Estados Unidos se retira formalmente del Tratado de Misiles con Rusia

Por Zachary Stieber
02 de Agosto de 2019 Actualizado: 02 de Agosto de 2019

Estados Unidos se retiró formalmente el 2 de agosto del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con Rusia.

Funcionarios estadounidenses advirtieron que se retirarían si Rusia no corregía las presuntas infracciones del tratado. El 2 de febrero, ambos países suspendieron sus obligaciones del pacto luego de que las discusiones sobre el tema resultaron infructuosas.

El presidente Donald Trump dijo en octubre de 2018 que Rusia no estaba cumpliendo con el tratado, incluido el incumplimiento de las solicitudes para destruir sus misiles balísticos 9M729, los cuales violaron el pacto, dijo Estados Unidos.

“Los Estados Unidos se ha adherido completamente al Tratado INF por más de 30 años, pero no nos quedaremos limitados por sus términos mientras Rusia tergiversa sus acciones”, dijo Trump en un comunicado emitido por la Casa Blanca. “No podemos ser el único país del mundo unilateralmente ligado a este tratado, o cualquier otro”.

En una declaración el viernes, el Departamento de Estado dijo que la retirada se debió “a la continua violación del tratado por parte de la Federación de Rusia”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Der.), y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, hablan durante la cumbre de líderes de la Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) en la ciudad vietnamita de Danang, el 11 de noviembre de 2017. (Crédito de Jorge Silva / AFP / Getty Images)
BRUSELAS, BÉLGICA: El Secretario General de la OTAN , Jens Stoltenberg, da un discurso durante una conferencia de prensa después de la reunión extraordinaria debido a la demanda de Turquía por los ataques últimamente terroristas. Foto:Dursun Aydemir/Getty Images

“Rusia no pudo volver al cumplimiento total y verificado a través de la destrucción de su sistema de misiles no compatible: el misil de crucero de alcance intermedio SSC-8 o 9M729 lanzado desde tierra”, agregó.

Según el departamento estadounidense, Rusia a mediados de la década de 2000 comenzó a desarrollar, producir y probar múltiples batallones de misiles que, según los Estados Unidos, no cumplen. Funcionarios estadounidenses expresaron preocupación con Rusia en 2013.

“Posteriormente, Rusia rechazó sistemáticamente seis años de esfuerzos de los Estados Unidos para buscar el retorno de Rusia al cumplimiento”, dijo el departamento en el comunicado.

Misiles balísticos rusos Yars RS-24 pasan por la Plaza Roja durante el desfile militar del Día de la Victoria en el centro de Moscú el 9 de mayo de 2019. (Alexander Nemenov/AFP/Getty Images)

“Con el pleno apoyo de nuestros aliados de la OTAN, los Estados Unidos ha determinado que Rusia está en violación material del tratado, y posteriormente ha suspendido nuestras obligaciones en virtud del tratado. En los últimos seis meses, Estados Unidos brindó a Rusia una oportunidad final para corregir su incumplimiento. Como lo ha hecho durante muchos años, Rusia eligió mantener su misil no conforme en lugar de volver a cumplir con sus obligaciones convencionales”.

La OTAN emitió un comunicado el 1 de febrero respaldando la decisión de Estados Unidos.

“A menos que Rusia cumpla con sus obligaciones del Tratado INF a través de la destrucción verificable de todos sus sistemas 9M729, volviendo así al cumplimiento total y verificable antes de que la retirada de EE.UU. entre en vigencia en seis meses, Rusia tendrá la responsabilidad exclusiva del fin del Tratado”, declaró la OTAN.

Rusia dijo el viernes que solicitó a Estados Unidos una moratoria sobre el despliegue de misiles nucleares de corto y medio alcance en Europa, informó Reuters.

Funcionarios del Ministerio de Defensa ruso muestran el misil de crucero 9M729 de Rusia en el Parque Patriota militar en las afueras de Moscú el 23 de enero de 2019. (Vasily Maximov/AFP/Getty Images)

“Hemos propuesto a los Estados Unidos y a otros países de la OTAN que evalúen la posibilidad de declarar el mismo tipo de moratoria sobre el despliegue de misiles de corto e intermedio alcance, como nuestros”, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, citado por la agencia de noticias TASS.

El presidente Vladimir Putin dijo que Rusia no quiere una carrera armamentista y prometió que no desplegaría misiles a menos que Estados Unidos lo hiciera primero.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la solicitud de moratoria “no era una oferta creíble” y alegó que Rusia sigue construyendo misiles.

“No hay nuevos misiles estadounidenses, ni nuevos misiles de la OTAN en Europa, pero hay cada vez más misiles rusos nuevos”, dijo.

El jueves, Trump dijo que estaba abierto a negociaciones. “Veremos qué sucede”, dijo a los periodistas. “Diré que a Rusia le gustaría hacer algo en un tratado nuclear y eso está bien para mí. Les gustaría hacer algo y a mí también”.

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS