluirá pregunta sobre la ciudadanía

Por Janita Kan - La Gran Época
03 de Julio de 2019 Actualizado: 12 de Julio de 2019

La administración de Trump dijo el 2 de julio que comenzarán a imprimir los formularios del censo 2020 sin la pregunta de la ciudadanía. Esto ocurre días después de que la Corte Suprema impidiera que se incluya en el cuestionario nacional.

El exabogado de la Casa Blanca de Obama, Daniel Jacobson, hizo el anuncio por primera vez en una publicación de Twitter el 2 de julio. Publicó una captura de pantalla de un correo electrónico de la abogada del Departamento de Justicia, Kate Bailey, confirmando la decisión de omitir la pregunta.

“Podemos confirmar que se tomó la decisión de imprimir el cuestionario del Censo Decenal 2020 sin la pregunta de la ciudadanía, y que la impresora recibió instrucciones de comenzar el proceso de impresión”, escribió Bailey en el correo electrónico.

La portavoz del Departamento de Justicia, Kelly Laco, le dijo a The Associated Press que “no habrá una pregunta de ciudadanía en el censo 2020”.

Mientras tanto, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo a Fox News en una declaración que estaba “totalmente en desacuerdo” con la Corte Suprema. Así mismo confirmó que el proceso de impresión de los formularios había comenzado.

“Respeto a la Corte Suprema, pero estoy totalmente en desacuerdo con la sentencia sobre mi decisión de restablecer la pregunta sobre la ciudadanía en el Censo 2020″, dijo Ross al medio de noticias.

“La Oficina del Censo ha comenzado el proceso de imprimir los cuestionarios decenales sin la pregunta. Mi enfoque, y el de la Oficina y el de todo el Departamento es realizar un censo completo y preciso”, agregó.

Así mismo, el presidente Donald Trump anunció en una publicación de Twitter el 27 de junio de que está tratando de retrasar el Censo 2020 luego de que el tribunal supremo rechazara las razones de la administración para restaurar la pregunta.

“Parece totalmente ridículo que nuestro gobierno, y de hecho el País, no pueda hacer una pregunta básica de Ciudadanía en un Censo muy costoso, detallado e importante, en este caso para el 2020. He preguntado a los abogados si pueden retrasar el Censo, sin importar cuánto tome, hasta que la Corte Suprema de los Estados Unidos reciba información adicional a partir de la cual pueda tomar una decisión final y decisiva sobre este asunto tan crítico”, dijo el presidente en respuesta a la sentencia del tribunal superior.

“¿Alguien realmente puede creer que, siendo un país tan grande, no podamos preguntar si alguien es un ciudadano o no? ¡Esto sólo pasa en Estados Unidos!”, agregó.

El 27 de junio, el juez presidente de la Corte Suprema. John Roberts se unió a cuatro liberales en la parte relevante del resultado. En su resolución (pdf), Roberts, quien fue el autor de la opinión mayoritaria, dijo que la razón del gobierno para agregar la pregunta era insuficiente y la describió como “más una distracción” que una explicación.

“A diferencia de un caso típico en el que una agencia puede tener razones tanto declaradas como no declaradas para tomar una decisión, aquí el razonamiento de aplicación de la Ley de Derecho al Voto, la única razón declarada, parece haber sido inventado”, escribió Roberts en la sentencia. “Se nos presenta, en otras palabras, con una explicación de la acción de la agencia que es incongruente con lo que el registro revela sobre las prioridades de la agencia y el proceso de toma de decisiones”.

Luego agregó que el tribunal “no puede ignorar la desconexión entre la decisión tomada y la explicación dada”.

“Después de todo, el requisito de explicación razonada de la ley administrativa está destinado a garantizar que las agencias ofrezcan justificaciones genuinas para decisiones importantes, razones que pueden ser examinadas por los tribunales y el público interesado”, dijo. “Aceptar razones falsas anularía el propósito de la organización. Para que la revisión judicial sea más que un ritual vacío, debe exigir algo mejor que la explicación ofrecida por la acción tomada en este caso”.

El tribunal envió el caso de vuelta al tribunal inferior para ser reconsiderado.

La Constitución exige que el Censo se recoja cada 10 años. Esta información recopilada del cuestionario ayuda a determinar la representación en el Congreso en función de sus poblaciones respectivas, así como la asignación de fondos del gobierno federal. Los Estados Unidos recolectó previamente información sobre el estado de ciudadanía de las personas desde 1820 hasta 1950.

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS