Estados Unidos no reconoce las elecciones de Venezuela ni a Nicolás Maduro como presidente

Por La Gran Época
21 de Mayo de 2018 Actualizado: 22 de Mayo de 2018

El líder del régimen socialista marxista de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció un nuevo mandato de seis años el domingo, en elecciones presidenciales consideradas por Estados Unidos una farsa que apunta a una dictadura.

Cuando Maduro juramentó el año pasado ante una Asamblea Constituyente ilegítima para propiciar estas elecciones, lo hizo evadiendo a la Asamblea Nacional que el pueblo eligió a fines de 2015, con mayoría en su contra. El gobierno de Donald Trump entonces denunció que el régimen solo busca “reescribir la constitución venezolana y disolver las instituciones estatales con acciones “inconstitucionales, antidemocráticas y corruptas”.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan, dijo al los periodistas el domingo 20 de mayo, que EE.UU. no reconoce el resultado de las elecciones presidenciales de Venezuela y que discutirá sobre el tema en una reunión del G20 en Buenos Aires, informó la agencia Reuters.

Donald Trump habló en julio pasado a través de la Casa Blanca sobre la situación en Venezuela y las intenciones del Maduro de perpetuarse en el poder por vías ilegítimas. El mandatario prometió que: “Estados Unidos no se quedará quieto mientras Venezuela se derrumba(…) Estados Unidos tomarán medidas económicas fuertes y rápidas”.

“Los Estados Unidos una vez más exigen elecciones libres y justas y están de pie con el pueblo de Venezuela en la búsqueda por restaurar a su país a una democracia plena y próspera”, dijo Trump.

“El presidente Maduro juramentó en esta Asamblea Constituyente ilegítima para afianzar aún más su dictadura, y continúa reforzando su control sobre el país”, dijo  a su vez el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin en septiembre de 2017. “La indiferencia de este régimen hacia la voluntad del pueblo venezolano es inaceptable y Estados Unidos los respaldará en oposición a la tiranía hasta que en Venezuela sea restablecida una democracia pacífica y próspera”.

Venezuela, un país definido años atrás por el Banco Mundial como un país “rico”, llegó a niveles récord de inflación, desnutrición y homicidios. El Gobierno de Trump emitió dos decretos de ley de sanciones contra líderes de la corrupción en Venezuela, uno el decreto 13808, el 25 de agosto de 2017 y otro el decreto 13827,  19 de marzo de 2018.

Además emitió ocho sanciones ejecutivas a las personas responsables.

Muachin advirtió que “el presidente Maduro diezmó la economía venezolana e impulsó una crisis humanitaria. En lugar de corregir el rumbo para evitar más catástrofes, el régimen de Maduro intenta eludir las sanciones a través de la moneda digital Petro, una estratagema que la Asamblea Nacional democráticamente electa de Venezuela ha denunciado y el Tesoro ha advertido a las personas estadounidenses que eviten”.

John Sullivan, dijo el domingo que el Gobierno de Trump está “asegurando de cumplir con nuestro objetivo, que es atacar a los funcionarios del régimen corrupto y no al pueblo de Venezuela”, según Reuters.

“No queremos dañar el país de una manera que sea difícil de reparar después de la restauración de la democracia”, manifestó el Subsecretario.

Trump además está considerando imponer sanciones petroleras al régimen, que Sullivan dijo son “un paso muy significativo”.

TE RECOMENDAMOS