Estados Unidos investiga si el virus de Wuhan vino de un laboratorio en China

Por Zachary Stieber
16 de Abril de 2020
Actualizado: 16 de Abril de 2020

Estados Unidos está investigando si el virus del PCCh proviene de un laboratorio de alto nivel de la misma ciudad china donde apareció el año pasado.

El virus del PCCh (Partido Comunista Chino), es un nuevo coronavirus que se originó en Wuhan, una ciudad de unos 12 millones de habitantes, en 2019 antes de propagarse por todo el mundo. El virus también es conocido como el virus de Wuhan.

Altos funcionarios estadounidenses confirmaron esta semana que la inteligencia de EE.UU. está investigando si el laboratorio P4 de la ciudad, es la fuente del virus que causa la enfermedad que ha matado a decenas de miles de personas en todo el mundo.

Al preguntarle al presidente Donald Trump si las autoridades estadounidenses le han dicho si el virus probablemente se originó en el laboratorio, le dijo a los periodistas que “cada vez más, estamos escuchando esa historia”.

“Estamos haciendo un análisis muy completo de esta horrible situación acontecida”, dijo el miércoles durante la sesión informativa diaria de la Casa Blanca sobre el virus del PCCh en Washington.

Trump se negó a dar detalles de lo que habló con el líder chino Xi Jinping con respecto al laboratorio.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


El presidente Donald Trump durante la sesión informativa diaria sobre COVID-19 en la Rosaleda de la Casa Blanca en Washington, el 14 de abril de 2020. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

“Trabajando con diligencia”

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo durante una aparición en “The Story” de Fox News, más tarde ese mismo día, que el laboratorio se ubica cerca de donde comenzó el brote.

“Lo que sí sabemos es que sabemos que este virus se originó en Wuhan, China”, dijo Pompeo. “Sabemos que hay un Instituto de Virología de Wuhan a solo unos pocos kilómetros de donde estaba el mercado de mariscos. Todavía hay mucho que estudiar. El gobierno de los Estados Unidos está trabajando diligentemente para averiguarlo”.

China podría cooperar permitiendo a los científicos de todo el mundo ver “exactamente como surgió esto; exactamente como este virus comenzó a propagarse”.

“El gobierno chino tiene que ser transparente y tiene que rendir cuentas”, añadió. “Necesita explicar lo que pasó y por qué es el caso de que esa información no se hizo disponible abiertamente”.

El general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, dijo a los periodistas el martes que los funcionarios estadounidenses “se han interesado mucho” por el origen del virus y que el equipo de inteligencia lo ha analizado “con detenimiento”.

“Yo diría que en este momento, es inconcluso, aunque el peso de la evidencia parece indicarlo de forma natural, pero no lo sabemos con certeza”, dijo.

China sigue ocultando información sobre el virus, dijo el secretario de Defensa Mark Esper durante una aparición en Fox este miércoles. Esper se negó a comentar directamente sobre el informe de que el brote se originó en el laboratorio, pero añadió: “La mayoría de la gente cree que surgió de forma natural, era orgánico, si prefieren”.

“Creo que a su debido tiempo, una vez que atravesemos esta pandemia en la que estamos inmersos, habrá tiempo para mirar atrás y averiguar realmente lo que ocurrió y asegurarnos de tener una mejor perspectiva para poder prevenirlo en el futuro”, dijo.

La imagen del microscopio electrónico de barrido muestra al virus del PCCh (objetos redondos azules), el virus que causa el COVID-19, emergiendo de la superficie de las células cultivadas en el laboratorio. (NIAID-RML)

Documental

The Epoch Times estrenó un documental a principios de mes sobre el origen del virus de Wuhan. El reportero investigador, Joshua Philipp, encontró que la mayoría de los primeros pacientes en China no tenían ningún vínculo con el mercado de mariscos, un mercado de animales exóticos que los funcionarios comunistas han tratado de señalar como el punto de origen.

Philipp citó informes de revistas que mostraban una gran similitud entre el nuevo virus y dos virus muestreados en murciélagos por el ejército chino, y una proteína de espiga del SARS similar al SARS-CoV-2, o el virus del PCCh.

“Las fuertes similitudes de las proteínas S del SARS uno al SARS dos, son la clave. Eso es lo que lo conduce a través de las células humanas”, dijo Judy Mikovits, una bióloga molecular que anteriormente dirigió el Laboratorio de Mecanismos Antivirales en el Instituto Nacional del Cáncer, a The Epoch Times. “Esto es de nuevo evidencia de que no pudo salir del mercado de mariscos de Wuhan”.

Philipp también se centró en Shi Zhengli, una viróloga china que publicó cuatro trabajos sobre la investigación de la capacidad de transmisión del coronavirus a través de distintas especies, centrándose en la proteína de espiga.

La investigación “significaba que Shi Zhengli había desenterrado el camino que conducía a los coronavirus a los cuerpos humanos”, dijo Philipp. Shi fue subdirectora del Instituto de Virología de Wuhan hasta principios de este año, después de que comenzara la pandemia. Un alto funcionario del ejército asumió el control del laboratorio en febrero.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

Experto advierte que pacientes recuperados podrían seguir siendo contagiosos

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS